Archivo | enero 2020

El nuevo directorio del ENaCom tuvo su primera reunión

Con la presidencia de Claudio Ambrosini se llevó a cabo la primera reunión del nuevo Directorio del Ente Nacional de Comunicaciones (ENaCom) en la que se afirmó que en la nueva gestión se hará hincapié en el aumento de la conectividad, la promoción de la industria nacional vinculada a las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TICs) y la generación de contenidos.

Al respecto, el titular de ENaCom sostuvo que “Argentina precisa desplegar la infraestructura de telecomunicaciones necesaria para aumentar su productividad, generar trabajo genuino, de calidad y exportar capacidad”. Y agregó: “debemos aumentar la velocidad de gestión y generar resultados concretos en el aumento de la conectividad, la promoción de las industrias TIC nacionales y facilitar la generación de contenidos de todo tipo”.

De la primera reunión del Directorio de ENaCom también participaron los directores Gustavo López, Gonzalo Quilodrán y Miguel Ángel Giubergia. Allí, además de comenzar a trazar la estrategia de gestión y abordar las prioridades, se aprobaron Aportes No Reembolsables (ANR) para llevar conectividad a localidades del interior, así como expedientes de licencias que esperaban tratamiento.

Tanto el ENaCom, la Subsecretaría de Telecomunicaciones, a cargo de Martín Olmos, y ARSAT, bajo el mando de Pablo Tognetti, deberán articular sus responsabilidades a fin de alcanzar esas metas. Estos organismos reportarán, a su vez, a la Secretaría de Innovación Pública, liderada por Micaela Sánchez Malcolm, quien responde de manera directa a la jefatura de Gabinete de Ministros que comanda Santiago Cafiero.

Radios comunitarias, pluralismo y políticas públicas

Las radios comunitarias, cooperativas, ciudadanas son parte de una realidad efectiva en el mapa comunicacional desde hace alrededor de tres décadas. A fines de los años ochenta cuando los partidos políticos atravesaban una crisis de representación (una de las tantas desde la recuperación democrática hasta el “que se vayan todos” de 2001) surgieron cientos de medios alternativos que además de ser espacios de comunicación fueron lugar de encuentro para una militancia que se propuso hacer política desde organizaciones no tradicionales.

A partir de esa explosión de medios que cubrieron todo el territorio nacional y desde una práctica autónoma y asociativa, miles de comunicadorxs sentaron las bases para el debate que derivó en la ley de servicios de comunicación audiovisual (LSCA) en 2009.

La ley cambió el paradigma de una comunicación como negocio a una como derecho humano e intentó regular sobre las posiciones dominantes de los grupos concentrados. Reconoció también reconoció a las radios y televisoras comunitarias, les reservó un tercio del espectro, creó un fondo de fomento y abrió concursos diferenciados para otorgar licencias.

En los primeros años de vigencia de la LSCA se dieron pasos significativos para afianzar la legalidad de esos medios y acompañar el surgimiento de nuevos (por ejemplo los gestionados por pueblos originarios). Quedaron cosas por hacer, pero lo que vendría iba a ser peor, mucho peor.

Durante el gobierno macrista hubo un claro retroceso. La LSCA fue desguazada para favorecer los negocios de los grupos concentrados y se gubernamentalizó el organismo regulador Enacom. En lo referente a medios comunitarios se desarticularon varias líneas de trabajo que los tenían como principales destinatarios. Se burocratizaron los concursos de fondos de fomento y se subejecutaron las partidas destinadas a las radios sin fines de lucro. Se desarticuló el Consejo Federal de Comunicación Audiovisual donde las redes de medios comunitarios tenían representación para llevar reclamos y propuestas. Se intervino la Defensoría del Público hasta paralizar su trabajo.

Las radios y los canales comunitarios (a los que se pueden sumar diversas experiencias surgidas en los últimos años como medios sindicales, televisoras cooperativas y radios on line) cumplieron un papel fundamental en la disputa por la agenda y por la construcción de sentido durante en el periodo 2015/2019. Resistieron sin apoyo por parte del Estado y soportaron persecución y políticas de vaciamiento. En muchos casos, sobre todo en los territorios alejados del centro, cubrieron el vacío que los medios públicos (abandonados por el macrismo hasta achicarlos a su mínima expresión) fueron dejando vacantes. Fueron estos medios los que defendieron el pluralismo, garantizando aire a voces y temas que fueron censurados en los medios comerciales cada vez más uniformes y en los medios públicos vaciados de trabajadores y contenidos.

Esos medios comunitarios con proyectos políticos claros y de propiedad social demostraron tener más vigencia e incidencia que algunos medios creados por empresarios oportunistas que una vez que dejaron de recibir pauta oficial se fugaron dejando un tendal de trabajadores desocupados. Medios que por tener altos niveles de reconocimiento y legitimidad en sus comunidades lograron ser sostenibles más allá del apoyo económico del gobierno de turno. Radios y televisoras que mueven la aguja en las comunidades aunque algún que otro burócrata deslumbrado con los medios mainstream (moda dominante) no termine de entender ese tipo de construcción alternativa.

Esos medios requieren que el Estado los incluya en sus políticas públicas reconociendo el trabajo que desarrollan.

Autoridades recién asumidas en los organismos de la Comunicación expresaron la necesidad de contar con una nueva ley de servicios audiovisuales que incluya a la denominada comunicación convergente tomando como piso a los principales postulados de la LSCA. El paradigma de derechos expresados en esa ley -que ya cumplió diez años- es una base sólida desde la cual se puede actualizar una nueva norma que debe ratificar la legalidad de los medios del tercer sector (junto con los públicos y los comerciales).

Todavía estamos en tiempo de designaciones y luego vendrá el tiempo de los planes de trabajo. Es deseable que el sector de medios comunitarios tenga interlocutorxs en la gestión pública que conozcan su realidad y valoren el rol clave que estos medios tienen en la construcción de una agenda ciudadana, en la democratización de la comunicación, en la creación de espacios locales en los que se defiende y promueven culturas diversas, otras lenguas, otras noticias, otros protagonistas, otras voces.

Otro aire es fundamental para garantizar el pluralismo y debe ser acompañado por políticas públicas acordes.

Los medios comunitarios merecen espacios de participación para tomar decisiones. Ojalá no se pierda esta oportunidad de integrar a un sector de la comunicación que solo reclama su derecho a existir y crecer. Ojalá.

