Hoy con los compañeros de AGR/Clarín por pago salarial y demoras judiciales

Para los medios tradicionales y no tan tradicionales la lucha de los 380 compañeros de AGR, la gráfica de Clarín que fue vaciada por el holding que es hoy por hoy, el más beneficiado de la República Argentina, ya que por el momento mantiene una alianza indisoluble con la administración de Cambiemos (PRO-UCR-CC/ARI), que le permite ampliar su poderío peligrosa e ilimitadamente sin controles ni regulación alguna, es una causa perdida o que se ha abandonado.

Bajo ningún punto de vista, ni ellos, ni todos los que los acompañamos hemos bajado los brazos. La impunidad de la que también goza el megamultimedios por parte del Poder Judicial no va a conseguir que todo termine en saco roto. Por eso hoy se marcha desde las 10:30 desde Lavalle y Paraná a la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo, en Lavalle 1554, por el pago de los salarios adeudados, contra las demoras judiciales que perjudican a los trabajadores y benefician a la patronal y contra los aprietes del gobierno a la justicia laboral.

Cristóbal López y otro procesamiento y embargo que terminarán en la nada

La manera de informar sobre los conflictos laborales en los medios de prensa y de comunicación en general, además de ser escueta y tergiversada, es disfrazada de una manera demasiado burda. Cuando se leen noticias al respecto se entiende engañosamente que, por ejemplo, Cristóbal López y su empleado Fabián de Sousa no tienen más vinculaciones con Szpolski, Garfunkel, Hadad, Magnetto, los Ferreyra y Acosta, Julio De Vido, los Vignati con una “t” y los Vignatti con dos “t”, Carlos y Federico Infante, Gallea, Richarte, Fontevecchia, los Vila, Manzano y Belocopitt, los Nosiglia, Cetrá y los Whpei, González González y Lorefice Lynch, Alberto Pierri, De Narváez, Víctor Santa María, David Martínezentre tantos otros, no son más que relaciones comerciales entre privados transparentes y dentro de toda legalidad.

Lejos de eso están estos apellidos y la realidad de negociados que atraviesa este entramado de testaferros, prestanombres y sociedades fantasmas que viene dejando a miles de trabajadores en la calle o en situación de precariedad absoluta. Estos agentes operativos en el circuito de señales de radio y TV, así como del rubro de la prensa escrita, no sólo tienen negocios cruzados que disimulan desde sus bocas seudoinformativas pero que se comprueban con sólo leer sus transitorios y efímeros directorios, los que a su vez están íntimamente vinculados a personajes del poder político, gubernamental y empresarial.

Así como la diputada Elisa Carrió dice no salir de su asombro al ver que desde la administración de la Alianza Cambiemos que integra, no se hace nada para ir contra el ex ministro de planificación federal, claro, como si el macrismo tuviera algún tipo de voluntad suicida, también sorprende que quien hace pocos meses fuera tapa de los diarios por evadir impuestos por 8 mil millones de pesos, nos referimos al máximo responsable del Grupo Indalo, haya salido indemne mediante una simple actuación judicial que seguramente quedará en la nada.

Decimos esto porque ese holding sigue recibiendo (a modo de compra) firmas mediáticas a través de pasamanos extravagantes que obviamente le conceden los organismos del Estado y el Poder Judicial. Así y todo, la voluntad de entretener a las audiencias y a los propios periodistas continúa, insinuando que quienes hasta son socios, o hacen negocios juntos, como es el caso de Cristóbal López y Magnetto (otro que hasta hace pocos años fuera acusado de apropiador), tienen problemas entre ellos y a su vez tributarios o de otra índole. Sin embargo llama poderosamente la atención que cada fallo que definen los funcionarios judiciales en vez de complicar a Indalo Media, por ejemplo, es la excusa perfecta para que López no pague aportes, indemnizaciones, o retiros voluntarios que ofrece en cada empresa donde pone un pie para ajustarlas y muchas veces para iniciar procesos de vaciamiento.

Hace horas nuevamente los supuestos socios del sur fueron procesados y embargados, de todos modos, a buen entendedor pocas palabras, nada de eso los va a complicar. Compartimos la última novedad cosmética al respecto:

La jueza en lo penal económico Verónica Straccia procesó hoy al empresario Cristóbal López por “apropiación indebida de aportes destinados al Sistema Único de la Seguridad Social” de los trabajadores de Telepiu SA, la firma del Grupo Indalo que controla el canal C5N.

Los procesamientos, con embargo de entre 23 y 25 millones de pesos, también alcanzaron a Fabián de Sousa -socio de López-, a la empresa Telepiu SA y a Mariano Frutos, CEO de Indalo Media.

