Que esta vez cumplan!: el Ente Nacional de Comunicaciones se comprometió a pagar los FOMECAS

Ente Nacional de Comunicaciones se comprometió a pagar los FOMECASEl Ente Nacional de Comunicaciones (ENACOM) se reunió con los medios alternativos y comunitarios, y acordó el pago adeudado de los Fondos de Fomento Concursables para Medios de Comunicación Audiovisual (FOMECAS), establecidos en la Ley 26.522.
En números representan $160 millones para proyectos presentados en concursos de 2017 y $300 millones correspondientes a 2018, que no están abiertos a un poco más de tres meses de finalizar el año. También existen $35 millones en deudas que persisten hace tres años y otros cientos entre la sub ejecución de 2016 y las diferencias acumuladas entre lo asignado y lo establecido por la Ley.
Pablo Antonini, referente del Foro Argentino de Radios Comunitarias (FARCO), destacó la reunión para ponerse al día con las deudas, a partir de los plazos establecidos hasta fin de año. A partir de hoja de ruta armada, estarán atentos con su cumplimiento, sino volverán con las denuncias y campañas.
En diálogo con Frecuencia Zero sostuvo que dieron “un pasito” en comparación a lo que vienen atravesando, apostando al acercamiento de las partes. Además recalcó que sólo piden el cumplimiento de una Ley en los tiempos correspondientes.
Extraído de deRadio.com y Frecuencia Zero
Anuncios

¿Qué peligro corren los medios que adquirió Alpha Media Group, que tiene como cara visible a Marcelo Fígoli?

Aunque entre bomberos no se pisen la manguera es como que todos estamos un poco grandes, achacados, curtidos y bastante pisoteados para que nos sigan tomando el pelo ¿no?. Hace horas el Diario Perfil de Jorge Fontevecchia, el hombre que todavía tiene asignada por decreto presidencial la AM 1190 e ilegalmente no la pone al aire para evitar los legítimos reclamos de quienes Szpolski y Garfunkel con sus socios de la ex SIDE dejaron en la calle (VER), realiza una publinota tan condescendiente a su par Marcelo Fígoli, rostro visible de Alpha Media Group, que por momentos conmueve. 

En la misma, que ACÁ pueden leer para ver lo que es el antiperiodismo, Fígoli cuenta casi de manera pornográfica y como si fuera algo positivo, la manera en que recibe concejos de uno de los hombres que más admira, Gerardo Daniel Hadad, uno de los personajes más oscuros que incursionó en medios en los ’90 de la mano de los Carapintadas, Alfredo Yabrán y los hijos de Massera (VER y VER, NO TIENE DESPERDICIOS).

Verán que no hay ni habrá nunca casualidades en nada de esto, y menos aún ingenuidades en nadie que se considere un laburante de este oficio o profesión, como más les guste denominarlo. En agosto de 2008, Hadad hacía un gran favor a Fígoli y sus socios engañando a la opinión pública, el hombre anunciaba desde su negado portal iProfesional (VER) un supuesto y “normal” cambio de manos de Radio Splendid y Rock & Pop. En teoría, según el “informe” el hombre de Fenix en argentina le cedía las señales a Arturo Rubinstein (VER), quien ya estaba en esa movida radial hace rato pero que contaba con un pasado más vinculado a los mecenas de Hadad que al mundo de las broadcasting, nos referimos al desastroso Plan Brady (VER).

En iProfesional los escribas del ¿ex? Radio 10 manifestaban que no iba a haber despidos en ninguna de la emisoras históricas, releanlas detenidamente. Sin embargo y como era de esperarse en pocas semanas empezaron las impuestas cesantías a través de tres mercenarios conocidos por todos: Francisco “Paco” Mármol, Martín Rubio y José Luis García Britos (VER).

Lean en este gran trabajo de Letra P (VER) como uno de los delegados de la AM 990 y la 95.9 cuenta que el final de la sangría se concreta con 61 personas echadas por este pasamanos que duró muy poco, porque Fígoli & Company retomó al poco tiempo el control de las frecuencias que en realidad nunca dejó. Hecho el trabajo sucio y con nuevos capitales frescos de parte de gente como los inefables Daniel Vila y Manzano, el hombre avanza en sociedad con ellos para tomar posesión de la licencia de Fm Blue, en la que juntos y a la par ejecutan otra purga de despidos y levantamiento de programación (VER y VER).

Quienes prefieren olvidar esto o pasarlo por alto es posible que sean las próximas víctimas de la estratagema tan bien pergeñada. En Perfil otra vez se repite la historia, Fígoli justifica ajustes en plantillas laborales, minimiza la pauta oficial que otorgan los gobiernos pero claro, para variar promete que no va a haber despidos ¿alguien puede creerle?. Acaso Fascetto dejó la histórica agencia Noticias Argentinas porque estaba cansado de tener ganancias? (VER y VER). El cinismo de estos seudoempresarios de las comunicaciones no cesa porque están envalentonados con el apoyo que todavía reciben desde las altas esferas de quienes conducen el Estado argentino.

Además de sus vinculaciones con Hadad, Fenix, Vila y el hombre que roba para la corona, José Luis Manzano, el polémico Marcelo Fígoli tiene el control en los papeles de Alpha Media Group con gente como Gabriel Leonardo del Vecchio (VER) y FEG Contenidos S.A. con Diego Ezequiel Finkelstein (VER), otro personaje íntimamente relacionado a la Alianza Cambiemos que encabeza Mauricio Macri (VER).