*Fundador de FM La Tribu y docente en Ciencias de la Comunicación UBA

Extraído de la Agencia TelAm

Funcionarios de Cambiemos cobrarían discrecionales cifras en negro en Radio Provincia

Un nuevo manto de sospecha cubre la gestión de Cambiemos en la emisora insignia de la radiofonía bonaerense, la Radio Provincia, ya que una denuncia interna –a la que accedió ANDigital– asegura que allí se pagan montos en negro para empleados jerárquicos, una práctica habitual durante la gestión anterior pero que estaría teniendo su correlato en la actualidad, ya con la gestión del Frente de Todos.
Es que si bien hubo un cambio de mando con las asunciones de Axel Kicillof en la Gobernación; Jesica Rey en el Ministerio de Comunicación Pública, y Marcelo Figueras en la emisora, segundas y terceras líneas de la Radio se han mantenido en sus cargos –así como en la mayoría de las dependencias bonaerenses–, en una especie de ratificación no escrita que perduraría hasta inicios de marzo venidero.
En rigor, esta execrable práctica implica el pago de entre $ 3.000 y 5.000 a funcionarios y trabajadores críticos de la gestión anterior, algo que se extendió durante los últimos 4 años, pero que aparentemente continúa e incluso pretende ampliarse: a otros trabajadores se les extendió la propuesta de engrosar aquel grupo de privilegiados que reciben el dinero.
¿Dádiva? ¿Sobresueldo propio de aquella vieja idea macrista de entender a la provincia como un “premio consuelo”, dado los bajos salarios y la constante problemática que lleva aparejado el distrito más grande del país, en contraposición a la comodidad que presentan la Nación o la Ciudad?
La realidad es que un grupo de directores de línea, con acceso directo a los recursos del Ministerio de Comunicación Pública, al que la Radio Provincia pertenece, abonarían esos montos –que no conforman viático ni hora extra alguna– con puntualidad suiza: el quinto día hábil de cada mes, y en la mano.
Ese “nuevo” grupo de cinco trabajadores que recibió la propuesta, y que no aceptó, son profundamente críticos de la gestión en la emisora, incluso aseguraron que los mismos que pagan “montos extra”, y que ahora proponen hacer extensivo ese dinero, “son los que confeccionaron la lista con los 35 trabajadores a quienes inconstitucionalmente se les retuvo el sueldo en junio del 2016, y se les envió un telegrama para presentarse en el lugar de trabajo, un modo de caracterizarlos de ñoquis, aunque paradójicamente estaban saliendo al aire el mismo día de la notificación”.
Mientras tanto, la Radio sigue en un camino de desvalorización, cuyo punto más álgido está claro en una realidad innegable: desde hace más de un año sus transmisiones son vía streaming; es decir, en el 1270 del dial AM es imposible encontrarla, puesto que no se han hecho las refacciones necesarias para que ello ocurra.
“Modificar la carrera administrativa, fortalecer la Radio pública, ponderar el rol de los medios de comunicación provinciales y redefinir el rol del Estado en la comunicación pública”, sostuvieron los trabajadores de la Radio que se negaron a recibir el dinero como los ejes principales de la transformación necesaria en el medio, tan caro a la idiosincracia bonaerense.
Extraído de ANDigital

Rosario Lufrano: “No queremos tener una mirada porteñocéntrica”

“Estamos viviendo días muy intensos. Sabíamos que había mucha expectativa, pero cuando esta semana fuimos a recorrer Radio Nacional y la TV Pública, para abrazar a sus trabajadores, nunca nos imaginamos que nos íbamos a encontrar con tanta emoción de parte de la gente”. Las palabras de Rosario Lufrano, la periodista que esta semana asumió formalmente la presidencia de Radio y Televisión Argentina, pone en evidencia la situación que atravesaron los trabajadores de la TV Pública y Radio Nacional en los últimos cuatro años. La política de ajuste y abandono de los medios públicos no solo afectó productiva y profesionalmente a los trabajadores, sino que también tuvo una consecuencia humana que la nueva gestión buscará remediar. “Queremos que los medios públicos se pongan en marcha, que todos los trabajadores puedan trabajar”, subraya Lufrano a Página/12, en una entrevista en la que anticipa los lineamientos de su gestión, adelanta su idea de crear una productora de contenido dos estatal y reflexiona sobre el rol que tiene la TV Pública, Radio Nacional y sus 49 emisoras provinciales en la era de las “fake news”.

Directora ejecutiva de la TV Pública entre mayo de 2006 y julio de 2008, cuando presentó su renuncia tras el alejamiento del gobierno de Alberto Fernández -por entonces jefe de gabinete de Néstor Kirchner-, Lufrano vuelve a transitar los pasillos del canal pero como presidenta de RTA. La periodista señala que, pese al paso de los años, hay un puente entre aquel pasado y este presente.

“En mi anterior paso por la TV Pública -recuerda Lufrano- también hubo que recomponer el vínculo emocional, porque ser trabajador de Canal 7 daba vergüenza. No se querían poner el chaleco estampado con Canal 7. ¿Por qué? Porque era tal el abandono del lugar en esos años, tanto lo que se había destrozado… Las cámaras que habían eran las viejas Bosch que se habían comprado para el Mundial 78, que en 2007 mostraban de color marrón las camisas que eran azules… ¡No quería venir a trabajar ninguna mujer! Esas cámaras te hacían 20 años más vieja. La decisión política de Kirchner y Fernández fue la de poner en valor los medios públicos. Y eso significaba dinero, porque hubo que renovarlo tecnológicamente. Y paralelamente se trabajó el concepto de “la Televisión Pública” para darle un sentido a lo público, un contenido. En la pantalla se reconoció ese concepto y a los trabajadores empezó a darles orgullo ponerse el chaleco. Ya no daba vergüenza. La mayor prueba de eso es que no hay muchos ex directores que puedan volver a entrar al canal. Hoy volvemos a encarar un proceso de recuperación artística y humana”.

¿Cuáles será los ejes de esa nueva etapa?
La base de donde partimos es contundente: hubo mucho deterioro, maltrato, el no trabajo… Hay sectores del canal abandonados ediliciamente: si llevo a alguien con los ojos vendados a ciertos lugares y lo dejo ahí, cuando abre los ojos no sabe en qué parte del mundo está. Hay trabajadores que me contaron que de todo el turno trabajan solo una hora. No porque no quieran, sino porque no tenían trabajo asignado. Y eso pasa en muchas áreas: vestuario, maquillaje, peinado… No tienen nada que hacer. Nuestra idea es que la fábrica audiovisual trabaje. Y que nuestros trabajadores tengan qué hacer. Queremos darle mucha importancia a los trabajadores del canal y de la radio. Muchos fueron desplazados. Esto es algo que se repite en la historia de Canal 7. Tanto para las radios como para el canal, nuestra gestión tendrá mucha impronta con nuestros trabajadores, darles trabajo y respeto. Y tendrá los lineamientos del discurso de Alberto Fernández.

¿El del 10 de diciembre?

Sí, me gustó mucho. Hizo un recorrido de temas: plantea la necesidad de luchar contra la pobreza y el hambre; fortalecer la economía para que la industria se recupere, para que el consumo exista, para que el trabajador tenga plata en el bolisllo y para que la Pyme salga de la siuación en la que se encuentra; encarar la deuda; reforma judicial, intervenir la AFI; nunca más los sótanos de la democracia; derecho de las mujeres y cambio climático. Ese recorrido del presidente es Política de Estado. Estoy convencida que esa política de Estado tiene que estar expresada en los medios públicos. Y ese es nuestro objetivo. Eso no quiere decir que sea aburrido, tedioso… Tiene que ser entretenido, te tengo que informar, te tengo que formar, porque otra base será la revolución del conocimiento. Ojalá tengamos la inteligencia de darle forma entretenida, para que los contenidos televisovs o radiales capten la atención de la ciudadanía.