Los procesados fueron acusados de retener de manera indebida los aportes de algunos trabajadores de Telepiu S.A durante los meses de mayo y junio del 2012; de abril a diciembre de 2012 (salvo por el mes de mayo) y de enero a julio de 2014.

Según establece la acusación, “los hechos consisten en haber omitido depositar, dentro de los diez días hábiles administrativos de vencido el plazo de ingreso, el importe de los aportes destinados al Sistema Único de la Seguridad Social retenidos a los dependientes” de esa firma “durante los períodos fiscales 05/2012, 06/2012, 04/2013, 06/2013 a 12/2013 y 01/2014 a 07/2014, por sumas superiores a los 20.000 pesos en cada uno de ellos”, según denunciaron más de 400 trabajadores.

La jueza Straccia aseguró que “los empleados de la sociedad cobraron regularmente, en tiempo y forma, sus haberes mediante depósito en sus cuentas bancarias” y “las retenciones de los aportes constan en los recibos de sueldo agregados a las actuaciones, así como también fueron exteriorizados en las declaraciones juradas correspondientes a los ejercicios mensuales investigados presentadas ante la AFIP”.

En un fallo de 22 páginas la jueza Straccia sostuvo la “prueba reunida permite tener por acreditado, con el grado de conocimiento propio de esta instancia, que en los períodos en cuestión la sociedad efectivamente retuvo a sus empleados los aportes”.

Durante su indagatoria, López sostuvo que “no revistió cargo alguno en el directorio de Telepiu SA, ni en los períodos investigados ni en ningún otro”, aunque ya entonces era el accionista mayoritario del Grupo Indalo.

De Sousa remarcó que “las empresas del denominado `Grupo Indalo´, sus accionistas, directores y demás dependientes siempre han tenido la voluntad y mantienen su compromiso de dar estricto cumplimiento a todas las obligaciones fiscales a su cargo”.

Frutos fue procesado por los hechos posteriores a junio de 2013 su participación en la empresa comenzó en esa fecha y en su indagatoria lo aclaró al decir se le imputaron períodos en los que no formó parte del directorio de Telepiu.

Al enumerar los recursos con los que contó la empresa para pagar los aportes de sus empleados, la jueza remarcó que en 2012 Telepiu recibió préstamos de South Media Investments SA y Oil Combustibles SA por un total de más de 30 millones de pesos.

Hace poco más de un mes De Sousa había sido procesado por la supuesta comisión del mismo delito en perjuicio de los trabajadores de la Editorial Amfin, que explota las publicaciones Ámbito Financiero y Buenos Aires Herald, entre otras.

Extraído de Señales que lo levantó de DyN y Clarín

El Diario Hoy de La Plata no sólo despide y viola fallos judiciales, sino que miente

El periódico que conduce el empresario y sindicalista Marcelo Balcedo publicó el viernes una nota en la que se aseguraba que la decisión de la patronal de no permitir el reingreso de los periodistas que la Justicia laboral ordenó reinstalar, estaba fundada en el “pedido expreso” de “la gran mayoría” de los empleados del medio. Sin embargo, los propios trabajadores salieron a negar rotundamente esa afirmación y aseguraron que la negativa a cumplir con el fallo judicial “es una decisión única y exclusiva del director del medio”. Fracasó el intento patronal de escudarse en los laburantes.


El pasado jueves la patronal del diario Hoy había vuelto a negarle la entrada a un periodista que cuenta con un fallo de la Justicia laboral bonaerense que ordena reinstalarlo en su puesto de trabajo. Con total cinismo, al día siguiente el propio medio publicó una nota sobre el hecho en la que afirma que la negativa a la reincorporación está fundada en “un pedido expreso” de “la mayoría de los trabajadores” del medio. La mentira duró menos de un día: los propios empleados salieron a negar que eso fuera cierto.

“Balcedo intenta escudarse con los trabajadores pero existe la solidaridad”, se titula el comunicado que los periodistas despedidos y despedidas del diario Hoy publicaron el fin de semana en el que hacen referencia a la acción que efectuaron para con ellos los actuales trabajadores del medio, despegándose de los dichos de la dirección que conduce el empresario y sindicalista Marcelo Balcedo.

“Saludamos la acción que llevaron adelante las y los trabajadores de prensa que actualmente laburan en el diario despegándose de esa falacia; mostrando una valentía importantísima y solidaridad para con nosotros/as. No quedan dudas que las y los trabajadores tenemos dignidad”, remarcaron los y las periodistas que hace casi tres años habían sido despedidos por defender sus derechos laborales y pretender elegir un delegado gremial.