Con sólo indagar un poco en estas relaciones sobran los motivos para estar expectantes frente a alguien que de la nada empieza a adquirir medios a bajo costo gracias a la crisis generada para que muchos desaparezcan y como caídos del cielo, mientra además se asegura un futuro prometedor en un escenario de crisis económica que ya asegura una inflación que puede superar el 42 por ciento, con devaluación, mayor desocupación, y una descontrolada suba del tipo de cambio, esa que garantiza a “inversionistas” externos tener prestanombres locales para adquirir a bajísimo costo firmas que vacían, pese a lo que afirma Fígoli, para obtener una rentabilidad multimillonaria avalada y sostenida por la administración de turno en detrimento de otros miles de trabajadores de prensa que seguirán sufriendo este esquema de violación al Estado de Derecho que cuenta con la complicidad del Poder Ejecutivo, Judicial y Legislativo.  

Siguen los despidos en Viacom-Telefé, esta vez en Teleocho de Córdoba

Primero fue en noviembre de 2017 (VER) y luego en mayo de este año (VER) cuando el conglomerado mediático estadounidense empezó con despidos y retiros (in)voluntarios. Esa política que se ha hecho “ley” en Argentina por obra y gracia de la actual administración nacional continúa y se potencia.

Ahora El Círculo Sindical de la Prensa y la Comunicación de Córdoba (CiSPren) se solidarizó con el periodista Víctor Zapata, quien se desempeñaba como conductor de Teleocho Noticias y según denunció el CiSPren, fue “despedido arbitrariamente este miércoles por la patronal de la multinacional Viacom”, titular del Grupo Telefe.

“Repudiamos este despido, que solo persigue el amedrentamiento y el disciplinamiento de los trabajadores. Estos actos, de extrema violencia laboral, inoculan miedo entre nosotros. Nos quieren callados para que no reclamemos por salarios dignos, o condiciones dignas de trabajo”, advirtieron desde el sindicato de prensa.

Por su parte, Javier De Pascuale, secretario adjunto del CiSPren, destacó: “Acaba de terminar la asamblea de Canal 8. Total desazón. Los yanquis (en alusión a la multinacional Viacom) no tienen ningún problema en despedir sin causa, sin motivo expresado, a una figura con visibilidad pública, o que es el símbolo de la “renovación” del canal. No aceptaron que el compañero respondiera que iba a redactar un descargo por una llamada de atención que le hicieron”.

En tanto, Néstor Pérez, secretario de Organización del CiSPren, denunció que el despido de Zapata ocurre tras la apertura de paritarias solicitada por el gremio ante el ministerio de Trabajo. “En ese marco, las condiciones de trabajadores y patrones, no se pueden alterar. Y Canal 8 se encargó de romper ese acuerdo, redundando en una práctica bochornosa”.

Desde el sindicato manifestaron que “los trabajadores de prensa en todo el país han sido presas de una cacería ideológica en los medios públicos, pero también en los privados” y agregaron que “este ajuste se llevó casi 3.000 puestos de trabajo en todo en todo el territorio nacional”.

Extraído de La Mañana de Córdoba a través de Señales

Sigue la agonía de Radio Rivadavia y su FM Uno. Otra subasta fallida de la 630

Les contamos en este sitio los entretelones de los últimos remates y el trasfondo que involucra a la familia Cetrá, Nosiglia, los hermanos Whpei, Von Schmeling, Fígoli y los inefables Daniel Vila y José Luis Manzano. Repasenlos aquí (VER).
Salió con una base de 4,5 millones de dólares, pero no hubo ningún oferente. Así, quedaron desiertas las dos subastas luego del primer intento de remate con una base de US$ 12 millones el pasado 30 de agosto. La segunda, prevista para las 11, tampoco tuvo oferentes al igual que la última, una hora después, cuando la Radio había salido a remate ya a un tercio del valor inicial, US$ 4,5 millones.

Tras la declaración de la quiebra en octubre de 2017, la Radio está siendo administrada por un grupo de síndicos. Los principales problemas son sueldos impagos, pagos prorrateados y el tema que unos afirman y otros niegan: la pérdida permanente de pauta publicitaria, que habría llevado a la Radio a la quiebra. Empleados de la emisora, que hasta ahora seguían yendo a trabajar, están planteando la posibilidad de ir a un paro, según contó uno de ellos a Clarín.
El de Radio Rivadavia es un compendio complejo e intrigante, con muchos protagonistas y poca claridad. Explicar el capítulo completo y con detalles es algo que ninguno de los interlocutores (ni los empleados históricos, ni los directores más nuevos, ni los síndicos, ni los martilleros) parecen poder ofrecer plenamente.

Ricardo Alejandro Sánchez, el martillero a cargo de la subasta, explicó que ambos actos fueron normales. “Desde ahora, los interesados se pueden acercar al juzgado, pero sólo el juez tiene potestad para decidir una nueva base. Hay que considerar que sólo el inmueble vale 3 millones de dólares… y a la vez, si en lugar de comprar sin el pasivo alguien quisiera hacerse cargo de la quiebra, son 400 millones de pesos, o sea 10 millones de dólares. Pero las especulaciones siempre están… el hombre de negocios siempre intenta sacar lo más barato posible”, señaló. 

Extraído de deRadios.com y Clarín

Ratings de agosto de señales para TV paga de Argentina: C5N muy cerca de TN

Mientras la disputa entre la línea editorial oficialista u opositora sigue en los canales de cables, obviamente con muchas desigualdades y dificultades, los números de la polémica IBOPE vuelven a sorprender como ya lo hicieron con los de las radios (VER).