Todos los flamantes directores ponen como modelo a la BBC. Muchos, tal vez, sin tener idea cómo se financia y cómo se administra…
Yo también hablo de la BBC, pero no por cómo se financia, sino porque si salgo a la calle y digo RTA, nadie sabe qué es. Un amigo me preguntó si RTA era una línea de trenes. Uno de los objetivos es que se sepa qué es RTA, que tenga brillo, prestigio y que se tenga dimensión de todo lo que se hace. Quizás no se llame más RTA, porque quiero hacer una productora de contenidos audiovisuales.

¿Eso significa que evalúan cambiar el organigrama y las competencias de la sociedad?
RTA tiene actualmente dos unidades de negocios: Radio Nacional y la Televisión Pública. Quiero crear una tercera unidad de negocios, que sea la productora de contenidos audiovisuales, que incluso busquen la posibilidad de exportarse. Tenemos mucho recurso humano y talento, y poca plata. Hay que generarla. También haremos alianzas estratégicas. Ahora viajo a Madrid para tener una reunión con Radio y Televisión Española. Generaremos alianzas, aportes de capitales para la producción… Le encontraremos la forma de que se pueda generar trabajo desde acá, también.

¿Serán alianzas solo con medios públicos, o también privados?
Se pueden hacer con medios públicos como privados. Empezamos por RTVE porque nos unen lazos históricos, culturales, idiomáticos y hasta de objetivos de gestión. Esa es una construcción. No es algo que se va a dar de manera inmediata. Pero creo que los medios públicos argentinos tienen que poder producir materiales de calidad y de interés internacional. De hecho, nosotros estamos produciendo una serie documental que todavía no puedo decir de qué va, que tiene el nivel de la serie de Netflix sobre Nisman. ¿Por qué la agenda te la impone Estados Unidos a través de sus plataformas? Y todos la vemos y decimos “qué lindo”. Nosotros estamos en condiciones de hacer eso.

¿Y por qué no se hizo?
Porque son decisiones. El gobierno anterior privatizó el mensaje. No interesaba que el mensaje saliera desde los medios públicos. Se difundía por otras vías. Y se les ponía plata para que eso sucediera. Se manejó la comunicación con una planilla Excel, como tantas otras áreas. “Hay que ajustar…”, “esto no cierra…”, “para qué tanta gente…”. La prueba fue TelAm, que salió mal, pero que probablemente hubiera continuado en RTA. Hay una filosofía que tiene que ver sobre cómo cada gestión entiende al Estado, qué tiene qué hacer el Estado. Desde el 10 de diciembre se piensa de otra manera el Estado. Se terminaron esos cuatro años.

¿Qué rol deben tener los medios públicos en el ecosistema mediático argentino? ¿Un rol secundario o competitivo?
¿Te referís al rating?

Al rating, a la información y a la producción de contenidos.
Nosotros tenemos que tener nuestra agenda. La Televisión Pública, Radio Nacional y TelAm van a trabajar en conjunto. Los tres gerentes de noticias están comunicados todos los días para saber cuál es la agenda. Siempre digo que los periodistas estamos muy acostumbrados a seguir la agenda que imponen los grandes medios. Y todos hacemos la misma nota. Los medios públicos deben tener su propia agenda. Y es interesante la agenda. Uno se da cuenta cuando pasan cosas en la calle. Cuando las mujeres salimos a la calle a defender un tema que no es agenda, se vuelve agenda. ¿Cómo no vamos a poder hacer agenda desde los medios públicos?

Hay que modificar hábitos de consumo pero también del circuito informativo, producir notas interesantes y de calidad…
Ninguna cosa va a pasar mañana. Pero esos son los objetivos de trabajo.

Esa agenda, que se enmarca dentro de los lineamientos que dio el presidente el 10 de diciembre, ¿obedece al registro informativo o también se extenderá al resto de los géneros?
Esa agenda cruzará todos los géneros. Desde la radio, por ejemplo, para su centenario el 27 de agosto, queremos hacer un gran evento. Ya estamos trabajando un documental sobre los 100 años de la radiofonía argentina. Y también desde Nacional estamos encarando un documental sobre espionaje ilegal en Argentina. Esos son los dos grandes temas de producción radiofónica de este año. Ojalá podamos replicarlos en lo visual, desde la TV Pública. Y después tenemos otros eventos deportivos importantes: eliminatorias del Mundial de Qatar, la Copa América y los Juegos Olímpicos de Tokio.

La LSCA estipulaba que los eventos deportivos de interés relevante debían ser transmitidos gratuitamente por la pantalla pública. Cambiemos dejó de aplicar esa potestad, limitándola a los partidos de la Selección de fútbol. ¿Están pensando en recuperar ese articulado de la ley?
Lo que vamos a hacer es lo que hicimos en la anterior etapa: donde haya una camiseta argentina estarán los medios públicos. Queremos acompañar a nuestros deportistas, dentro de todo lo que se pueda. Vamos a trabajar en ese sentido. Sí destaco que tenemos un presupuesto muy acotado. Tenemos el mismo presupuesto que el año pasado, como tiene todo el país.

¿Los medios públicos van a tener el mismo presupuesto que en 2019, que fue el mismo que en 2018?
Sí. Con todas las devaluaciones y la inflación que se acumuló. El Estado argentino tiene el mismo. Cuando el presidente mande al Congreso una nueva Ley de Presupuesto y se apruebe, quizás tengamos otros números. Pero hoy es nuestra realidad.

¿Va a haber producción de ficción?
Vamos a tener la cuarta temporada de El marginal, que es un ciclo que nos viene de Contenidos Públicos. Y queremos que Pedro Saborido y Diego Capusotto vuelvan a la TV Pública. Ya están trabajando en algunos proyectos. Y hay alguna otra línea de ficción.

¿Qué va a pasar con las coproducciones, que en Cambiemos crecieron exponencialmente hacia el final de la gestión?
Nuestra idea es producir en el canal todo lo que se pueda. Hay proyectos que vienen de afuera, pero podemos hacerlas dentro del canal.

El sector informativo fue uno de los más golpeados, tanto en la radio como en la TV Pública. El más evidente fue la eliminación de los noticieros durante el fin de semana…
En la radio había palabras que no se podían pronunciar, como “Patria”. Y eliminaron los noticieros el fin de semana. Eso es porque estaba privatizado el mensaje. ¿Para qué necesitabas informar? Eso era un gasto. Te asegurás que el mensaje vaya por otro lado. A nadie le interesaban los medios públicos. Eran un estorbo.

¿Cree que la gestión anterior tuvo la política premeditada de abandonarlos para, en una segunda etapa, cerrarlos?
Quizás el objetivo último fuera ese. La prueba con TelAm lo muestra. O por lo menos achicarlos a su mínima expresión.