En la declaración que emitieron los trabajadores del diario Hoy manifiestan su “desacuerdo con la información que salió hoy (por el viernes) en una de las notas de la edición impresa. En la misma se argumenta que la negativa de reincorporar a los trabajadores despedidos que obtuvieron sentencia favorable por parte de la Justicia para volver a sus puestos de trabajo responde al rechazo de los propios trabajadores, cuando en realidad es una decisión única y exclusiva del director del medio. Quienes adherimos a este comunicado queremos dejar en claro que no teníamos real conocimiento de la nota escrita por el medio, en la que se hace referencia a nuestra adhesión. Por tal motivo, queríamos dejar hecha esta aclaración”.

De esta forma, la artimaña de Balcedo para intentar enfrentar a los despedidos con los actuales trabajadores del diario terminó enterrada en menos de 24 horas. El empresario sigue sin poder sofocar el conflicto por las reinstalaciones, que ya cuenta con tres fallos judiciales que le ordenan reincorporar a 3 de los cinco periodistas echados en agosto de 2014.

La nota publicada por el diario el viernes, incurre en otras mentiras además de la mencionada. Por empezar, el título es en sí mismo falaz: señala que el trabajador “pidió” ser reincorporado a la empresa cuando en realidad es el fallo del Tribunal laboral Nº4 el que lo exige. Y por otro lado, se asegura que los trabajadores despedidos “tienen depositada la indemnización ordenada por la Justicia laboral en el Banco Provincia”, cuestión que tampoco es cierta: la patronal tuvo que depositar una importante suma de dinero en el banco como condición para poder apelar los fallos, no se trata de ninguna indemnización, si no de una exigencia judicial.

Además, el accionar empresarial recibió incluso el repudio de la Federación Argentina de Trabajadores de Prensa (FATPREN), y se prevé que para los próximos días haya nuevas intervenciones de los despedidos y despedidas ya que se cumplirá el plazo que el medio tiene para reincorporar a la periodista Estefanía Velo, quien también cuenta con una medida cautelar que la favorece.

Extraído de Agencia de Noticias Redacción (ANRed)

Si las patronales de prensa siguen ofreciendo sueldos de hambre habrá medidas esta semana

Aunque tomemos como referencia sólo uno de los tantos puntos del país, como es la provincia de Córdoba, donde los trabajadores de prensa y de las comunicaciones en general están cada vez peor (con despidos, vaciamientos, ajustes, precarización, etc), este drama se vive a nivel nacional.

Está claro que en el contexto del intento por correr detrás de una inflación desbocada, que encima se agrava con tarifazos y con cada vez más gente en la calle, los que todavía tienen trabajo pelan por no terminar en la indignidad de cobrar un salario decidido arbitrariamente entre patronales, organismos del Estado, y la inmensa cantidad de desocupados y precarizados.

Como en varios puntos de la Argentina, los compañeros de Córdoba están en plena lucha por mejorar este terrible situación. La semana pasada hicieron un paro y si las ofertas de las empresas siguen siendo a la baja continuarán las medidas de fuerza. Compartimos el artículo al respecto que publicó la Federación de Argentina de Trabajadores de Prensa:

 

Pararon los trabajadores de prensa de Córdoba

Este jueves 18 de mayo, las y los trabajadores de prensa de la provincia de Córdoba realizaron un paro de actividades, ante la paralización de las negociaciones paritarias.

La medida había sido definida el día anterior en un plenario de delegados, luego de la undécima reunión paritaria, en la que la patronal cordobesa ofreciera un aumento de 20 %, en dos tramos de 10, no casualmente la misma miseria ofertada por la cámara de diarios del interior en la negociación con la Federación Argentina de Trabajadores de Prensa (FATPREN).

El Secretario General del Círculo Sindical de la Prensa y la Comunicación de Córdoba (CISPREN), Carlos Valduvino, expresó que la medida de fuerza fue muy positiva y anticipó que “si la próxima semana no llegamos a un acuerdo, indudablemente, vamos a tener que avanzar en un nuevo plan de acción junto a otras organizaciones hermanas que también están peleando por salarios dignos, en contra de los despidos, y por un cierre de paritarias conforme a los cálculos del INDEC”.

La FATPREN acompaña el reclamo de las y los trabajadores cordobeses, a la vez que demanda de las patronales de prensa de todo el país que revean sus insuficientes propuestas de incremento salarial y dejen de actuar en las paritarias con maniobras dilatorias y la connivencia de las autoridades laborales.

