Archive | junio 2018

Más medios privados que se cierran y públicos que se vacían. Un país sin periodismo es el objetivo

Como ocurre desde siempre en nuestro país, los eventos deportivos fueron, son y serán utilizados para ocultar lo que está pasando. El mecanismo de manipulación orquestado tiene tal poder de fascinación que logra que propios y extraños deban girar en torno a ese entretenimiento colectivo transformado en una gesta patriótica y heroica que no es.

Este derrotero lleva a catalogar de antiargentino, antipatriota u opositor a todo aquel que ose salir del “juego”. Obviamente que la falsa ilusión tiene, desde el principio, fecha de vencimiento, y tarde o temprano se debe retomar la senda del día a día con todas sus verdades. La salida de la Selección nacional del Mundial de Rusia no divierte a nadie pero conlleva ese retorno a los hechos objetivos, nos gusten o no.

Los últimos años se han pulverizado miles de puestos de trabajo en todos los sectores de la economía local. Las excusas para llevar adelante dicho proceso han tenido el benigno correlato de los cotos desinformativos que haciendo ultraoficialismo cambian ilimitados beneficios justificando ese modelo de exclusión que para materializarse debe tener como principal objetivo eliminar voces disidentes.

Estas prácticas se han desarrollado desde siempre, lo que no implica ningún alegato, pero si hay que decir que el tiempo que nos toca está superando todo lo establecido en materia de vaciamientos controlados de medios privados y públicos. Cuando se pretende enumerarlos caemos en la cuenta de que hasta los propios cinco holdings que llevan todas las de ganar con este esquema socioeconómico, han despedido, precarizado y abusado de los trabajadores de la comunicación.

A partir del globo de ensayo que significó el desmantelamiento (generado) del Grupo 23 que se cargó a Radio América, Tiempo Argentino (hoy recuperado por sus trabajadores), Revista 23, Newsweek Argentina, 7 Días, Forbes, Cielos Argentinos, Expressions, Peugeot Magazine, Golf Digest, Lonely Planet, 8,66 Revista, los diarios Diagonales, Miradas al Sur, El Argentino, El Gráfico a Diario, los canales CN23 y Vibra (de TDA), los portales Infonews (hoy recuperado por sus trabajadores), Infocitas, DoctorVid.com, Geekye, OirMortales, Gourmet, AhGuapas, y las radios que quedaron en manos de socios de los accionistas de la ex SIDE que representa Sergio Szpolski (VER), como el desguazador Marcelo Fígoli. Splendid y Rock & Pop, que hizo lo suyo en ambas señales (VER).

Al poco tiempo los multimillonarios Ferreyra y Acosta imitaban, pero de manera gradual lo del G-23, desapareciendo y sin pagar una sola indemnización, a 360TV y a Radio Del Plata. Emisora que en las últimas horas acumulas 54 despidos en menos de un mes. En Radio El Mundo se forzó el desmoronamiento a principios de este año y con la incorporación de la misma estructura que mandó a la quiebra a Radio Rivadavia y su FM Uno, está liquidando lo que queda de la frecuencia que tiene como licenciataria a Disney Company, firma multinacional que tampoco paga un centavo a la gente que cesanteó y se siente todavía impune en este contexto de zona liberada para que asociaciones ilícitas hagan lo que les venga en gana con empresas y plantillas laborales (VER).

Del mismo modo se ajustaron puestos y se precarizó en el poderoso Grupo Clarín, La Nación, Perfil, Página 12, Infobae, Crónica, Grupo América, mientras los medios de Indalo se cierran o tambalean. Ya salió de circulación el histórico Buenos Aires Herald, El Ciudadano, y se liquidó la productora PPT. En la misma situación están Ideas Del Sur, La Corte, El Patagónico, Ambito Financiero, Editorial Amfin S.A. y Polar, Diario Registrado, Minutouno.com, el canal C5N (donde se cobra, como en la mayoría de las firmas de López, en cuotas y no se hacen aportes de obra social ni previsionales), el ya desmantelado CN23 que cayó en sus manos, Canal 9 de Comodoro Rivadavia, y todas las radios (La 10, Mega, Vale, Pop, One y Radio Del Mar).