¿Va a volver el servicio informativo de los fines de semana?
Nuestra idea es que puedan volver. No va a ser de un día para otro. Tiene que ver con los costos, con qué números nos vamos a encontrar. Lo qué sí puedo asegurar es que en los noticieros va a trabajar el personal de planta, que habían sido totalmente desplazados.

En 2019 todos los conductores de las distintas ediciones de noticias de la TV Pública eran contratados. ¿Eso va a volver a ocurrir?
Eran todos de afuera, contratados. Nuestra idea es que haya fuerte presencia de los compañeros del canal.

Radio Nacional tiene 49 emisoras. El gobierno anterior tomó al decisión de que se retransmitiera la programación porteña en las FM provinciales, que son las que mejor se escuchan en las capitales provinciales. ¿Se va a mantener esa decisión?
La idea es que haya producción propia en cada emisora. Tenemos que hacer un recorrido para ver cómo están las emisoras, porque no están todas iguales. Algunas están muy mal, otras están bastante bien, unas cuantas regulares. Nuestra idea es que haya producción local. Si después quieren tomar programación de otro lugar, por supuesto. ¿Qué le importa al santiagueño, al fueguino o al jujeño que hubo un accidente en la 9 de Julio?

¿Cómo entiende usted a los medios públicos?
Hay que tratar de entender que los medios medios públicos son del Estado y no del gobierno. Se que es una línea finita y discutible…

¿Cuál es su posición?
El gobierno administra el Estado, que a su vez tiene medios públicos para difundir el mensaje que quiere difundir. Si vos hacés política pública y no hacés el interés del funcionario… Porque el problema es cuando el funcionario cree que es el dueño. Si el funcionario cree que es el dueño, ya tenemos un problema. Si el funcionario en cambio cree que el medio público es la herramienta que el Estado tiene para llegar a los ciudadanos, a todos, y decirles qué es lo que se está haciendo y cómo se lo está haciendo, explicarlo, me parece bienvenido. ¿En qué lugar el funcionario que administra el Estado puede sentarse para que diga qué está haciendo y cómo lo está haciendo? No te dejan. Un cachito, un ratito, un poquito, un pedacito, para después poder hablar de los temas que les interesan a ellos.

Es respetable, cada medio tiene su línea editorial
Hay una línea editorial con un interés para defender. Desde este lado, también. ¿O qué? ¿Los medios públicos no tienen una línea editorial? ¿No tienen cosas para defender? ¿Por qué la mirada esa puesta solamente acá? ¿Por qué si se termina un contrato es una especie de censura? Los contratos se terminan y los de los conductores no son puestos vitalicios. Si no, el que viene a programar la radio o la TV no tiene posibilidad de programar nada. Cuando se termina un contrato la empresa tiene el derecho de renovarlo o no, porque cambiamos el objetivo o buscamos otras cosas…

¿En su anterior gestión le pasó de algún funcionario que quiso adueñarse de los medios?
No. Trabajar con Alberto Fernández fue un placer. Es una persona que escucha. Podrá decirte a veces que no está de acuerdo con algo y vos defender tu posición. Alguna vez le he dicho “estás equivocado, no es así”, por tal o cual motivo. Y después tomará la decisión que crea conveniente. Pero es un hombre que escucha y que deja hacer. Yo creo que él confía en la persona que elige y la deja trabajar. No es que pone a alguien para ver cómo la controla y la rodea. Si no sería muy esquizofrénico, ¿no?

¿Y qué lugar tendrán los opositores al gobierno, o a sus políticas, en los medios públicos?
Como siempre, serán invitados todos. Espero que esta vez no pase, pero ya nos ha pasado en otras oportunidades, que cuando se los invita a Canal 7 no vienen.

Hay que cambiar eso
Es un prejuicio que tiene el otro. No sé si además de mi trabajo tengo que ver cómo hago para desarmarle el prejuicio al otro. ¿Qué más que la pantalla para que vengan a hablar y a decir lo que quieran? Nos ha pasado siempre. A muchos los llamás y no vienen. Se les ofrece un móvil, dicen que están ocupados y ese mismo día después aparecen en otras pantallas. Evidentemente tenemos un déficit, en general, de nuestra dirigencia. Política, empresaria, sindical… la que vos quieras. Se elige con quién se habla.

En campaña, Alberto Fernández sorprendió porque fue a todos los medios
A todos les cuesta. Alberto Fernández fue la excepción.

Por un lado, deberían ser invitados todas las expresiones democráticas, y por otro, los dirigentes deberían ir a los medios públicos. Eso mejoraría al sistema estatal
Sí, pero al menos en mi anterior experiencia, se los invitaba pero no venían. Por un momento pensé en, programa por programa, hacer la lista de los invitados a los que llamábamos y no venían. Después aparecen los “poderes ciudadanos” que te piden informes de por qué Fulano nunca estuvo acá. Y es porque lo invitamos 30 veces y no vino. Tiene su derecho a decir “no voy, me siento en donde me gusta”, qué sé yo.

¿Qué cosas no pueden pasar en los medios públicos?
Yo no me meto en la vida privada de la gente ni hago escraches a otros colegas ni mido según dónde trabajás.

¿Y esa línea va bajar a los medios públicos?
Acá no va a haber persecución a nadie ni se harán escraches. Cada uno trabaja donde puede trabajar. Lo que nunca va pasar es que vamos a mentir. Y si alguna vez sale una información que no es correcta es porque nos comimos el amague dando una información que creíamos que era y no era. No creo en los escraches ni en analizar la vida privada de las personas.

En la era de las fake news, ¿el rol de los medios públicos con la información recobra relevancia?
Se trabajó mucho en ese sentido. La Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual fue un avance. Una Ley que ahora está machucada…. Pero que ayudó mucho. Es correcto que todos sepan quién es quién.

El debate alrededor de la LSCA ayudó más en la sociedad que en la regulación
Exactamente. Hubo que dar una batalla cultural. Se ayudó mucho para discernir quién es quién. Los medios de comunicación tienen dueños, los dueños representan intereses, los dueños te titulan la realidad y aveces uno lee y sabe que no es cierto, que no fue así. Y si lo aclaran es en la página 45, no lo lee nadie y el mensaje ya se instaló y la gente lo repite. “Se robaron dos PBI”: ¿dónde está comprobado que haya sido así? ¿Qué juez dijo con su sentencia un haya sido así?

El juez mediático…
Ninguno. Pero hay comunicadores que lo dicen todos los días. O piden desde la pantalla que Fulano o Mengano a vayan preso. Y después uno se encuentra en el asado del domingo con amigos que te dicen que “se robaron dos PBI”. Y lo dicen porque vieron en la tele o lo escucharon en la radio o lo leyeron. Desarmar eso es un trabajo enorme. Es una batalla que hay que dar. Pero que hay que darla. Quizás fracasamos, quizás nunca se note, pero hay que decir las cosas como son. Cuando hablemos de que alguien está involucrada en alguna causa, será porque lo dice un expediente judicial, ya sea porque fue imputado, procesado o elevado a juicio por tal cosa. No vamos a decir que Fulano tiene que ir preso. Todos somos inocentes hasta que se demuestre lo contrario. Instalar mediáticamente que alguien es culpable me parece una canallada.