El Diario Hoy cree estar por sobre los fallos judiciales y no reincorpora a un trabajador

El diario Hoy de la ciudad de La Plata, como miles de medios en la Argentina, viene siendo victimario de innumerable cantidad de despidos fraudulentos, ilegales, injustificables, y violando toda normativa vigente. Esto ocurre desde los últimos años de la administración anterior, y se potencia con la coyuntura proempresarial y absolutamente antitrabajadores del gobierno de la Alianza Cambiemos (PRO-UCR-CC/ARI), donde le han dado vía libre para ampliar sus ganancias sin límites en detrimento, no sólo de los empleos, sino del derecho constitucional a ejercer la libre expresión.

Algo que ya está demostrando sus lamentables resultados frente a la imposición de un discurso único que se intenta legitimar como algo natural desde los grandes holding multimediáticos que nos entretienen con banalidades y manipulación sostenidos con millonaria pauta oficial y el suficiente libre albedrío como para ampliar su poderío por sobretodo y todos.

Los colegas del matutino acompañaron a uno de sus compañeros, que por medida cautelar de la Justicia debía ser reincorporado, pero ocurrió lo que se viene repitiendo e intentando legitimar: que estas empresas se crean con la suficiente impunidad frente a todos los poderes del Estado, los ciudadanos, la República y lo que es peor, por sobre la mismísima Constitución Nacional, para hacer los que les venga en gana. Reproducimos el comunicado de los trabajadores del Diario Hoy:

Con un patrullero, tres policías y no menos de cinco patovicas en la puerta nos recibió la patronal del diario Hoy, conducida por el dirigente gremial del SOEME, Marcelo Balcedo. El desproporcionado e injustificado “operativo de seguridad” fue realizado específicamente para impedir la entrada de nuestro compañero Facundo Montiel, uno de los periodistas despedidos en 2014 por persecución gremial.

La empresa volvió a repetir el mecanismo de negarse a cumplir con la medida cautelar que le ordena la reinstalación, amparándose en que todavía está a tiempo de recurrir el fallo. De la misma forma había procedido el año pasado en el caso de Nicolás Salas. Ni por asomo a Balcedo, aún siendo sindicalista, se le pasó por la cabeza cumplir la sentencia judicial que beneficia al trabajador. Como siempre, la impunidad ante todo.

A lo único que accedió la empresa fue a permitir una reunión entre sus abogados y uno de los integrantes del Colectivo de Abogados/as Populares La Ciega, que nos acompaña legalmente. En la misma, ratificaron su posición de apelar el fallo, y no manifestaron ningún tipo de propuesta que permita encarar alguna negociación para solucionar el conflicto. Sólo se comprometieron a dialogar con la patronal de la empresa para evaluar la posibilidad de que acceda a mantener una reunión con nuestro gremio, el Sindicato de Prensa Bonaerense, cuyo Secretario General, Antonio Guillén, y Gremial, César Acuña, nos estaban acompañando. Tampoco supieron responder por qué la reunión no se gestionaba ahí mismo, ya que Balcedo estaba adentro, escondido en su oficina, mirando por las cámaras lo que pasaba afuera.

Lamentáblemente para el empresario y dirigente gremial, esto no termina acá. A partir de la constatación de que la conducción del diario no va a permitir el reingreso, mañana vamos a pedirle al Tribunal de Trabajo Nº4, que avance con el cobro de las multas por cada día en que no deje ingresar a Montiel, tal como se establece en la medida cautelar. Y además, volveremos a ir a la puerta del diario en los próximos días, cuando la empresa sea notificada de la medida cautelar a favor de otra de las periodistas despedidas, Estefanía Velo.

Con este accionar -del que tenemos registro audiovisual- Balcedo sólo retrasa los tiempos de lo inevitable. Nosotros/as no estamos dispuestos/as a ceder en lo que respecta a nuestros derechos laborales. La dirección de la empresa tiene en sus manos las cartas para solucionar el conflicto, que de otra forma sólo tenderá a profundizarse.

Reincorporación inmediata de los/as despedidos/as del diario Hoy
Basta de precarización laboral en los medios de comunicación

Comunicado de prensa de los y las periodistas despedidas del diario Hoy

La terrible perdida de empleos en la prensa está poniendo en riesgo el derecho a la información plural

En el contexto del peor momento de la historia, sin exagerar en lo más mínimo, en materia de las innumerables perdidas de puestos de trabajo en los medios, en el sector de las comunicaciones en general, y especialmente en el rubro de la prensa escrita, oral y televisiva, nos parece prudente reflexionar sobre un texto que vamos a compartir.