Lo de los medios públicos fue increyendo el último año, primero con despidos directos o mediante retiros (in)voluntarios con jubilaciones adelantadas en las filiales de Radio Nacional la TV Pública Argentina. Se echó a muchos colegas del Canal Encuentro, Paka Paka, DeporTV y el Canal de la Ciudad. Esa mecánica persiste y tiene su punto más alto hasta ahora con los 357 desafectados en la agencia estatal Télam.

También hay muchos medios de otros los mismo o diversos grupos que operan en el interior y que se vinculan con nombres y apellidos que participan de todo este desaguisado, tal el caso de los usurero hermanos Whpei, hacen lo suyo en LT3 de Rosario (VER) y los lugartenientes de Cristóbal en la provincia de Buenos Aires, el denominado “Clan Infante”, en Radio Tandil (VER). Tampoco podemos olvidar el desmanejo en Radio Madre y centenares de medios de comunicación escritos, radiales, televisivos y digitales autogestionados que por desfinanciamiento o quite de licencias fueron desarticulados desde el ENACOM.

En los próximos días las actividades en defensa de las fuentes de trabajo en la prensa se potenciarán y esperamos que la sociedad tome conciencia de que el hecho de que haya cada vez menos periodistas, menos voces, menos medios, va en contra de las garantías constitucionales de todos. Ya no estamos recibiendo información veraz, ni responsable ni plural que asegure la libertad de expresión, sino una manipulación encubierta en el marco de la imposición de un supuesto “sentido común” que lleva a la ciudadanía a entregar derechos de manera sistemática.

Anuncios

Mientras quien quebró Rivadavia con los Whpei vacía El Mundo, Marcelo Von Schmeling, los Acosta/Ferreyra echan 54 colegas en Del Plata

Ayer adelantamos que las multimillonarias familias Ferreyra y Acosta, en los papeles únicos dueños de Electroingeniería, una de las empresas más beneficiadas con obras públicas monumentales por el gobierno anterior y la actual administración de la Alianza Cambiemos, había decidido encarar la recta final en el vaciamiento en Radio Del Plata (VER).

De esa manera, hoy a las 6 de la mañana cuando los trabajadores que fueron a tomar sus puestos se encontraron con una lista que agrega 11 despidos más a los últimos 31 y a la anterior tanda de 12. Un total de 54 compañeros que han quedado en la calle, y que bajo el aval del Ministerio de Trabajo, el Poder Judicial, y el Ente Nacional de Comunicación a cargo de Silvana Giudici, dependiente de la Presidencia de la Nación, que seguramente no cobrarán las indemnizaciones con la multas correspondientes por el ilegal depósito de haberes en cuotas que impuso la firma cordobesa, la falta de pago de las obras sociales y fondos previsionales, así como otra serie innumerable de abusos y violaciones a los convenios, estatutos, y normativas laborales vigentes. 

En Asamblea general los colegas decidieron iniciar una medida de fuerza en el lugar de trabajo en los estudios de la emisora ubicados en Gorriti 5993, a 50 metros de la histórica Radio El Mundo, que después de la engañosa salida del “Clan De Vido”, asociado a Marcelo Morano de Difusora Baires-Disney Argentina (VER), quedó en manos del mismo seudodirigente peronista que se encargó de llevar a la quiebra junto a los hermanos Whpei a Radio Rivadavia y su FM Uno (señales que serán rematadas el próximo 12 de julio), nos referimos a Marcelo Von Schmeling (VER), quien escondido tras la figura del estafador de poca monta, Eduardo Martín Rodríguez “Flores” (VER y VER), está acabando con la legendaria LR1, en connivencia con algunos corruptos representantes gremiales.  

En la audiencia realizada ayer jueves entre la representación sindical de la AM 1030 y los apoderados de Del Plata, la empresa ratificó que enviaría telegramas, ya que sostienen de manera mentirosa que es esa la única solución posible para evitar el cierre de Radio del Plata. A su vez señalaron que las indemnizaciones estarán en manos de un estudio de abogados al que deberán concurrir los despedidos una vez recibida la notificación. Más de lo mismo.