Los ataques de la prensa macrista
Esta semana, la ex Ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, tuiteó que volvía “el relato bancado con fondos públicos”, citando una nota del diario Clarín que señalaba el “discurso militante” de Lufrano, por haber agradecido a los trabajadores los cuatro años de “resistencia”. También aparecieron varios artículos en el diario La Nación en la misma línea. La flamante presidenta de RTA defiende su posición. “Antes de asumir -cuenta Lufrano- tuve un cruce con Mercedes Ninci en el programa Debo decir en el que la periodista me preguntaba casi a los gritos si volvía 678, “porque lo bancábamos nosotros con nuestros impuestos”. Contesté que es un fuerte desconocimiento de la cantidad de dinero que pone el Estado a todos los medios. La pauta estatal que reciben los medios privados, más grandes y más chicos, sean de gráfica, radio o televisión, sale del mismo presupuesto donde tiene los fondos los medios públicos. Por lo tanto, los impuestos de los ciudadanos bancan el relato de las empresas privadas, que tiene su relato construido en base a lo que les parece que tienen que mostrar, defendiendo los intereses que les parece que tienen que defender… Así que los relatos, unos y otros, en todo caso, están construidos con el dinero de todos los ciudadanos argentinos. Esa parte no te la cuentan, por lo que ya hay ahí un relato mentiroso”.

Lufrano sostiene, además, que el Estado no debe abandonar sus obligaciones en los medios públicos. “La TV Pública es el único canal estatal y Nacional la única radio estatal, por lo que si el Estado abandona sus obligaciones, pregunto qué chances tiene la ciudadanía de escuchar una cosa diferente a los relatos que casi son idénticos del resto de los medios privados, que también financia el Estado. Los medios públicos también recaudan con pauta privada. Hay eventos que el Estado puede ganar (como los deportivos) y otros en los que sale empatado (como actualmente pasa con los festivales). Nosotros pensamos los medios públicos como una inversión, mientras que otros lo sienten como un gasto. Me gustaría preguntarle a la ministra a qué relato se refiere. ¿O el gobierno de la ex ministra Bullrich no tuvo un relato sostenido con la plata de todos los ciudadanos argentinos, con la cantidad de dinero en pauta que se puso en todos los medios?”, se pregunta.

La idea del federalismo
Una de las banderas que flamean todos los directivos que llegan a los medios públicos es la del “federalismo”. Una intención que, por lo general, se declama más que la que se pone en práctica. ¿Cuál será idea de la actual gestión? “Nosotros hicimos federalismo en la etapa anterior. Hicimos Estudio país, con Beto Badía, en el que cada provincia tenía un representante y recorríamos todo el país”, recuerda Lufrano. La funcionaria subraya que el Cocineros argentinos encabezará esa política en la TV Pública, aunque adaptándose a la realidad argentina. “Queremos que Cocineros argentinos, que es un ciclo que funcionó muy bien, sea el ciclo que recorra el país”, detalla. “Incluso que no sea solamente de cocina, sino que podamos mostrar que hay sectores que la están pasando muy mal, que fue necesario lanzar una Tarjeta Alimentaria para la lucha contra el hambre. El programa puede servir para mostrar qué comprar con la tarjeta, con qué te alimentás mejor, qué recetas se pueden dar para que sea nutritivo, rico y accesible lo que podés comprar. Tiene que tener este sentido. Y queremos que la comida que hagan en Cocineros…, no termine siendo comida por los chicos en el estudio, sino que podamos donarla a comedores o escuelas en el lugar en dónde se esté. Es una idea que estamos empezando a transitar”.

Muchas veces la federalización se piensa desde Buenos Aires para el resto de las provincias y no al revés. La mirada porteñocéntrica de la Argentina se termina imponiendo. ¿Cuál es su idea?
Hay algunas ideas para que algún conductor vaya para las emisoras provinciales y que alguno venga para acá, hacer algunas transmisiones en conjunto. No es sencillo porque eso requiere dinero. No queremos tener una mirada porteñocéntrica.
Foto: Sandra Cartasso

Extraído del Página/12

Locutor cuestiona que la Radio no sea considerada en los Premios Óscar

En el marco del anuncio de los nominados a los Óscar 2020, el experimentado locutor Howard Stern expresó al aire su descontento debido a que la Radio no es incluida en premiaciones de la magnitud de los Óscar o Los Globos de Oro. 
En medio de su show matutino Stern cuestionó a su coanfitrión acerca del porqué en estas entregas honran a la televisión, al cine y a todo tipo de entretenimiento, pero no a la Radio, a lo que Robin Quivers respondió: “Es un importante medio, pero a la vez el más olvidado”
El locutor de ‘The Stern Show’, programa transmitido en la plataforma ‘Sirius XM’, añadió: “La Radio tiene un gran alcance, millones de personas la escuchan. La audiencia llega a ser mayor que las de las películas. Entonces, de vez en cuando, ¿Por qué no tienen una categoría para este medio en vez de tener un salón de la fama de la Radio en donde estamos marginados?”.

Sin duda la Radio necesita mayor difusión y reconocimiento para quienes dedican su vida a este medio, afortunadamente existen algunas premiaciones que distinguen y unen cada vez más a la comunidad Radiofónica, desde locutores hasta productores y programadores.
Extraído de Radionotas

Facebook censura: Una sociedad harta de respirar glifosato

El portal Casilda Plus publicó una nota sobre el tema glifosato. Varios usuarios de Facebook denunciaron que la misma es bloqueada por la red social. Ante el intento de compartirla la empresa de Mark Elliot Zuckerberg avisa: “No se pudo compartir tu publicación porque el enlace infringe nuestras Normas comunitarias”

Una sociedad harta de respirar glifosato
La ciencia lo sigue probando y la comunidad lo sigue demandando. Se necesita voluntad política para erradicar cerealeras de zonas urbanas y la utilización de agroquímicos tóxicos

En reiteradas oportunidades, se han puesto en cuestionamiento las posibles causas que llevaron a la región centro del país a tener los registros más altos de cáncer a nivel nacional. Antenas, plantas de tratamiento de semillas y agroquímicos son los primeros apuntados por la comunidad científica que sigue sumando estudios para alertar a aquellos que parecen no querer ver lo que está sucediendo.

En nuestra región, al problema lo sufrimos en carne propia. Lo más reciente nos lleva a la instalación de la antena en el predio de Aguas Santafesinas. La obra, que hasta el momento esta parada por la Municipalidad de Casilda, puso en alerta a los vecinos del lugar y de toda la ciudad. Pero también, hay otros focos que están en el centro de atención: localidades como Pujato, Los Molinos y Casilda tienen sus Cooperativas Agropecuarias en pleno ejido urbano. Lo mismo ocurre en Chabás con la aceitera y el Arteaga con la Agroganadera Vidoret.