Las cesantías vía vaciamientos, cierres y ajustes con sus correspondientes despidos directos, a través de “retiros voluntarios”, o forzados por graves grados de abuso y precarización, que con salarios a la baja hacen que muchos colegas no puedan seguir ejerciendo su oficio ni siquiera en medios comunitarios y cooperativos, porque además estos también son perseguidos para que desaparezcan, están dejando un tendal de elementos que van contra la democracia, las instituciones y el republicanismo que tanto se predica desde multimedios, grandes holdings y entidades que los agrupan.

Este complejo panorama está logrando una censura encubierta desde los principales estamentos del poder que se registra en el periodismo que se ejerce tanto en firmas privadas como estatales. Algo que sumado a quienes no tienen otra salida que autocensurarse para preservar sus puestos en cualquiera de estas dependencias, termina cerrándose en un esquema de eliminación en la pluralidad de voces en favor de un discurso único; vacío de contenido, convertido en un mero entretenimiento que banaliza desde la política y la economía, hasta la muerte. Este dispositivo muy bien pergeñado evita que quienes nos dedicamos a esta labor podamos cumplir con el rol constitucional de llevar información veraz, responsable y democrática a cada uno de los ciudadanos que habitan este país.

Les dejamos la nota al respecto de La Gremial de Prensa:

Prensa: con desocupación, la pluralidad informativa y la democracia están en riesgo.

La situación de los trabajadores de prensa es cada vez más crítica, debida fundamentalmente a las dificultades generadas por una economía estancada, la desprotección laboral y los cambios en el modelo productivo de la información y la comunicación. Una cantidad incontable de comunicadores fantasmas, precarizados, obligados a pagar sus facturas y recursos para trabajar o directamente empleados en negro, supera dos o tres veces el número de puestos de trabajo en blanco. Las revistas culturales y alternativas, son perseguidas al igual que las radios y productoras audiovisuales, la mayoría de los cuales son cooperativas o pequeños emprendimientos.

A esta situación se le suma un nuevo contexto tecnológico que favorece el crecimiento exponencial del trabajo precario y la multitarea. Al mismo tiempo pone en crisis a la industria periodística que migra del papel a las nuevas plataformas y cambia la lógica económica de las empresas periodísticas.

Hasta los últimos meses de 2015 esta crisis afectaba en un cuasi silencio a las dotaciones de las grandes y medianas empresas del sector. Un mercado interno activo más la pauta oficial mantenían vivas empresas que de pronto decidieron cerrar sus puertas o practicar ajustes salvajes cuando su fuente de recursos prácticamente desapareció. El gobierno de la alianza Cambiemos, lejos de proponer políticas para sostener las fuentes de trabajo de miles de periodistas y mantener activa la diversidad de voces, apostó al cierre de medios y al achique de puestos de trabajo como método disciplinador del periodismo que no le era adicto.

El ajuste en los medios

En ese contexto se produjo la desaparición de Radio América -de quien nadie parece acordarse por estos días- con su consecuencia de más de 100 familias sin ingresos, sin indemnización y engrosando la creciente población de trabajadores fantasmas de la comunicación, así como el cierre de las muchas revistas del Grupo 23 cuyas pequeñas dotaciones abultan sustancialmente en la suma final, el diario El Argentino y el canal CN23, así como la reducción por goteo de periodistas en el diario La Nación que lleva despedidos o retirados “voluntariamente” en dos años a más de 30 trabajadores y continua con planes de retiro voluntario y prejubilaciones, el plan de retiro voluntario de Clarín que achicó la planta en alrededor de 150 trabajadores, los despidos en Radio Nacional y en la Editorial Atlántida (Televisa) que suman cerca de cincuenta entre los de 2016 y los producidos hace pocos días.

Radio Del Plata sufre otra forma de destrucción en cuenta gotas para sumarla en el futuro a la cadena de radios afines al Gobierno nacional, al tiempo que ya nadie se acuerda de Miradas al Sur y apenas si se habla de Radio Madres. El ajuste económico manda, pero la convergencia tecnológica es una herramienta táctica, y ambas resultan una combinación demoledora para quienes vivimos de oficios vinculados a los medios periodísticos.

Esta situación afecta no solo a los trabajadores, también reduce la diversidad de miradas y voces que deberían intervenir en el debate democrático de la sociedad. La pluralidad de voces, el ejercicio democrático de la ciudadanía se convierten en una utopía.

La libertad de prensa, la libertad de expresión, la comunicación como derecho humano, se ven seriamente afectadas en este contexto. Las políticas del gobierno avanzan sobre este cuadro de situación y van por más: desregulan la principal plataforma audiovisual (TV paga) sin exigencias de producción propia e informativa, entregan frecuencias a corporaciones de telecomunicaciones, clausuran y decomisan radios Pymes y comunitarias, criminalizando  la comunicación popular. El mismo Estado que debería ser garante de protección del derecho individual y colectivo a la comunicación es el que persigue con denuncias penales y sustracción de bienes materiales a medios y trabajadores.