En el marco de rumores no concretados sobre el traspaso de varios medios de Indalo Media al matarife Alberto Samid el canal del holding de esas sociedades anónimas que se agrupan con ese nombre, C5N le pisa los talones a Todo Noticias del beneficiado multimedios macrista Grupo Clarín. Lo increíble es que esto ocurre mientras Cristóbal López y su empleado socio, Fabián de Sousa, continúan detenidos por evasión impositiva y sin visos de salir del penal de Ezeiza.

Compartimos los datos de julio, agosto y abril, mayo, junio de 2018:

 

Extraído de Difusión Data

Insólito: Víctor Santa María decidió no imprimir Página 12

En el día de hoy, y como parte de un plan de lucha votado por unanimidad en asamblea la semana pasada, los y las trabajadoras de PáginaI12 llevamos a cabo un paro total de actividades durante 24 horas. Fue como respuesta al no pago del acuerdo paritario de este año por parte del Grupo Octubre, que como excusa alega la falta de homologación del acuerdo por la actual secretaría de Trabajo, requisito que la legislación vigente no exige.

El paro, que tuvo gran acatamiento y se extenderá hasta primeras horas de mañana, fue la primera de una serie de medidas que tenemos proyectadas para las próximas dos semanas, y que esperan lograr que la empresa abra una instancia de negociación que dé cuenta de la difícil situación que estamos atravesando.

En este contexto, la empresa decidió no imprimir el diario de mañana, una medida inédita en los más de 30 años de vida de PáginaI12, pese a la larga tradición gremial que tiene la asamblea de trabajadores y trabajadoras. Las medidas votadas por unanimidad continuarán frente a lo que también es una situación inédita: por segundo año consecutivo la empresa desiste de cumplir un acuerdo paritario que está lejos de cubrir una inflación que va a superar el 40 por ciento.

Comisión Interna Página 12 – SiPreBA

Comunicado del Grupo Octubre:

Hoy la edición papel de PáginaI12 lamentablemente no llegó a los kioscos. Por lo tanto, tampoco será posible descargar la versión PDF desde la web. La razón fue una medida de fuerza de un sector de los trabajadores en reclamo de que se empiece a pagar el acuerdo paritario, firmado por UTPBA, que aún no fue homologado por la Secretaría de Trabajo.

Más allá de esa diferencia específica, el Grupo Octubre, editor del diario, no escapa a la crítica situación que vive el conjunto del país, devastado por las políticas desarrolladas por el Gobierno desde el primer día de su mandato. Una situación que adquiere contornos aún más graves en el conjunto de los medios de comunicación y especialmente en aquellos que ofrecen una mirada no alineada con el oficialismo. Esa realidad es la que cada día se refleja en nuestras páginas como noticia: cierre de medios, salarios a la baja, despidos, crecientes pérdidas de fuentes de trabajo.

A pesar de todo ello, con enormes esfuerzos, Página 12 viene pagando los salarios en tiempo y forma y, gracias al aporte de miles de lectores que se unieron a la edición web, pudo encarar la solución de una deuda salarial pendiente de acuerdos anteriores.

El Grupo Octubre no desconoce la angustiante situación que viven todos los trabajadores en Argentina y la correspondiente descomposición que sufre el tejido social. Comparte su reclamo y difunde día a día la triste realidad que hoy nos toca vivir. Pero está convencido de que no podrá resolver semejante cuadro puertas adentro.

Esperamos que este corte en nuestra relación cotidiana sea solo un pequeño intervalo y que podamos retomar enseguida, y sin más interrupciones, tanto el diálogo interno como el contacto diario con todos los lectores.

Extraído del sitio de la Comisión Interna de Página 12 y comunicado Grupo Octubre

Periodistas actúan como agentes de propaganda o callan cuando algo de los sótanos sale a la superficie

Algunos manuales aún definen al periodismo como un “cuarto poder”. O como el “tábano” que pica al caballo, que lo molesta, que lo irrita incluso, y que lo obliga a moverse, a ser mejor. Pero en la práctica, muchos periodistas actúan como agentes de propaganda o callan cuando algo de los sótanos sale a la superficie. Por eso, la compra de periodistas resulta uno de los rubros más extendidos y caros de las campañas electorales, y por eso sobran también los periodistas procíclicos, que cuelgan medallas al campeón y lo patean cuando ya está caído. Sentado frente a un ministro de la gobernadora María Eugenia Vidal en un bar del centro platense, un conocido periodista de la televisión argentina fue directo al grano.

“Quiero una guita por mes”, dijo.

El ministro intentó esquivar el toro. O más llano, “hacerse el boludo”. “No sé de qué me estás hablando. Yo no manejo esos temas”. Pero el periodista ya estaba lanzado.

—Raro. Porque el que antes ocupaba tu mismo cargo sí la ponía, todos los meses –le espetó en plena transición del sciolismo.

—Mirá, yo no sé cómo habrás arreglado con el gobierno anterior, pero conmigo no.

—Creo que no entendiste. A mí me da igual si la ponés vos, si la ponen a través de un área de la gobernación o por medio de la SIDE, pero si no quieren quilombo, hay que ponerla –resumió.

¿Testigos? El vocero del ministro y el productor general del periodista, que por supuesto callarán en público.

En términos cuantitativos, hay pocos datos certeros sobre la situación de la ética periodística general, aunque los indicios ofrecen un panorama desolador. El 91% de los casi mil periodistas encuestados en 2011 por la consultora CIO para el Foro de Periodismo Argentino (Fopea) respondió que conocía conductas antiéticas de sus colegas.