Durante el año 2019, en distintas notas publicadas por este medio hemos hecho referencia incansablemente a publicaciones aprobadas científicamente que dan cuenta del daño que la emisión de químicos y señales de alto alcance generan en la población provocando graves problemas de salud.

En relación a ello, un estudio realizado por la Universidad Católica de Córdoba, que se llevó a cabo en el último tiempo en la localidad de Marcos Juárez, arrojó resultados un tanto preocupantes. Cuatro de cada diez personas que viven en cercanías de silos que almacenan granos poseen problemas respiratorios y, eventualmente, alergia, debido a la emisión de polvo de soja, trigo y maíz.

Un poco más cercano es lo que se conoció en Chabás. En el mes de agosto el gobierno local, al mando de Lucas Lesgart, llevó a cabo una serie de evaluaciones ambientales para conocer más sobre el contexto natural que rodea a los habitantes. Si bien aún falta tiempo para conocer los resultados finales, los primeros datos preliminares mostraron la presencia de glifosato tanto en la tierra, el aire y el agua.

Sumando aún más, a finales del año anterior unas muestras analizadas en nuestra región, que fueron tomadas en 3 sectores de la localidad de Arteaga, dos urbanos y uno es agua del rio Carcarañá, arrojaron que la presencia de glifosato y arsénico superan un 80% las cantidades permitidas y trazadas como inocuas. Lo alarmante es que un informe científico realizado por investigadores argentinos confirmó que el glifosato cuando entra en contacto con el arsénico tiene un efecto sinérgico, potencian su toxicidad, y producen consecuencias muy graves.

A principios de este año, actores judiciales se refirieron a las denuncias que acumula la empresa Bayer, cabe recordar que la firma alemana compró a la también muy cuestionada Monsanto en el año 2018. Según dio a conocer el mediador judicial Ken Feinberg, en Estados Unidos las denuncias ya serían más de 80 mil. Los últimos registros oficiales datan de octubre del año 2019 y daban cuenta de 42.700 casos, el doble a lo que se había informado en julio, tan sólo tres meses antes.

En las últimas horas, estudios científicos desarrollados por equipos de las universidades de La Plata, Rosario y Córdoba, validados en el exterior, confirmaron que la lluvia en Brinkmman y Morteros, dos localidades de la provincia de Córdoba, tiene glifosato. Estos resultados surgen de muestras tomadas a partir del año 2012 y dan cuenta de recurrentes concentraciones de herbicidas y altrazina. Incluso, se llegó a confirmar que la carga máxima cuantificada de agrotóxicos en las precipitaciones de las mencionadas localidades es hasta 20 veces superior a la registrada en países como Estados Unidos.

A su vez cabe mencionar que en varias ocasiones en diferentes localidades de Casilda y la región existieron denuncias de vecinos por olores referidos a productos utilizados en el trabajo agrario. Si bien en muchos de los casos no se pudo comprobar la procedencia, en otro sí, y los gobiernos locales tomaron los recaudos necesarios.

Muchas veces, el trabajo, las rentas y la salud no van de la mano, aunque es necesario que así sea y que las políticas de estado aporten para ello. Aunque se sepa que las ubicaciones de determinadas plantas cerealeras son históricas, hay antecedentes de sitios que se decidieron por el traslado.

Extraído de Señales

Gremio de Prensa salteño repudia amenazas a una periodista de FM Trinidad

El Sindicato de Prensa de Salta (SiPrenSal) expresa su más absoluto repudio y condena “categóricamente” las amenazas a la periodista de la localidad de La Merced, Andrea Lazarte, quien sufrió el día lunes 20 de enero de 2020 intimidaciones en su teléfono personal

El SiPrenSal, se solidariza con la trabajadora de prensa y exige a las autoridades correspondientes el esclarecimiento de este lamentable episodio que no hace sino vulnerar la actividad periodística y la libertad de expresión, como así también se refiere a un atentado contra su vida.

La periodista del programa radial “Buena Mañana” que se emite por FM Trinidad 90.3 radicó la denuncia en la comisaría de La Merced. La misma responde a que la trabajadora recibiera fotografías de un sujeto portando un arma, a modo de amenaza.

A continuación reproducimos el comunicado emitido por la trabajadora en el que se detallan los hechos:

En la mañana de hoy mientras se desarrollaba el programa radial “Buena Mañana” por FM Trinidad 90.3 en la localidad de La Merced, la periodista Andrea Lazarte, recibió en su teléfono particular una fotografía en la que se ve un hombre manipulando un arma de fuego.

Lejos de ser amedrentada por este tipo de operatorias mafiosas que buscan causar miedo y callar a la prensa, la periodista indicó al aire dicha situación, al parecer dirigida por el actual sector wayarista que constantemente viene propinando insultos y agresiones en las redes sociales, con altos ataques hacia su persona y todo asociado a las noticias que se elaboran sobre la realidad que padece hoy el mercedeño con la actual gestión.

La comunicadora, recordó a un medio de comunicación salteño que la misma operatoria realizó un funcionario de Yolanda Vega al inicio de su gestión (sector que acompañó fuertemente la campaña del actual intendente Javier Wayar) enviándole videos de fusilamientos. “Lamentablemente el periodismo en el interior continúa siendo atacado. Lo que me pasó con el funcionario aquella vez es muy parecido a lo que pasó hoy, con la diferencia que esta persona no es funcionario público, tal vez algún fanático a quien le molesta que un medio de comunicación sea la voz del pueblo ante tanta queja de la gente, exponga las irregularidades y demuestre una cruda realidad” manifestó la periodista quien remarcó que a pesar de las fuertes campañas de concientización en contra de la violencia de género en una provincia con altos índices de femicidios y denuncias de mujeres por este flagelo, aún siguen existiendo sectores donde se debe profundizar dicha tarea ya que la violencia simbólica, psicológica y mediática en el interior está muy arraigada, “tenemos altos índices de violencia en todo sentido en el Valle de Lerma y una falta total de compromiso por parte de los gobiernos municipales que en ambos casos carecen de oficinas de la Mujer con políticas fuerte de contención y asistencia” detalló.

Lazarte manifestó que una vez recibido en su red social de whatsapp, consultó mediante mensajes que no se entendía el mensaje y preguntó quien era el que enviaba el mensaje a lo que le contestaron “un amigo me agarró el celular”.

Se conoció que la misma realizó la denuncia una vez terminado el programa radial en comisaría La Merced requiriendo las investigaciones necesarias sobre la titularidad de la línea desde donde se envió el mensaje y que se lleven adelante las actuaciones pertinentes.

Andrea Lazarte, de Fm Trinidad 90.3, denunció intimidaciones en su teléfono personal. Apunta al actual intendente Javier Wayar.

La periodista del programa radial “Buena Mañana” radicó la denuncia en la comisaría de La Merced. Lazarte recibió fotografías de un sujeto portando un arma, a modo de amenaza.