Este conjunto de factores impiden el desarrollo de la comunicación social en sus diversas plataformas y suponen que tanto el trabajo periodístico, el periodismo “de calidad” y la pluralidad informativa como un derecho inalienable de los pueblos, están en grave riesgo. La pretensión de que con escasos o nulos recursos, desde la plataforma de Internet se puedan expresar múltiples voces en competencia con los mismos medios oligopólicos que hace veinte años se convirtieron en híbridos y vuelcan su poder económico a la red, no pasa de una teoría que desvía el eje de la discusión sobre la pérdida de ciudadanía por parte de la inmensa mayoría de la población.

Nuestro reclamo

La Gremial de Prensa se suma a las voces de denuncia de los distintos actores de la comunicación con respecto a esta situación, reclama la aplicación de los principios antimonopólicos y democratizadores de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual,  el acceso universal y gratuito a Internet y la sanción de la Ley de Publicidad Oficial, para equilibrar el acceso a recursos básicos que resguarden la actividad.

El Estado no puede ser un mero espectador del mercado, debe actuar mediante acciones que protejan el trabajo y la supervivencia de los medios de comunicación en riesgo, desde la distribución con equidad y sentido social de pauta publicitaria, hasta la implementación de subsidios a la actividad y repros para asegurar los sueldos de los trabajadores cuyos puestos de trabajo se ven en riesgo y para mantener en pie a las empresas y cooperativas del sector.

Cese de tareas en Infobae en defensa de empleos y contra Listas Negras

Ya en octubre del año pasado el gerenciador de Infobae, Daniel Hadad, no desaprovechó la coyuntura y zona liberada que permitió, y sigue habilitando la actual administración central, para subirse a la peor ola de vaciamientos, desfinanciamientos, y su consecuente precarización y despidos en la historia de los medios de comunicación. Algo que también había intentado hacer en la Radio El Mundo que Julio De Vido adquirió mediante testaferros, y que hoy se dirime entre la salida del apoderado Julián Mansilla, supuesto ex empleado de ARTEAR que se hará cargo del fútbol pago de Turner, Fox y Clarín, y la entrega ilícita a un prestanombres de Cristóbal López hijo de su vocero Carlos Infante, nos referimos a Federico Infante, quien pretende, como suele hacer el Grupo Indalo en todo medio donde aparece: hacerse cargo de señales flojas de papeles con activos injustificables para ajustarlas y luego utilizarlas con plantillas laborales reducidas, con el fin de continuar su raid de negociados cada vez más oscuros.

En marzo de este año, Hadad hizo lo mismo en el portal de noticias TKM, y a principios de este mes retomó sus clásicas políticas contra los trabajadores de prensa en su emblemático sitio. Desde el día de ayer, y frente a la potenciación del conflicto, los compañeros tuvieron que tomar la decisión de llevar adelante un cese de tareas de dos horas por turno, mañana y tarde. Así lo manifestaron en su comunicado oficial que reproducimos:

ESTE JUEVES 18/5 NUEVO CESE DE TAREAS EN INFOBAE
NO A LAS LISTAS NEGRAS

Ante las negativas y falta de respuestas por parte de la empresa frente a los reclamos que los trabajadores y trabajadoras de Infobae venimos realizando a lo largo de estas semanas, la asamblea votó realizar este jueves 18 de mayo continuar con las medidas, que incluyen un cese de tareas en dos turnos: por la mañana, de 9 a 11 horas; y por la tarde, de 17 a 19.

Existe un sentimiento generalizado de malestar e incertidumbre entre todos los compañeros que hacemos diariamente Infobae. No hay respuestas claras frente a la amenaza de los puestos de trabajo de los correctores, hay un avance en la flexibilización de los convenios de trabajo en torno a la multitarea, y se produjo un aumento discrecional de sueldos que se liquidaron en el último cobro salarial, que excluyó de manera ilegítima a un grupo de trabajadores que, no casualmente, una abrumadora mayoría son afiliados al Sindicato de Prensa de Buenos Aires y tienen una activa vida gremial.

Este último punto tiene que ver con que hay alrededor de 15% de los trabajadores que no recibieron aumento alguno. Se trata de una verdadera LISTA NEGRA, cuyo único objetivo es estigmatizar, hostigar y desmoralizar a un conjunto de compañeros que hacen respetar sus derechos. Una decisión alejada de todo criterio profesional o económico y que configura una política netamente ANTISINDICAL, lesiva del principio de no discriminación de los trabajadores por razones gremiales y de igualdad de trato que debe regir en las relaciones laborales. Una práctica, en definitiva, ilegal y abusiva, que busca afectar la dignidad e integridad de los damnificados.