Esa misma encuesta detectó un problema subyacente: los periodistas cobraban salarios paupérrimos que obligaban a la mitad de los encuestados a tener un segundo empleo. En ciertos casos porque las empresas periodísticas no podían pagar mejores salarios (y menos pueden ahora, siete años después); y en otros casos, porque padecían un fenómeno que en el oficio se conoce como la “privatización”, “tercerización” o outsourcing de los salarios. Es decir, que la empresa X paga bajos salarios y mira para otro lado mientras el empleado, chapeando con que trabaja para X, pasa la gorra entre políticos, empresas o, en el caso de la sección Deportes, técnicos, dirigentes y representantes de jugadores de fútbol (…).

Antes y después, las sospechas acerca de “sobres” para periodistas rodearon a la ex SIDE. Desde los tiempos de Menem y hasta la actualidad, con Mauricio Macri, pasando por todos los ocupantes de la Casa Rosada: De la Rúa, Eduardo Duhalde, Néstor Kirchner y Cristina Fernández, quienes siempre lo negaron, es justo aclarar, de manera furibunda.

Por arriba de los sótanos, esos mismos presidentes recurrieron al reparto discrecional de la publicidad oficial como una forma más sofisticada –y por momentos arbitraria– de definir premios y castigos con prescindencia del rating, la circulación o el “share” de la audiencia, o el apego a una política pública basada, por ejemplo, en la decisión de apoyar el desarrollo de medios pequeños e independientes o del interior del país:

• Entre 2009 y 2015, los diez grupos de medios más beneficiados fueron Veintitrés (Szpolski-Garfunkel, con 814,9 millones de pesos), Albavisión-Canal 9 (Remigio González, 384 millones de pesos), Telefe (331,1 millones de pesos), Uno (Vila-Manzano, 311,1 millones de pesos), Página/12 (248,1 millones de pesos), Grupo Clarín (219,4 millones de pesos), Grupo Indalo (Cristóbal López, 158,6 millones de pesos), Grupo Crónica (Olmos, 140,3 millones de pesos), Diario Popular (Fascetto, 139,7 millones de pesos) y Ambito Financiero (Orlando Vignatti, 106,6 millones de pesos).

• Al cabo del primer año de gobierno de Mauricio Macri, el listado registró cambios cualitativos. Primero quedó el Grupo Clarín (519 millones de pesos), luego Telefe (ya en manos de Viacom, 171,5 millones de pesos), Grupo Indalo (165,9 millones de pesos), Grupo América (Vila-Manzano, 133,4 millones de pesos), SA La Nación (118,7 millones de pesos), Grupo Crónica (107,9 millones de pesos), Albavisión-Canal 9 (65 millones de pesos), Radio y TV Argentina (57,4 millones de pesos), Diario Popular (53,1 millones de pesos) y Google (48,5 millones de pesos).

• Ya en el primer semestre de 2018, los números cambiaron otra vez. El Gobierno gastó 654 millones de pesos en publicidad oficial durante los primeros seis meses del año; es decir, 60% menos respecto al mismo período del año anterior, cuando se iniciaba la campaña para las elecciones legislativas. ¿Lo más curioso? Mientras que la mayoría de los medios registraron una baja de ingresos por publicidad acorde a ese recorte, el canal C5N –sin contar al resto del Grupo Indalo, de Cristóbal López y Fabián de Sousa– subió de 5 millones a 9,44 millones de pesos; y Página/12 –también sin contar al resto del Grupo Octubre–, de 3,2 millones a 9,66 millones de pesos.

Porque cuando del mundo de la comunicación se trata, la dinámica excede a los periodistas y también abarca a los medios de comunicación y a sus dueños, aunque algunos prefieran olvidar tiempos pasados, del mismo modo que prefieren callar incómodas realidades presentes.

Porque no son pocos los funcionarios de extrema confianza del presidente Mauricio Macri, sin ir más lejos, que se quejan de las prácticas “extorsivas” de muchos empresarios de medios, tanto de la Ciudad de Buenos Aires como del interior del país, del mismo modo que deslizan que el poderoso dueño del Grupo Clarín, Héctor Magnetto “ya no pide; ahora exige” todo aquello que pretende obtener.

Nada distinto, según los memoriosos, de la impronta que ya mostró Magnetto en los años ochenta, en una de sus reuniones con el entonces presidente, Raúl Alfonsín. Según el recuerdo de dos testigos, el jefe de Estado quiso lisonjear al factótum del Grupo Clarín reconociendo su plusvalía como “cuarto poder de la República” y chocó con una respuesta inesperada, planteada sin soberbia, sino como una realidad evidente. “No, presidente, nosotros somos el primer poder”.

Curioso. Porque si esa anécdota la cuentan desde el círculo íntimo de Alfonsín, los menemistas de paladar negro cuentan un episodio similar. Dicen que Carlos Menem en un momento le preguntó a Magnetto si acaso él quería ser presidente. “No. Ese es un puesto menor”, le adjudican la respuesta. Y a Cristina Fernández de Kirchner le enrostró otra similar. “Para qué quiero ser presidente si donde estoy tengo más poder”.