A continuación reproducimos el comunicado emitido por la trabajadora en el que se detallan los hechos:

En la mañana de hoy mientras se desarrollaba el programa radial “Buena Mañana” por Fm Trinidad 90.3 en la localidad de La Merced, la periodista Andrea Lazarte, recibió en su teléfono particular una fotografía en la que se ve un hombre manipulando un arma de fuego.

Lejos de ser amedrentada por este tipo de operatorias mafiosas que buscan causar miedo y callar a la prensa, la periodista indicó al aire dicha situación, al parecer dirigida por el actual sector wayarista que constantemente viene propinando insultos y agresiones en las redes sociales, con altos ataques hacia su persona y todo asociado a las noticias que se elaboran sobre la realidad que padece hoy el mercedeño con la actual gestión.

La comunicadora, recordó a un medio de comunicación salteño que la misma operatoria realizó un funcionario de Yolanda Vega al inicio de su gestión (sector que acompañó fuertemente la campaña del actual intendente Javier Wayar) enviándole videos de fusilamientos.

“Lamentablemente el periodismo en el interior continúa siendo atacado. Lo que me pasó con el funcionario aquella vez es muy parecido a lo que pasó hoy, con la diferencia que esta persona no es funcionario público, tal vez algún fanático a quien le molesta que un medio de comunicación sea la voz del pueblo ante tanta queja de la gente, exponga las irregularidades y demuestre una cruda realidad” manifestó la periodista quien remarcó que a pesar de las fuertes campañas de concientización en contra de la violencia de género en una provincia con altos índices de femicidios y denuncias de mujeres por este flagelo, aún siguen existiendo sectores donde se debe profundizar dicha tarea ya que la violencia simbólica, psicológica y mediática en el interior está muy arraigada, “tenemos altos índices de violencia en todo sentido en el Valle de Lerma y una falta total de compromiso por parte de los gobiernos municipales que en ambos casos carecen de oficinas de la Mujer con políticas fuerte de contención y asistencia”, detalló.

Lazarte manifestó que una vez recibido en su red social de whatsapp, consultó mediante mensajes que no se entendía el mensaje y preguntó quien era el que enviaba el mensaje a lo que le contestaron “un amigo me agarró el celular.

Extraído Señales y Opinorte

La municipalidad de San Marcos Sierras usurpa terreno de la Radio Comunitaria Garabato

En la fiscalía de Cruz del Eje, a cargo del Dr. Barrera, la radio denunció penalmente a funcionarios municipales por usurpación y daños a la propiedad. Los hechos ocurrieron el 25 de noviembre cuando una cuadrilla entró al terreno adquirido por la Radio Comunitaria Garabato, volteó su alambre y tranquera, y alambró un rectángulo sobre el sector Norte que limita con la costanera cortando el acceso a la radio y a una casa particular habitada. La propiedad cuenta con escritura pública, los planos del Registro de la Propiedad que releva sus límites, y planos presentados y visados en la propia Municipalidad de San Marcos Sierras.

La usurpación fue luego de que el 24 de noviembre pasado, radio y oyentes celebraran públicamente la compra de un terreno sobre costanera Siete Colores. Los responsables de este hecho son la cabeza de la Municipalidad, que dio la orden a una cuadrilla municipal bajo el pretexto de que allí hay una calle pública donde se construirá una sala velatoria. Como si el Concejo Deliberante no existiera o Como si se pudiera construir una sala velatoria en una calle pública. Como si con la supuesta intención de hacerlo, bastara para violar la propiedad ajena, sin hacer denuncia alguna.

Lo cierto es que la Municipalidad decidió meterse en un conflicto tanto con la radio, como con la vendedora del terreno, y también con la inquilina de la casa lindera vecina, cuyo paso a la propiedad también fue alambrado con el agravante de tener una hija con discapacidad.

Durante este tiempo, fueron hechas las denuncias en la policía de San Marcos y en los tribunales de Cruz del Eje. La Municipalidad adujo distintas cosas para justificar su accionar, con falsedades y contradicciones: desde que el terreno no tiene la cantidad de metros mínimos requeridos hasta el ridículo pretexto de la calle municipal. El fiscal ya convocó a dos mediaciones, que transcurrieron sin éxito. En la última de ellas, el 30 de enero, el abogado de la Municipalidad José Sarmiento expresó que la compra del terreno es irregular y que no quería continuar la reunión. Ante la advertencia de los mediadores de Tribunales de que la Municipalidad no había hecho ninguna denuncia y había violado propiedad privada sin tener poder de policía para eso, el abogado expresó que la Municipalidad “tiene el Imperio de la Ley”.

Desde el minuto 1 de la ocupación, la radio buscó el diálogo: llamó a los funcionarios, que no atendieron el teléfono o dijeron que no les importaba hablar. Acudió al Juez de Paz, Juan Barrera, para que intercediera por una reunión, lo que hizo sin éxito… A cambio, los mismos funcionarios que se supone respetan el Estado de Derecho, que se sirvieron de nuestro medio de comunicación para difundir sus proyectos, campañas e ideas; para informar a sus ciudadanos, para contestar preguntas o dudas de los vecinos, desconocieron los 10 años de trabajo de una organización social de San Marcos.

El terreno: un logro de la organización y el trabajo

Los festejos en el terreno de la Asociación Civil Radio Garabato

La porción de terreno comprada por la radio cuenta con Escritura pública y fue adquirida mediante Boleto de compra-venta con un proyecto de mensura firmado ante el Juez de paz local: con el pago de un adelanto y cuotas. El boleto está a nombre de la Asociación Civil. A ambos lados de dicha propiedad escriturada, hay otras propiedades con sus alambres a la misma altura de los de la radio: sobre el límite norte de la calle Costanera, orilla de río que como en todo San Marcos, no tiene demarcada ni por catastro ni por la Municipalidad, la línea de rivera (altura a la que llega el río). La propiedad cuenta además con los planos presentados y visados en la propia Municipalidad, que relevan la superficie y los límites de esa propiedad con sus construcciones.

La Radio Garabato ya fue aceptada como querellante en la denuncia en fiscalía que deberá evaluar la situación: tanto los papeles como la declaración de los testigos. La Municipalidad desconoce derechos para la radio que son conocimiento de todos:

  • La Escritura Pública: título perfecto.
  • La posesión efectiva, que testimonian los vecinos, límites y elementos plantados allí.
  • Los planos presentados y visados en la propia Municipalidad de San Marcos Sierras, que relevan el total de la propiedad en cuestión, con sus construcciones, superficies y límites Norte, Sur, Este y Oeste.-Los límites físicos del terreno: su alambrado y tranquera, que rompieron y voltearon.
  • El derecho a la propiedad privada.
  • El derecho de acceso a una vivienda particular de la propietaria y su inquilina
  • El acuerdo de venta entre partes avalado por un Juez de Paz.
  • El croquis de agrimensura, hecho sobre el informe del Registro de la Propiedad de la provincia, para su posterior escrituración.
  • El propio informe del Registro de la propiedad de la provincia.
  • La inexistencia de una calle pública en ese lugar, que no figura en los planos; inexistencia que se desprende, además, de la obvia realidad: mirando el lugar y el trazado de calles de San Marcos Sierras.