Electroingeniería ratificó los 42 despidos en Radio Del Plata y el Gobierno los 354 en Télam

En una escalada que no tiene precedentes y parece no tener techo, cada día se amplía más la lista de trabajadores de la comunicación escrita, radial y televisiva, sea esta privada, estatal o autogestionada, que está quedando en la calle. A estas alturas las diferencias entre unos y otros es si los despiden con el pago de indemnizaciones o directamente sin abonarles absolutamente nada debido a los entramados fantasmas que se conforman para armar y desmantelar sociedades anónimas que se manejan, con el aval de los tres poderes del Estado, como si fueran en realidad asociaciones ilícitas.

Desde el desguace del Grupo 23, con la desaparición de Radio América y la destrucción del resto de revistas, portales diarios y canales la crisis se potenció de manera exponencial. En el rubro de las radios privadas se vaciaron emisoras históricas como Radio El Mundo, Splendid, Rivadavia, Continental, LT3 de Rosario, Lu22 de Tandil, Rock & Pop, todas las señales del grupo Indalo Media que corren serio riesgo (Radio 10, POP, Mega, Vale, One), y Radio Del Plata.

Esta última nacida en 1970 y que después de haber pasado por cientos de manos cayó en las garras de un grupo de inescrupulosos que iniciaron la debacle que hoy deja afuera a 42 empelados más. Nos referimos a nombres que se repiten en diversas firmas mediáticas como Claudio Belocopitt (hoy con el 40% del Grupo América), Marcelo Tinelli (socio de Clarín y Cristóbal López en la desahuciada Ideas del Sur), y los multimillonarios Ferreyra y Acosta, quienes ya se cargaron 360TV sin poner un peso a ninguno de los colegas que integraba la plantilla laboral de esa señal (VER).

Gerardo Ferreyra y su vástago Sebastián, junto a su socio Osvaldo Acosta e hijo Santiago, predican una falsa lucha ideológica con la administración de Mauricio Macri mientras siguen negociando obras faraónicas que pagamos todos los argentinos, como hacían con el anterior gobierno (VERVER y VER).

Aprovechando la zona liberada otorgada por la Alianza Cambiemos para que los privados y el sector público efectúe despidos fraudulentos y violación de todo tipo de derechos laborales a mansalva, los propietarios (en los papeles) del Grupo Electroingeniería utilizaron como excusa una engañosa falta de pago de pauta oficial (VER) para dejar de abonar aportes en materia de salud (un grave delito penal tributario al que la -in-Justicia le hace la vista gorda), previsionales, e imponer un sistema ilegal de pago de salarios segmentados a pagar cuando les venga en ganas, si es que les vienen. 

Mientras muchos colegas fueron tomando licencias sin goce de sueldo a la espera de que se solucionara el conflicto, debido a que no se puede ir a trabajar a un lugar donde no se paga, o se los hace con migajas y en cómodas cuotas, la empresa volvió a pisotear convenios, estatutos y todas las normativas laborales vigentes para iniciar una tanda de 12 despidos directos en la LS10 (VER).  No contentos con eso, días después subieron la lista con 30 desafectados más a los que, como se está haciendo una delincuencial costumbre, no se les dio preaviso ni nada parecido. Directamente se les empezó a impedir el ingreso como en Nacional y El Mundo (VERVER).

Los licenciatarios de Del Plata, a los que el ENACOM de Silvana Giudici y su antecesor Miguel De Godoy dejan hacer lo que quieran por orden expresa de Balcarce 50) aceptaron la conciliación obligatoria que dictó el Ministerio de Trabajo, aunque desde un primer momento sostuvieron que no iban a retrotraer la medida, cosa que ayer ratificaron una vez vencida después de una prórroga la medida tomada por la cartera laboral. Hoy los compañeros de la AM 1030 se movilizaron hasta las oficinas céntricas ubicadas en 25 de Mayo al 400. 