“Eso pudo ocurrir, sí, pero con una salvedad, según le reconocen a Magnetto algunos de sus críticos actuales. Cuando los gobiernos de Menem y de los Kirchner lo tentaron con el oro y el moro a cambio de su apoyo a la reelección ilimitada de unos y otros, el cerebro del Grupo Clarín se negó. “En otros aspectos no, pero en eso aún tiene límites cívicos”, le remarcó uno de sus más acérrimos rivales empresarios de medios de las últimas dos décadas a este autor (…)

En cuanto a los periodistas –no ya los medios–, la pauta oficial de 2009 a 2015 mostró ciertas tendencias sintomáticas. Figuraron las productoras de Roberto Navarro (14,7 millones de pesos), Mauro Viale (13,8 millones de pesos), Jorge Rial (13,3 millones de pesos), Antonio Francisco Novas (Grupo Szpolski-Garfunkel, con 7 millones de pesos) y Javier Carlos “el Profe” Romero (4 millones de pesos), entre otros.

El reparto cambió por completo durante los primeros dos años presidenciales de Macri. Giró casi 6 millones de pesos a las productoras de ciclos periodísticos, señales de cable y webs personales de Luis Majul (La Cornisa Producciones, 2,2 millones de pesos), Joaquín Morales Solá (JMS y Asociados SA, 1,1 millones de pesos), Alfredo Leuco (L y M Producciones SRL, 940 mil pesos), Luis Novaresio (Comunicación Publicitaria SRL, 830 mil pesos) y Marcelo Longobardi (LRH Producciones SA, 750 mil pesos), entre otros.

¿El reparto de publicidad oficial implica necesariamente el silencio cómplice o la buena voluntad del medio o del periodista? No. Eso depende de la línea editorial y de la ética propia de cada medio o periodista.

¿El reparto de publicidad oficial implica necesariamente que quien distribuye ese dinero busca ese silencio cómplice o esa buena voluntad del medio o del periodista? Tampoco. Eso también depende de los criterios y de la ética de cada funcionario o área de gobierno.

Porque los grandes profesionales del periodismo son eso: grandes profesionales, ejemplos de honestidad, contracción al trabajo y seriedad. Pero hay algunos cuyo mejor trabajo es aquel que nunca salió al aire ni se publicó jamás… pero les permitió apretar y recaudar. Tal y como ocurre con ciertos legisladores, cuyos mejores proyectos nunca fueron ley… pero también les permitieron apretar y recaudar. “Muchos periodistas mantienen un sano espíritu crítico y un saludable instinto de investigación”, dividió las aguas uno de los columnistas dominicales del diario La Nación, Jorge Fernández Díaz. “Pero otros colegas, que recibían bajo la mesa dinero del justicialismo y a quienes no solo se les cortó el chorro, sino que además se les redujo la pauta publicitaria, se preguntan dos o tres veces al día por qué pensar en el país, si el país no piensa en ellos. Somos tan argentinos”.

La misma confusión se repite entre los anunciantes. Múltiples empresas y empresarios creen que comprar espacios para publicidad en un medio de comunicación, programa de tele o de radio, website o blog de un periodista conlleva comprar el silencio cómplice o la buena voluntad del periodista o del medio, del mismo modo que creen que contratar un vocero externo o lobista o “bolsero” les garantizará el silencio mediático. Falso. Aunque a menudo esos mismos operadores son los que alimentan ese engaño, llegan a decir frases como “yo controlo a 400 periodistas” y les sacan fortunas al pagador que cree, ingenuo, que son para el medio o el periodista, pero que en realidad nunca llegan a ese supuesto destinatario sino que quedan en el bolsillo del intermediario.

Otras veces, sin embargo, eso sí ocurre. Hay periodistas que cobran para decir que llueve cuando brilla el sol. O para hablar de cualquier otro tema salvo de la incómoda noticia que afecta a quien libró el cheque. O para atacar al político o juez o fiscal o medio o periodista que dejó mal parado al pagador, en una táctica tan antigua como la humanidad. Se llama argumentación ad hominem. El objetivo es sencillo: que se hable de otros temas; y si es imposible, al menos “matar al mensajero”. Saben que en tiempos de posverdad, grieta y tribalismo, las audiencias creerán aquello que quieran creer y buscarán cualquier dato o excusa para defenestrar la información que las incomode (…).

¿Quién considera que es, en última instancia, el responsable de la situación actual?, les preguntaron las consultoras D’Alessio IROL y Berensztein a 1.077 mayores de edad de todo el país, en mayo de 2018, cuando despuntaba una corrida cambiaria, en un contexto de inflación y retorno al Fondo Monetario Internacional (FMI).

El 68% de quienes votaron a Cambiemos en el ballottage de 2015 responsabilizó al kirchnerismo; el 14% responsabilizó por partes iguales a Cambiemos y al kirchnerismo y el 18% restante al gobierno actual.

Por el contrario, entre quienes votaron al Frente para la Victoria (FpV) en la segunda vuelta electoral de 2015, solo el 9% responsabilizó al gobierno anterior, apenas 8% repartió las culpas por partes iguales y el aplastante 83% señaló a la gestión de Mauricio Macri. La tendencia es a leer, escuchar y mirar aquello que reforzará las creencias previas y a desechar o incluso defenestrar el resto. Y aquellos que pagan y los periodistas que cobran lo saben.

Claro que no todas las empresas ni empresarios piensan así. Pero muchas, sí.

Como Odebrecht. Pagó a periodistas por su silencio o incluso por su cobertura favorable, tanto en Brasil como en otros países. Entre ellos, Perú. ¿Y la Argentina? ¿Por qué? ¿Para qué? Porque la premisa general del gigante brasileño era, en primer lugar, esquivar a la prensa como a la peste. Su objetivo primordial era jamás aparecer en los medios, ya fueran relevantes o pequeños portales de internet dedicados a chantajear. Y si eso era imposible, entonces pagaban para que se hablara de la empresa del mejor modo posible.