Nuestro derecho y el de todos
Esto ocurre luego de 10 años de trabajo. 10 años llevando adelante una Asociación civil con autogestión y organización. Consiguiendo una licencia de radiodifusión en el ENaCom transformándonos en una radio legal. Haciendo, con aciertos y errores, comunicación popular desde una perspectiva de inclusión, haciendo talleres y capacitaciones. Informando, difundiendo la cultura local y hablando públicamente de lo que todo el mundo habla a escondidas porque es incómodo… 10 años aportando al debate público, dando difusión a instituciones, artistas, comercios y vecinos; brindando espacio a quien quiera hacer radio.

Hoy nos encontramos en alerta, aguardando a que termine la Feria Judicial y lo que mande el fiscal. Nos duele estar en esta situación, no la elegimos y no podemos dejar de reclamar lo que es justo. No podemos por convicción propia, pero también porque no reclamar lo que corresponde no es lo correcto. Porque el mejor ejemplo es el que le dice no a la violencia, al avasallamiento, al autoritarismo… y porque somos parte de esta sociedad y hay que hacerse cargo. Y porque pedimos respeto: para las instituciones, para nosotros, para los vecinos, para los oyentes de la radio. Pedimos respeto.

Somos un medio de comunicación de una organización social (los medios de comunicación en la Argentina no son más solamente de los señores que tienen plata). Puede no gustar nuestra opinión, o nuestra línea editorial, nuestra agenda de temas, o el hecho de que cualquier vecino que lo desee pueda hablar en un micrófono. Eso está muy bien. Lo que nunca vamos a hacer es obligarte a que nos escuches o leas; o meternos en tu casa sin permiso: tirarte la tranquera abajo; manotearte la alegría de prepo. Porque lo que queremos es ayudar a que todos podamos elegir y cuidar que nadie escupa la libertad del otro. Mover el dial, tener un medio comunitario, hacer tu casa, procurar un abrigo, cambiar de canal, elegir cómo vivir en el marco de respeto por el otro.

  • ¿Por qué violar nuestra propiedad?
  • ¿Por qué una sala velatoria en el terreno de una Radio Comunitaria en San Marcos Sierras?
  • ¿A quién quieren enterrar?

Por supuesto estamos a favor de que haya una sala velatoria en San Marcos Sierras y entendemos que desde hace mucho tiempo ya podría haber una. Decimos claramente: SI a la Sala Velatoria en San Marcos Sierras. Queremos apoyar y aportar lo que sea necesario para conseguirla.

Seguramente, la Municipalidad contará su versión. Quedará en la justicia la decisión. Pero también está la justicia social, esa que se hace en la calle, esa que pone un freno cuando siente que sus derechos son avasallados. Esa la hacemos entre todxs. Vos podrás escuchar las dos campanas y elegir una posición.

Podrás tener simpatía con este gobierno, informarte por otros medios o no escuchar radio: eso no significa que no puedas escucharnos o entendernos… Como toda violencia institucional: las formas y la ilegalidad con que este hecho ha sucedido son un atropello a los derechos de todxs.

Extraído de La Garabato Noticias

Las cooperativas más esperanzadas con las nuevas autoridades en el ENaCom

El Ente Nacional de Comunicaciones ya tiene autoridades. El presidente Alberto Fernández firmó el decreto de designación al frente del organismo de Claudio Ambrosini, que a poco de ser nombrado sostuvo que hará una gestión «federal y de consenso» y afirmó que en el país «no debe existir argentino sin internet».
Luego de un mes de asumido, el gobierno de Fernández sigue llenando casilleros aún vacíos en su grilla de funcionarios. Ahora se decidió por Ambrosini, que ya integraba el directorio del Enacom como parte de los designados por la Comisión Bicameral del Congreso Nacional. Políticamente está ligado a Sergio Massa y al Frente Renovador.
Con esta designación y las de Gustavo López y Gonzalo Quilodrán, el gobierno pone en marcha un organismo que controla las telecomunicaciones y tiene directa relación con los medios masivos de comunicación.
Para La Pampa y sus cooperativas de servicios públicos, significa ahora la doble esperanza de que por un lado se agilicen los trámites de otorgamiento de las licencias para la prestación de los servicios de telecomunicaciones, y por otro ahora con una mirada distinta desde lo ideológico respecto del macrismo, que con Silvana Giúdice a la cabeza se encargó de entorpecer y demorar los trámites cooperativos, se otorguen esas licencias.

En esa situación están las cooperativas de Macachín, General Acha, Eduardo Castex y la CPE santarroseña en su intención de sumar a Catriló, una de sus interconectadas, a la televisión por cable.

En declaraciones periodísticas, el flamante presidente del directorio del Ente Nacional de Comunicaciones, aseguró que la suya será una gestión «federal y de consenso» en el país y remarcó que «no debe existir argentino sin acceso a internet», servicio al que definió como «herramienta de desarrollo social», de acceso a la educación y vinculación con el mundo. «Los ejes de la nueva etapa del Enacom se alinean con la estrategia general de gobierno», afirmó el funcionario al asegurar que la conexión a internet a todos los argentinos será central para el organismo.
Precisó que desde el Enacom «nos abocaremos a ampliar los espacios de diálogo con los sectores pymes y cooperativos, para dinamizar mediante el servicio universal y otros recursos regulatorios el aumento de la conectividad». «Debemos acelerar la democratización de la banda ancha y la eliminación de la brecha digital; este es un elemento central para lograr la inclusión digital a todos y liberar las capacidades de los argentinos», agregó.
Extraído de La Arena

Empresarios de los diarios Época y La República de Corrientes demoran pagos salariales

Los propietarios de los diarios Época y La República de Corrientes continúan con sus habituales incumplimientos contra los derechos de los trabajadores y trabajadoras de prensa.

En Época, las y los compañeros, ante la demora en el cobro de sus salarios, inscribieron la realización de medidas de fuerza en la Subsecretaría de Trabajo el martes 14 de enero y el viernes 17 iniciaron un paro de tareas que concluyó exitosamente cuando a las 18 la patronal realizó los pagos correspondientes.

Por su parte, en La República -que todos los años licencia a su personal y no se publica en enero- las y los trabajadores continúan sin percibir sus haberes a este lunes 20 de enero, con la gravedad que se ven impedidos de realizar cualquier tipo de medida de fuerza en reclamo de sus derechos hasta que retornen a la redacción el próximo 1 de febrero.

Desde la empresa aducen problemas económicos por la falta de cobro de la pauta publicitaria del gobierno provincial, lo que resulta de dudosa credibilidad, habida cuenta de que uno de los responsables del diario es el subdirector de Información Pública de la provincia.

La Federación Argentina de Trabajadores de Prensa (FATPREN) se solidariza con los compañeros y compañeras en conflicto y se suma a los pedidos de la Asociación de Periodistas de Corrientes (APC) para que se cancelen inmediatamente todas las deudas salariales.

Extraído del sitio de la Federación Argentina de Trabajadores de Prensa