Por su parte y pese a la toma pacífica de los dos edificios de la agencia estatal Télam, el paro, las asambleas y las diversas movilizaciones, el directorio de la empresa de noticias oficial reconfirmó los 354 despidos hizo efectivos el pasado martes horas antes del partido entre la Selección argentina y Nigeria en el Mundial de Rusia. Una decisión fríamente calculada ya que los funcionarios sabían que más allá de triunfos o derrota la atención pública estaría puesta en el evento deportivo por varios días. Ahora el 2 a 1 a favor del equipo nacional en una trampa que se cierne sobre este y otros temas adversos para todos los argentinos y que tienen que ver con el incremento en la pobreza, la indigencia, la desocupación, el hambre y la imparable devaluación del peso con su incalculable suba de precios.

Hoy los trabajadores de Télam asistieron una vez más a la Plaza de Mayo con la promesa de seguir la pelea en defensa de esta avanzada que ya no sólo ataca empleos sino la libre expresión y la pluralidad de voces. Lo hicieron acompañando la 2098 ronda de la Madres:

Sigue la masacre en medios privados y públicos: 354 despidos en Télam y más de 80 en El Diario de Paraná

Ayer en la previa del partido de Argentina-Nigeria dimos cuenta de la sangría que se potencia en los medios estatales con los 354 despidos en la agencia estatal Télam. Situación que empieza a asemejarse a la que se viven desde hace más de dos años en las empresas de comunicación privada (VER).

El número de perdida de empleo en el sector ya es incontable, según algunos datos datos van de 3 mil a 5 mil compañeros. Una de las publicaciones que viene siendo vaciada es El Diario de Paraná, un matutino histórico fundado en 1914 y que sigue siendo propiedad del ministro de Agroindustria de la Nación, Luis Miguel Etchevehere y Ramiro Nieto, entre otros. De ese vaciamiento venimos dando cuenta desde noviembre de 2016 hasta hoy (VER, VER, VER y VER).

En las últimas horas, Nicolás Furlán, cronista deportivo de El Diario contó como fue esta última ola de cesantías, que llega hasta los 30 compañeros, luego de los 57 anteriores (Escuchar reportaje al colega realizado por la Radio de la Universidad de Entre Ríos).

Mientras sigue la masacre en los medios privados ahora recrudece en los públicos: más de 350 despidos en Télam

En materia de empresas de comunicación, como en todos los sectores del país, desde el vaciamiento total del Grupo 23, la avanzada sobre el rubro de medios de prensa escrita, radial y televisiva privados nunca se detuvo. Se perdieron miles de puestos de trabajo en Radio América, Del Plata, Splendid, Rock & Pop, Continental, Madres, El Mundo, LT3 de Rosario, Rivadavia, LU22 de Tandil, el Buenos Aires Herald, El Patagónico, El Diario de Paraná, Revista 23 y tantas otras. Las cesantías en AGR Clarín y el oligopolio que sigue con su ajuste encubierto en base a retiros (in)voluntarios y jubilaciones adelantadas en todo el holding, el Canal 26, CN23 y 360TV y cientos de firmas del interior junto a los medios autogestionados que no pudieron sostenerse frente al grave cuadro de situación económica, así como la totalidad de señales radiales de el Grupo Indalo (Radio 10, POP, Mega, Vale, One), Ambito Financiero, Diario Registrado y el C5N, entre otros.

En los medios públicos y por goteo el esquema trazado continúa la misma línea, primero algunos despidos directos en las distintas filiales de Radio Nacional eliminando a los mal llamados “contratados”, y también bajo la estrategia de volver a las sedes provinciales en simples repetidoras, desmantelar las programaciones locales dejando más gente en la calle. En lo referente a TDA (Canal Encuentro, Paka Paka y DeporTV) y el Canal de la Ciudad, la gente echada fue manera masiva y más de 300 colegas perdieron sus empleos gradualmente entre 2017 y 2018.

En la TV pública el plan se encamina, por ahora, hacia el achicamiento de la plantilla laboral, también con la imposición de retiros y el adelantamiento de la jubilación. Algo que se sigue “ofreciendo” en las tres columnas de la estructura comunicacional del Estado. Luego de los últimos dos despidos en la agencia Télam circulaba el rumor de que se venía un recorte brutal en cuestión de semanas y así fue. La administración de la Alianza Cambiemos espero que el grueso de la sociedad estuviera entretenida con las alternativas del seleccionado argentino en el Mundial de Rusia para enviar hace hora más de 350 telegramas de despidos en todas las áreas de la empresa oficial.