Porque muchos, demasiados, políticos y empresarios se mueven basados en estas diez leyes no escritas de la comunicación:

1. Como Jano, muévete con dos rostros. Uno, para seducir a los periodistas, elogiándolos (diles incluso que su labor es un servicio a la República). Porque el culto al ego por lo general funciona; en especial si el periodista se creyó ese personaje en el que se convirtió. Pero si eso no funciona, recurre a tu otro rostro.

2. La “familia”: apela al dolor que la publicación puede causar en tu familia, en tus seres queridos; recuerda que estás allí como funcionario para servir a la Patria. Incluso dile al periodista que estás sacrificando parte de tu patrimonio porque tu salario es más bajo que tus ingresos previos en el sector privado; y anticípale, de ser necesario, que estás tan harto del desgaste propio de la función pública que evaluás irte, aunque temes que aquel que te reemplace seguramente sea peor.

3. Martes 13: invocá a los fantasmas pasados; plantéale al periodista que con su trabajo alimenta que vuelvan los anteriores gobernantes, que fueron peores. Como los alfonsinistas, cuando presionaban a los periodistas con que podían volver los militares; o como los kirchneristas, que apelaban al colapso de 2001-2002; o el actual gobierno, invocando el fantasma del retorno K (recurso muy útil si el periodista sufrió con el gobierno anterior, pero ineficaz si el periodista considera que los de ahora mantienen prácticas similares a las anteriores).

4. El acupunturista: si las anteriores técnicas no sirven, busca al editor, jefe de redacción, director o accionista del medio de comunicación donde trabaja el periodista y “opera”. Que ese interlocutor funcione como el punto exacto donde el acupunturista inserta su aguja y bloquea la molestia.

5. El esquí: como el buen esquiador en el slalom, esquiva a los periodistas molestos y recurre a los amigos (incluso del mismo medio) para una cobertura más benigna, aunque esta técnica conlleve un riesgo: cuanto más esquives o silencies, más aumentará la sospecha de que algo ocultas.

6. Amigos son los amigos: si un periodista te pregunta algo incómodo, dile que volverás a llamarlo. Entonces busca a un amigo suyo entre todos los voceros, lobistas y prenseros para que sea él quien lo llame, busque limar asperezas, le hable bien de ti o ruegue clemencia. ¿El riesgo? Como es una técnica muy usada, ya está desgastada. ¿Sugerencia? Debe llamarlo alguien inesperado y que su abordaje sea el más elíptico posible.

7. Déjala picando: nada es más eficaz que plantear una duda; ergo, si te cruzas con un jefe del periodista en el teatro, en un restaurante o en el club house de un country durante el fin de semana, no despellejes al periodista; basta con que siembres una duda, ambigua y no explicitada. Que sea como la gota que horada la piedra.

8. Pauta: usa el dinero del Estado para alimentar prenseros oficialistas y ralear periodistas críticos; es una técnica muy eficiente en tiempos recesivos o en una economía donde conviene más ser empleado público o depender del Estado que trabajar en el sector privado.

9. Redes sociales: los ataques personales y directos en las redes sociales son burdos y contraproducentes; para eso están los trolls y los tuiteros que son más papistas que el Papa. Pero recurrir a las redes sociales para enchastrar, desgastar, ridiculizar o demoler a un periodista solo resulta útil en la medida en que se use con la experticia suficiente; si no, puede obrar en contra de quien quiere ocultar información.

10. Haz como Olaf, el Vikingo: siempre recuerda los tres consejos que el recordado personaje de historieta le dio una vez a su hijo: “Nunca pidas por favor”; “nunca pidas perdón” y… “que nunca te alcancen”. Porque si aplicas las reglas anteriores, más vale que siempre conserves el poder, porque el periodista te estará esperando.

Fuente: Hugo Alcobada Mon-Diario Perfil

El ENaCom adeuda cientos de millones a los medios comunitarios: ¿En qué se la gastan?

El Ente Nacional de Comunicaciones ENaCom sigue quedándose los fondos de fomento para medios comunitarios y de pueblos originarios que establece la ley 26.522. En lo inmediato son casi 160 millones para proyectos ya presentados en concursos de 2017, que se encuentran cajoneados en el organismo. A lo que deben sumarse 300 millones que corresponderían a los concursos 2018, ni siquiera abiertos a poco más de tres meses de finalizar el año, cerca de 25 millones más en deudas que persisten de proyectos ganadores en 2015, y otros varios cientos entre la sub ejecución de 2016 y las diferencias que se acumulan todos los años entre lo asignado y lo establecido por la ley.

Nos preguntamos, ¿en qué se la gastan?

En un contexto inflacionario, con tarifazos que golpean duramente el sostenimiento de los medios, el ENaCom que preside Silvana Guidici ahoga financieramente a los medios de comunicación populares. Así impide que se desarrollen proyectos de realización de contenidos radiales y audiovisuales, de gestión, equipamiento e infraestructura, y excluye del ecosistema mediático las voces comunitarias y alternativas, atacando la libertad de expresión, el derecho a la comunicación y la pluralidad de voces que la ley busca resguardar con este mecanismo.

No se trata de “subsidios” que un gobierno pueda otorgar o no según su humor y predisposición, sino de fondos que provienen de un impuesto de asignación específica, del mismo gravamen a la comunicación audiovisual que financia los institutos del Cine, el Teatro, la Música y al propio ENaCom. No pueden no utilizarlo, y utilizarlo para otros fines es un delito.