Por todo lo expresado, convocamos a todos a solidarizarse con los afectados y a sumarse a las asambleas con cese de tareas por turno, en respeto de los puestos de trabajo y de nuestro sustento diario.

Igual aumento para todos. Rechazamos la política antisindical detrás de los incrementos arbitrarios otorgados con los salarios de abril por parte de la empresa. Basta de hostigamiento y ataques a la libertad sindical. Respeto irrestricto de la negociación colectiva y de la representación votada por los trabajadores.

Defendemos todos los puestos de trabajo ante las amenazas de despidos de las últimas semanas, que han sido planteadas con el argumento de que algún software pueda reemplazar el trabajo de quienes diariamente hacemos Infobae.

No a la imposición de la multitarea, que atenta contra los derechos consagrados por el Convenio de Prensa Escrita y Oral 301/75 y por el Estatuto del Periodista. Instamos a que toda modificación de las condiciones de trabajo forme parte de una negociación colectiva entre la empresa y los representantes sindicales, sin excepción.

Repudiamos el descuento salarial por la adhesión al Paro Nacional del 6 de abril, por tratarse de un ataque al derecho a huelga que, con animosidad, golpea directamente contra el motivo de reclamo: la licuación de nuestros salarios por la inflación.

Defendemos la presencia de nuestro sindicato, el SiPreBA, en las negociaciones paritarias 2017 con las cámaras y el Ministerio de Trabajo. Se trata del único sindicato que legítimamente representa a los trabajadores de Infobae en particular y de prensa en general.

Asamblea de trabajadores de Infobae

La Justicia ordenó reincorporar a delegado echado por Cristóbal López en Minutouno

Hace dos años dos delegados del hoy casi vaciado portal Minutouno.com, del Grupo Indalo, fueron despedidos violando toda la legislación existente. El responsable del sitio en ese momento era Jorge García, un fiel empleado de Daniel Hadad y del comprador de los medios que gerenciaba, Cristóbal López.

Después de este conflicto que generó presentaciones judiciales y varias movilizaciones del SiPreBA, el tema quedó a cargo de los abogados y se concretó la salida elegante de García, a quien el titular de Infobae puso al frente de la emisora que su amigo Julio De Vido adquirió a través de un grupo familiar de testaferros santafecinos de apellido Vignati, dueños en los papeles del Grupo Gens, y una abogada que participó de varias de las empresas de energía confeccionadas por el ministerio de planificación de la anterior administración, Silvana Stochetti, quien hace las veces de comisaria política, nos referimos a Radio El Mundo.

García otra vez tuvo graves conflictos con los trabajadores de prensa y tuvo que ser removido. Hoy la AM 1070 se encuentra víctima de un entramado escandaloso que tiene como apoderado a un empleado de Clarín al que ARTEAR envió a administrar el nuevo fútbol de Turner/Fox, Julián Mansilla, negocio del que el multimedios será multimillonariamente beneficiado mediante las transmisiones por Cablevisión. Un tema que pone en riesgo varios puestos de trabajo, ya que como siempre, tiene merodeando a personeros de Indalo Media (probablemente Federico Infante), para tomar el control, como siempre en un acuerdo flojo de papeles, y así concretar el trabajo sucio del desguace, algo parecido a lo que ocurrió en CN23, Radio 10 y C5N, entre otros medios que tomaron prestados. Este es un tema con importantes aristas que iremos ampliando a medida que se vayan desencadenando los acontecimientos.

Lo cierto es que no todas son buenas para López y su colaborador en la división medios de su holding y por una vez, funcionarios del Poder Judicial actuaron a derecho. Compartimos el comunicado del Sindicato de Prensa de Buenos Aires:

A dos años del despido antisindical de los delegados de SiPreBA en Minutouno, la sala V de la Cámara del Trabajo consideró “nulo” el despido y ordenó la reincorporación de uno de los delegados; mientras la causa del otro delegado despedido continúa su curso en otra sala de dicho fuero.

De esta forma, concluye un extenso ida y vuelta en Tribunales, que constituyó un verdadero ardid judicial por parte de la empresa de Cristóbal López con el fin de dilatar lo que, en primera instancia -y luego en ratificación posterior- ya había sido ordenado por la medida cautelar: la reincorporación del delegado injustamente despedido.

Durante el proceso judicial, la empresa intentó sin suerte sellar un acuerdo económico con los despedidos, mientras que, con los empleados, perpetuó el plan que guió los despidos en primer lugar: el desguace del portal Minutouno, el traslado a otra razón social de todo el personal, la eliminación del convenio de prensa -en plena fundación de SiPreBA- y la anulación de la actividad sindical en el mismo. En reemplazo, los trabajadores quedaron subsumidos en un convenio que no es el que, por actividad periodística, les corresponde. 