Al mediodía de hoy reunidos en Asamblea General los trabajadores se convocaron para decidir los pasos a seguir. Se definió la continuidad del paro y la toma pacífica de los dos edificios que ocupa la agencia. Mañana habrá otro encuentro de los compañeros, que convocaron a gremios, organizaciones sociales y partidarias, para exigir la reincorporación de todos los empleados desafectados del principal órgano informativo de la República Argentina.

Recordemos como se vivió en los medios de comunicación el primer paro de la era Macri

El primer paro general de la CGT contra el Gobierno de Macri fue el 6 de abril de 2017, por la pérdida de poder adquisitivo, la pérdida de puestos de trabajo, la apertura irrestricta de las importaciones y la caída del consumo. A esa fecha se llegó luego del escandoloso acto de la CGT del 7 de marzo anterior frente al Ministerio de Producción, donde un nutrido grupo de trabajadores increpó a los triunviros para que “pongan” una fecha.

Hubo otra medida de fuerza el 18 de diciembre pasado contra la reforma previsional. La protesta incluyó una masiva movilización al Congreso el día que la Cámara de Diputados trató el proyecto del oficialismo, que concluyó con decenas de manifestantes heridos y una violenta represión estatal. Recordemos que en ninguno de los dos paros se había sumado el transporte, algo que si ocurre en la jornada de hoy. Recordemos como La Izquierda Diario describía los resultados de ese primer cese general de actividades:

Hubo de las más variadas formas de amenazas y aprietes de las patronales de medios, tanto privadas como estatales, para que sus trabajadores no se adhieran al paro nacional. Sin embargo, el paro nacional convocado por las centrales sindicales se sintió con distintas modalidades en las principales empresas periodísticas tanto gráficas, radiales como televisivas.

Hubo un total acatamiento, por ejemplo, en los medios gestionados por el estado de Buenos Aires. Fueron los casos de la agencia Telam y Radio Nacional. En la emisora de Maipú 555 los trabajadores denunciaron que a pesar que la dirección “bajó al control central para intentar quebrar la medida”, el paro fue total con programación de emergencia. En la TV Pública hubo asamblea y el Sindicato de Prensa (Sipreba) puso al aire una placa que señalaba: “Los trabajadores del noticiero de la TV Pública adherimos al paro, por nuestros derechos y por los compañeros despedidos de otros medios. Sin trabajo no hay libertad de prensa”.

En Radio Ciudad AM 1110, la radio pública porteña, el sindicato municipal Sutecba (encuadrado en la CGT) adhirió al paro pero en forma pasiva, acordando con la dirección de la emisora que iba a garantizar el aire normalmente. Sin embargo, hubo una rebelión encabezada por los operadores técnicos a la que se sumaron locutores, productores y periodistas (efectivos y contratados), que le terminaron imponiendo al sindicato un paro activo. La operación técnica en AM tuvo que ser garantizada por personal jerárquico en la franjas horarias centrales y en el resto se pasó música al igual que en la FM 2×4.

En las radios privadas, los sindicatos históricos que integran la intersindical radial, sacaron comunicados de adhesión. Sin embargo, instaron a los trabajadores a cumplir tareas normalmente.

Si hay que destacar las asambleas de trabajadores de prensa que se hicieron en Telefé Noticias, Clarín, Página/12, Perfil, Editorial Atlántida, Agencias Dyn y Noticias Argentinas.

En tanto que las cooperativas Infonews y Tiempo Argentino, y el autogestionado El Argentino Zona Norte, también resolvieron adherir a la medida de fuerza convocada por todas las centrales obreras.

El SiPreBA señala que fue “alta participación de los sindicatos de prensa de distintos lugares del país nucleados en la Fatpren (Formosa, La Pampa, Chubut, Neuquén, entre otros) y los compañeros de la Fetraccom (Rosario, Santa Fe y Tucumán).

Además, hay que señalar que producto del accionar represivo de la Gendarmería y la Policía en los cortes que llevaron adelante el sindicalismo combativo, organizaciones sociales y de izquierda, resultaron agredido dos reporteros gráficos.