Reclamamos:

  • Anuncio de los ganadores y el desembolso de los concursos vigentes en el mes en curso
  • Actualización de los montos concursados por inflación
  • Apertura de las líneas correspondientes a 2018
  • Saldo de todas las deudas anteriores
  • Participación en la elección de jurados a través de propuestas y análisis de sus CV

Basta de dilaciones.
Sin medios comunitarios no hay democracia.

Extraído de Espacio InterRedes (FARCo, CONTA, AMARC, RNMA y Red Colmena)

Cierran tres radios y crecen los despidos en medios cordobeses

El CiSPren informa a la población que este viernes cesarán definitivamente sus transmisiones tres radios cordobesas, por decisión empresarial: Radio Vorterix, Radio Rock And Pop y Apolo FM 91.7, las que se fusionarían para formar parte de un nuevo mega-grupo perteneciente a Gamba.

Desde nuestra organización lamentamos esta situación, no queremos más compañerxs trabajadorxs sin trabajo por la ambición empresarial. Repudiamos el permanente cierre de medios, tanto en el sector público, como en el privado, ya que estas situaciones contribuyen al silenciamiento de voces, a la escasa pluralidad de opiniones, y atenta directamente en contra de la libertad de expresión por la que tanto luchamos lxs trabajadorxs de la prensa y la comunicación.

Los números del desguace de medios son aberrantes, dolorosos. Nuestro sector viene siendo testigo del avance progresivo y sistemático del cercenamiento de la libertad de prensa y de la enorme censura puesta en marcha a partir del cierre de medios y el silenciamiento de voces con los despidos “por goteo”, los retiros voluntarios y los tarifazos que impiden que los medios populares, alternativos y comunitarios puedan seguir cumpliendo su vital función a la hora de democratizar la palabra y la información. 

El panorama es igual tanto para los medios privados como para los medios públicos. Por ejemplo, citar el caso del diario La Mañana de Córdoba, que se cargó a 63 trabajadores y trabajadoras a la lista de nuevos desempleados. Le siguió el diario El Argentino, con 11 puestos menos, 70 “retiros voluntarios” en La Voz del Interior, el desguace de diario Día a Día, donde se pueden contar más de 20 puestos de trabajo destruidos.

En Canal 8, ahora propiedad de Viacom, se cuentan 4 “retiros (in)voluntarios” más; en tanto que en los medios públicos se avanza en el ajuste salarial; claro ejemplo de lo citado es la situación que viven los trabajadores y las trabajadoras del Multimedio SRT y de Radio Nacional, sin contar los 357 despidos en la Agencia Oficial de Noticias Télam, con impacto también en Córdoba. 

La venta de Radio Pulxo de Electroingeniería dejó una decena de trabajadores y trabajadoras en la calle. A esta realidad se suman cierres de radios y suspensión de circulación de periódicos en los cuatro puntos cardinales de la provincia.

Es vital, en este escenario político, social y económico romper el cerco mediático que se instala desde los sectores de poder con la colaboración de los grandes medios, y de la mordaza comunicacional que se extiende a lo largo y ancho del país y que busca invisibilizar estos sucesos, con el tradicional agravante para nuestra actividad de que las luchas del sector de lxs trabajadorxs de la prensa y la comunicación son, muchas veces, las más invisibles en los medios.
#NoAlVaciamientoDeMedios #NiUnDespidoMas

#PluralidadDeVoces#LibertadDeExpresion 

Comisión Directiva CiSPren

Llega Cosquín Rock FM, alianza entre Gamba y En Vivo Producciones

Según se conoció, José Palazzo, propietario de las tres frecuencias, decidió ceder las licencias a la empresa que administra Gamba FM que tomará – en sociedad con Palazzo – la marca Cosquín Rock para radio buscando expandirse como franquicia a otras ciudades del país y de la región. Es a raíz de que el festival que nació en Córdoba en el 2001 ya se realiza en distintas ciudades latinoamericanas como Uruguay, Chile, Bolivia, Colombia, México y Perú.

A través de un comunicado, En Vivo Producciones informó: “Gamba FM y En Vivo Producciones se encuentran trabajando en una alianza estratégica para darle forma a nuevos productos de radio para las frecuencias del grupo -explica el parte de prensa liberado a la tarde del viernes-. De las conversaciones entre las empresas surgió el proyecto de conformación de Cosquín Rock FM, una nueva radio con producción 100 % local, basada en el espíritu del festival de rock más emblemático de Latinoamérica. Se trata de una señal de radio con proyección nacional e internacional realizada desde Córdoba. Decidimos que tomaran control de las radios para el desarrollo de nuevos contenidos. En las reuniones que mantuvimos surgió la propuesta de llevar la marca Cosquín Rock a un producto de radio franquiciable de la mano de la expansión del festival en todo Latinoamérica”.

“Nos pareció muy interesante e innovadora la propuesta que nos hizo Gamba y por eso decidimos que tomaran control de las radios para el desarrollo de nuevos contenidos. En las reuniones que mantuvimos surgió la propuesta de llevar la marca Cosquín Rock a un producto de radio franquiciable de la mano de la expansión del festival en todo latinoamérica”, expresaron desde En Vivo Producciones.

Rock & Pop, que comenzó a transmitir en 1996, desembarcó en Córdoba en el año 2001. Vorterix, creada por Mario Pergolini en el 2012 tuvo su repetidora en nuestra ciudad desde ese mismo año. Enfocadas en el rock local, nacional e internacional, desarrollaban programas que abarcaban múltiples contenidos. Por su parte, Apolo nació en 2011 y se abocó a la música indie, pop. Todos aportando a la difusión de la cultura.