Exigimos la inmediata reincorporación de los despedidos, y el reconocimiento de SiPreBA como el único representante de los trabajadores de prensa, para actuar con todos los atributos que corresponden a un sindicato.

Los holdings mediáticos publican índices de inflación oficiales y ofrecen salarios de hambre

El gráfico de los compañeros de la Comisión Interna de Prensa de Canal 13/TN es una síntesis de lo que ocurre en la totalidad de los holding mediáticos privados y también estatales. Mientras que se encargan de publicar los datos oficiales que ofrece el INDEC sobre los índices de inflación, que en el pasado mes de abril dio un 2,6 por ciento, con un impresionante acumulado en lo que va del año de 27, 5, paradójicamente imponen salarios de hambre, que como en el caso del Grupo Clarín rondan el 10 por ciento promedio, o el 20 % en prensa escrita como difundió la Federación Argentina de Trabajadores de Prensa.

Las radios están en una situación similar. Las paritarias que fijó la UTPBA con las patronales y la anuencia del Ministerio de Trabajo en 2016 fueron realmente escandalosas. Unas paupérrimas subas en tres mínimas escalas NO REMUNERATIVAS, con insólitos descuentos compulsivos para la obra social de la burocracia, que ya casi no existe más que para hacer caja. Y el hecho de que el mes pasado todo haya pasado al básico hizo que los descuentos fagocitaran hasta lo que no había. Todavía el gremio proempresarial no ha hecho pública la pauta que pedirá para este año, pero ¿qué se puede esperar después del lamentable “acuerdo” sellado con anterioridad?  

A esto se suman los vaciamientos con sus correspondientes perdidas de empleo, tal lo ocurrido en todo el Grupo 23 con Radio América, el ilegal sistema de pago en cuotas establecido a la fuerza en Splendid y en Del Plata, donde ni siquiera se cumple lo firmado en la cartera laboral, las sucesivas violaciones a los convenios con cada vez más precarización, trabajo en negro, y en el marco de diversos abusos y permanentes cesantías encubiertas en emisoras como Madres, Radio 10, Mitre, Belgrano, La Red, El Mundo, por nombrar algunas, y también frecuencias moduladas que van desde la Mega, POP, hasta Rock & Pop, entre otras.

Algo que no hace más que avizorar un año durísimo para todos, pero en el que tiene que quedar claro que no debemos aflojar ni un ápice. Tenemos que defender cada puesto y materializar el ingreso de nuestros representantes en las negociaciones salariales sin condicionamientos de ninguna índole.

Cuando se mata al mensajero o alguno llega a rey. Se reprime al comunicador o el medio es el represor

MATAR AL MENSAJERO

Compartimos un excelente ciclo sobre la represión a comunicadorxs que realizó Antena Negra TV hace una semana y que no sólo vierte la problemática que está perjudicando todos los aspectos de la comunicación alternativa a los medio imperantes por su condición económica y de mutua relación con el poder establecido, sino que documenta casos concretos. Los aspecto tratados son

1) Comunicar.
2) Ser periodista.
3) Salir a la calle.

Desde el principio de los tiempos, llevar el mensaje que la corona no quiere escuchar fue, es y será algo a callar.

Rodolfo Walsh. Gary Webb. José Luis Cabezas. Brad Will. Y tantos nombres más de comunicadores y comunicadoras que fueron alcanzados por la bala “justiciera” cuando realizaban su labor: pretendían mostrar más de lo permitido.

Este programa busca reflexionar y visibilizar los ataques a los y las comunicadorxs que en estos últimos años vienen recibiendo, en el marco del próximo Juicio a la Policía de Macri por balear a comunicadores populares de la Red Nacional de Medios Alternativos. Al mismo tiempo pensaremos qué pasa cuando el medio es el represor o cómo algunos mensajeros llegan a rey.

Conducción:
Pablo Pimentel (APDH La Matanza)
Invitadxs:
Trabajadores de AGR-Clarín
Trabajadores de Editorial Perfil (Sipreba. Sindicato de Prensa de Buenos Aires)
Por más Tiempo del Diario Tiempo Argentino
Jose Nico Fotografa de P12 y Clarín.
La Garganta Poderosa
Juicio a la Policía de Macri por balear a comunicadores populares (Hagamos Lo Imposible HLI, Correpi Organización y Red Nacional de Medios Alternativos).
Realización:
Antena Negra TV – Canal 20 de TDA