La comisión directiva de la Asociación de Reporteros Gráficos (Argra) señala en un comunicado:

“Maxi Failla, reportero gráfico del diario Clarín fue agredido físicamente en el puente de La Noria por una patota que se encontraba en la terminal de colectivos del grupo Plaza, la patota ademas de atacarlo cobardemente le sustrajo las tarjetas de memoria donde se encontraban las fotos que Maxi había tomado hasta ese momento.

El otro caso que denuncia Argra es el del compaero Daniel Lara, “reportero gráfico y estudiante de ARGRA escuela, fue ilegal e ilegítimamente detenido durante la cobertura del corte de ruta que se desarrollaba en la Panamericana y ruta 197.”, y agrega que “ambos casos se encuadran en un claro avasallamiento a la labor periodística y a la libertad de expresión, repudiamos los hechos descriptos y exigimos a las autoridades competentes el esclarecimiento de los mismos.”

Frente al remate de Radio Rivadavia y su FM Uno, los trabajadores se movilizarán para defender sus empleos

La semana pasada les hicimos un meticuloso informe sobre el porqué de la situación insólita y fraudulenta que se da en la mítica Radio Rivadavia. Una trama de personajes vinculados entre si y otros medios que se están desguazando con el aval del gobierno de la Alianza Cambiemos y el Poder Judicial (VER).

El quebranto dirigido y preconcebido de la AM 630 tiene apellidos conocidos: Nosiglia, Cetrá, Vila, Manzano, Whpei, y quien ahora va por el camino de terminar con la histórica Radio El Mundo, el secretario político del Movimiento de Unidad Popular, Marcelo Von Schmeling, de quien estamos preparando un informe especial que va a sorprender a propios y extraños.

En este turbio contexto el próximo día jueves 12 de julio la LS5 será rematada y la Asamblea General de la legendaria emisora decidió movilizarse hasta el juzgado que entiende en la causa por la quiebra de RECSA. Será para exigir la preservación de todos los puestos de trabajo y derechos laborales.

La medida fue adoptada luego de conocerse la decisión de la sindicatura que pone en la misma situación a Rivadavia y su FM Uno. Esta oscura iniciativa no tiene antecedentes frente a conflictos en empresas de comunicación. Por su parte el ENACOM de Silvana Giudici no da respuesta, como ocurrió con Radio América que fue intervenida por el saliente Miguel De Godoy, a la pregunta sobre cómo se va a garantizar la continuidad de todos los empleos y de ser así, bajo que condiciones. Recordemos que la operación, por ahora suspendida, en la cual todo cerraba para que el Grupo América tomara el control de las frecuencias, obligaba a los trabajadores a renunciar a sus antigüedades, entre otras ilegalidades que fueron promovidas, inclusive, por parte de algunos cabecillas de la burocracia sindical que han perdido toda legitimidad frente a sus representados.

Pese a este panorama, los compañeros insisten en encontrar una solución, y aún sin cobrar sus salarios como corresponde, mantienen las señales en el aire. La quiebra inventada de la empresa propiedad del Clan Nosiglia/Cetrá por una deuda irrisoria con SADAIC ($ 1.700.000) es de octubre de 2017, y desde allí fueron los colegas quienes no permitieron que los seudo empresarios y la burocracia gremial vaciara las radios para entregarlas en bandeja a José Luis Manzano, Daniel Vila y su hijo Agustín, actual director de La Red, uno de los tantos medios del holding ultraoficialista, y que más beneficios recibe junto a Clarín, La Nación, Infobae y Perfil, a cambio de generar un antidemocrático discurso único en favor del ajuste brutal que está recayendo sobre la mayoría de los argentinos.

Los periodistas, locutores, operadores, técnicos de planta y administrativos, apenas perciben desde noviembre de 2017 algo más de un mes de salario, algo dispuesto por la impiadosa prorrata, que es el mecanismo de “pago” que impuso el juzgado cómplice de toda esta maquiavélica operatoria.

Los trabajadores se movilizarán hasta la sede judicial en los próximos días para afirmar su posición en defensa de las señales y sus fuentes laborales.