Martín “Gringo” Brizio, Rodrigo “el Potro” Artal, Daniel Miraglia, Demián Díaz, Adrián Schlatter y Walter Pidone, son algunos de los conductores que, junto a sus equipos, este viernes harán “silencio de radio”.

En esas frecuencias funcionarían – aún sin fecha cierta- formatos diversos: una radio de música ‘retro’ reemplazaría a Apolo; el pop latinoamericano y sus variantes se adueñarían de la 95.5 de Rock & Pop mientras que Cosquín Rock Radio ocupará el dial de Vorterix.

Extraído de un informe de Señales con fuentes como CiSPren, La Mañana, Infonegocios

Disney Company debe hacerse cargo de Radio El Mundo y el ENACOM echar a los usurpadores que la vacían

Se han dicho muchas cosas erradas sobre el vaciamiento y destrucción de la legendaria Radio El Mundo, sin embargo como dice el dicho popular “las mentiras tienen patas cortas”. Cuando inescrupulasamente la asociación ilícita vinculada a Julio De Vido se fugó en enero pasado en base a un acuerdo con Marcelo Morano de Difusora Disney (Walt Disney Company), muchos colegas del medio esmpezaron a hacer foco en el estafador prontuariado que esas partes negociaron dejar al frente del desguace definitivo de la LR1, nos referimos al prontuariado e insolvente Eduardo Martín Rodríguez “Flores” (VER detenidamente).

Ese desmantelamiento dejó primero en la calle a unos 60 trabajadores que cobraban salarios a través de la consecionaria ilegal de la 1070, FIO FIO PRODUCCIONES S.A.. Esa firma fantasma que pasó por muchas manos fue creada a fines de los ’90, cuando se produjo la salida de Amalia de Fortabat e ingresara Carlos Fioroni a comandar los destinos de la señal. Hace unas semanas quedaron en la calle y con una licencia temporal los últimos 22 empleados de la planta permanente (periodistas-locutores y operadores).

De esa manera se empezó a explotar de manera ilícita la señal y Disney, poderosa firma norteamericana que tiene otorgada hace décadas la licencia de la emisora de la cual no se quiere hacer cargo ya que su única finalidad fue mantener ese statu quo violando la Ley con el fin de cuidar el negocio que realmente le interesa, la explotación comercial de la FM Disney, hoy tercera entre la radios más escuchadas del país.

En las crónicas que venimos produciendo para ustedes en este sitio les hemos contado que quienes se fugaron en enero eran integrantes de una asociación ilícita vinculada a Julio De Vido encabezada por la familia santafecina Vignati, su socio Julián Ernesto Mansilla (hoy cabeza del fútbol pago de Turner, FOX y Clarín), Alfredo Lijo y su oscura socia Silvana Stochetti, los hermanos Olazagasti y Levy junto al abogado desguazador Leandro Facundo Martínez), todos personajes que pese a que el ex ministro de planificación federal esté detenido se siente con la suficiente impunidad para seguir en negociados turbio y caminando por las calles como si nada.

El acuerdo entre Marcelo Morano (Difusora Baires-Walt Disney Company), y los vaciadores que huyeron a principio de este año consistió en dejar al frente del Titanic de la calle Gorriti 5995 al estafador prontuariado Eduardo Martín Rodríguez Flores, a quien se le sumó el sujeto que llevó a la quiebra a Radio Rivadavia junto los hermanos Whpei, Marcelo Von Schmeling, pero claro, no contentos con eso hicieron desembarcar al polémico Santiago Cúneo con la esperanza de que pusiera algún dinero.

Obviamente Cúneo revisó el pasivo acumulado en materia de salarios, despidos, indemnizaciones y gastos corrientes de la emisora y huyó despavorido. En el vídeo que compartimos y que se emitió por su Canal 22 el conductor cuenta, sin nombrar a los responsables con nombre y apellido, el litigio entre Disney y quienes ocupan delincuencialmente la señal, nos referimos al grupo de personas desocupadas que Rodríguez Flores hace cumplir funciones sin salario y bajo la promesa de que algún día percibirán un ingreso.

Fuera de las anécdotas que se sucedieron con personalidades reconocidas en el medio como Pepe Cibrián (VER), el desastre fue en aumento y así lo resumió el saliente Cúneo explicando como desde 2005, tanto el COMFER, el AFSCA y el actual ENACOM jamás concedieron a Walt Disney Company desprenderse de la AM 1070. Inclusive hace mención a como en mayo pasado y hace semanas el organismo conminó a la empresa que usa como símbolo a Mickey Mouse a hacerse cargo de Radio El Mundo y deje de alquilar, violando todas las normativas vigentes, esa señal a una sociedad anónima que no es más que una productora que no puede administrar nada de la radio.

En breve síntesis como dice Santiago Cúneo en el material lo que se denomina hoy Radio El Mundo es una señal trucha que tiene a personas desarrollando tareas en negro y con un nivel de precarización sin precedentes, ya que ninguno cobra un centavo, y que está siendo ururpada por un grupo de estafadores consuetudionarios avalados por los tres poderes del Estado. Más allá de que el Ente Nacional de Comunicación haya desconocido a FIO FIO y determinado que Disney es el único titular de la licencia de la 1070, no ejecuta mediante el Poder Judicial el cumplimiento a derecho interviniendo la emisora. En consecuencia Marcelo Morano y Walt Disney Company debe pagar los salarios adeudados, las indemnizaciones de las personas que despidió y volver a poner en su lugar a la mítica broadcasting argentina de alcance internacional y con un pasado que forma parte del patrimonio nacional.