El “Clan Infante” sigue violando la Conciliación Obligatoria en Radio Tandil

Ya en julio de 2017 la asociación ilícita compuesta por Rafael Aduris, Juan Manuel Infante (hijo de Carlos Infante lugarteniente de Cristóbal López y mandamas en el “quebrado” Grupo Indalo), y Guillermo Sánchez con Adolfo Cassini iniciaban el desmantelamiento de la emisora madre de la localidad de la que es nativo el Presidente Macri, la ciudad de Tandil (VER). Nos referimos a la histórica LU22.

En noviembre, también del año pasado, la cosa continuó (VER) y ya todos daban cuentas de que  cuarteto tenía (y tiene) íntimas vinculaciones con el diputado Diego Bossio, el mismo que fue un acérrimo kirchnerista y ahora se ha convertido en parte de eso que muchos denominan “Peronismo Responsable” por sus buenas relaciones con la Alianza Cambiemos (VER).

Ese buen trato con el oficialismo otorga a estos personajes vía libre desde la cartera laboral bonaerense y el ENACOM para avanzar con una sangría que no cesa en la señal. De hecho horas antes de la celebración del pasado Día del Periodista, el tándem decidió dejar en la calle a una nuevo grupo de 11 colegas (VER).

Hubo marchas al Ministerio de Trabajo donde se produjeron audiencias en la que los seudoempresarios no acudieron, sin ser sancionados nunca, o mandaron enviados para sostener que no iban a retrotraer las cesantías. Tal es así que el ministro Marcelo Villegas permitió violar la Conciliación Obligatorio que se dictó hace un par de semanas atrás (VER).

Esa situación de ilicitud absoluta todavía se mantiene y hace horas la ciudad apareció empapelada con afiches denunciando a Bossio como cabecilla del clan que está desguazando mediante un fraude la señera frecuencia tandilense (VER). Compartimos la nota al respecto de la Federación Argentina de Trabajadores de Prensa:

Tandil: LU22 incumple la conciliación obligatoria

Los titulares de LU22 Radio Tandil continúan incumpliendo la conciliación obligatoria dictada por el Ministerio de Trabajo de la provincia de Buenos Aires, luego de los once despidos -cuatro de ellos trabajadores de prensa, incluyendo un delegado sindical- realizados en la emisora el pasado viernes 6 de junio.

Asimismo, la patronal se ha ausentado en las últimas audiencias en la cartera laboral, donde los representantes sindicales denunciaron que las cesantías violaron el derecho de los trabajadores a realizar retención de tareas ante los incumplimientos salariales de la empresa.

En tanto, en la ciudad bonaerense aparecieron afiches que vinculan al diputado nacional Diego Bossio con la propiedad de la radio, tal como habían señalado algunos de los trabajadores despedidos.

Cese de Tareas en LT3 de Rosario por falta de pagos salariales

Venimos siguiendo el drama de las históricas LT3 de Rosario, la legendaria Radio Cerealista, El Mundo y Rivadavia. Nombramos estas tres porque tienen nexos comunes, como ocurre con todos los medios que se están vaciando y sufriendo despidos y precarizaciones masivas. (VER).

Los nombres de estos desastres están íntimamente vinculados y pasan por los inefables Daniel Vila, José Luis Manzano, los hermanos Whpei y el operador Marcelo Von Schmeling (VER y VER sin falta), personaje que entre bambalinas llevó a la quiebra a la AM 630 junto a sus coterráneos santafecinos y ahora desembarcó en la mítica AM 1070 para terminar de desmantelarla junto a Marcelo Morano (Disney Company) en la continuidad del pasamanos del “Clan De Vido” (VER). Sobre este personaje, y especialmente su verdadero antecesor, Julián Mansilla (el hombre que hoy dirige el fútbol pago de Turner, FOX y Clarín -TNT Sports- desde Moscú transmitiendo el desastre de la Selección Nacional) estamos armando un informe especial que va a dar que hablar.

La situación de la emisora santafecina se agrava día a día y por eso los compañeros han decidido medidas de fuerza que comunicó hace horas el gremio hermano, SPR. Lo compartimos:

El Sindicato de Prensa Rosario informó que las trabajadoras y los trabajadores de la emisora radial LT3 resolvieron en asamblea la realización de un cese de actividades mañana, viernes 22, desde las 11 hasta las 14, ante los graves incumplimientos de la empresa Rosario Difusión SA que al día de la fecha adeuda parte de los salarios del mes de abril y todo lo correspondiente a mayo.

A la falta de pago en tiempo y forma de los sueldos se suman deudas millonarias por aportes de obra social, sindicato y retenciones por aportes jubilatorios. Hace años que todo el personal y sus familias sufren las maniobras de empresarios que buscan beneficiarse con los medios de comunicación, sin compromiso social y sin hacerse cargo de sus obligaciones: sueldos pagados en cuotas, reiterados incumplimientos de acuerdos firmados en el Ministerio de Trabajo y precarias condiciones laborales.

Sindicato de Prensa Rosario

En el marco de la intervención judicial en los medios de Indalo, los trabajadores de C5N no cobran sus sueldos

Desde antes de que el titular del Juzgado Comercial número 5, Javier Cosentino, dispusiera la intervención de todos los medios del Grupo Indalo con la intención de valuarlos y venderlos para financiar la quiebra que dejó Oil Combustibles, los trabajadores cobran sus salarios en cuotas y no se les realizan aportes jubilatorios, así como tampoco los de obra social. Un grave delito penal tributario (VER) que tuvo como resultado el hecho acaecido con el Cronista de Exteriores de R10, Juan Pablo Pérez, quien sufrió un problema cardíaco y salvó su vida de milagro (VER).

Los medios de Cristobal López y su socio/empleado, Fabián De Sousa, están detenidos por evadir casi 8 mil millones de pesos en impuestos a la AFIP. Entre las señales del holding están el canal de noticias C5N, las radios 10 y FM Pop, el diario Ámbito Financiero y las páginas web ámbito.com, minuto1.com y diarioregistrado.com.

El abogado Gonzalo Espinoza Paz, quien lleva adelante la representación de muchos de los empleados despedidos en esos medios, manifestó que la intención del juez Cosentino es enviar a los mismos veedores de Oil porque todo está dentro de la quiebra de la petrolera”, por ser la accionista mayoritaria de las señales del emporio. La empresa hidrocarburífera tiene el 94% de las acciones de los medios de Indalo Media. 

Por eso la intención de vender todas sus participaciones accionarias para pagarle a los acreedores de Oil. Previamente a poder comercializarlas se debe  saber cuál es el estado patrimonial. Por ese motivo se nombró a los mismos interventores que tenía Oil para valuar las firmas.

El mayor acreedor es el Estado debido a la deuda con la Administración Federal de Ingresos Públicos debido a los intereses que ya superan los 21 mil millones de pesos. La diferencia con Oil Combustibles es que los medios no están en quiebra y siguen funcionando con normalidad. Se estaría intentando venderlos a distintos interesados que deberán hacerse cargo de los pasivos y también de los trabajadores. 

Entre los interesados ya se dieron varios nombres que van desde los Moneta, Vila y Manzano, hasta Julio Fraomeni titular de Galeno, quien quiere ingresar al mundo multimediático para defenderse de graves delitos como la muerte de la colega Débora Pérez Volpin y competir con Swiss Medical de Claudio Belocopitt, quien con los mismos fines totalmente incompatibles hacia la salud de los ciudadanos, ya posee el 40 % del Grupo América (VER).

Mientras se da todo este interminable proceso los compañeros de C5N denunciaron hace horas que no están percibiendo esas cuotas que ilegalmente reciben como salario. Dinero que mayoritariamente se cubren con el ingreso de pauta privada que se cobra y se reparte entre las diversas estaciones.

Los conductores del canal de noticias suelen denunciar al aire que hay una persecución política de parte de la administración de la Alianza Cambiemos, para acallar su voz opositora. Algo que más allá de la agotadora disidencia judicial y mediática entre eMes y Kas, tiene bastante cuota de realidad al ver en los hechos objetivos que los únicos cotos informativos que están sobreviviendo a la crisis mientras se expanden sin límites y tienen zona liberada para ejecutar despidos masivos, son los cinco más cercanos al oficialismo: Clarín, La Nación, Perfil, Infobae y Cadena 3.