Un locutor echado por los Vila y Fígoli de FM Blue, a la que vaciaron de programas, salió a pedir ayuda en las redes

La debacle en las radios y medios escritos y televisivos de todo el país no tiene fin. Las estrategias de vaciamiento, despidos y precarización se van modificando en el tiempo pero terminan en el mismo resultado: menos trabajadores de las comunicaciones, menos medios, menos voces, menos libertad de expresión, menos pluralidad, menos democracia.

El pasado 3 de julio los pusimos al tanto de la adquisición por parte de los Vila (Daniel y su hijo Agustín) y el desguazador serial Marcelo Fígoli de la FM Blue. En este vínculo, que sugerimos leer o releer, les contamos los prontuarios de estos mal denominados empresarios de medios que se llevan puestos empleos y derechos laborales todos los días en el esquema de los grupos América (ex UNO), Fenix, y su hermano menor Alpha Media.

Manteniendo esa lógica antitrabajadores que va contra la propia Constitución Nacional, y que es ilegalmente avalada por los tres poderes del Estado, la asociación ilícita nombrada, lo primero que hizo apenas tomó el control de la 100.7 fue dejarla sin programación, es decir con una plantilla mínima de asalariados. No sólo quedaron fuera de la reconocida emisora figuras reconocidas sino mucho personal estable como el locutor Tomás Palma, quien frente al lamentable cuadro de impunidad que garantiza la administración de la Alianza Cambiemos, salió a pedir ayuda en las redes sociales luego de quedar en la calle. Compartimos la nota de deRadios.com:

El locutor rosarino Tomy Palma generó una ola solidaria después de publicar en las redes sociales que lo habían despedido de la Radio en la trabajaba.
“Día de la Dependencia. Se aceptan todo tipo de donaciones en mi primer lunes como desocupado, luego de que nos rajaran de @blue1007. Mi cbu es 0720237988000037751454 Gracias a todxs! 2Ph @martinagiancarelli”, escribió el joven junto a una foto envuelto en una frazada en su cuenta de Instagram.
El posteo que fue una especie de catarsis y broma terminó en que varios oyentes y seguidores le hicieran transferencias bancarias para ayudarlo económicamente.
Palma se desempeñaba en la Radio Blue 100.7 de Buenos Aires. “Trabajaba en Radio Blue, la Radio estaba en venta y se trabajaba con cierta incertidumbre los últimos meses pero parecía que íbamos a seguir. El lunes nos dan la noticia de que se termina la programación, la levantan toda. Sigue una radio de música y al carajo todos”, dijo el locutor en diálogo con Rosarioplus.com.

Autor: deRadios.com

Fuente: Los Andes

Anuncios

Luego de arruinar LT3 y Radio Rivadavia los Whpei vuelven a las andadas en Río Negro

Como siempre los Whpei van por la paz y la seguridad, pero no de la humanidad, sino de sus multimillonarias finanzas. La filantropía, más allá de esa fundación que utilizan para blanquear sus oscuros negociados basados en la usura, no es precisamente su fuerte. Después de haber dejado a LT3 de Rosario en la ruina, los hermanos Guillermo y Fernando fueron por Rivadavia para quebrarla junto a Marcelo Von Schmeling (VER), el mismo personaje que hoy colabora con Marcelo Morano de Difusora Baires (Disney Company Argentina-VER) para terminar de vaciar lo que queda de Radio El Mundo.

Después del favor, muy bien remunerado, hecho a Enrique Nosiglia, Luis Cetrá, José Luis Manzano y Daniel Vila en la AM 630, la impunidad de un Estado que ya no respeta un sólo derecho laboral, juega en beneficio de seudoempresarios como estos. Nuevamente reciclados bajo otro “grupo”, los Whpei retoman su raid delictivo en la provincia de Río Negro, y como siempre, de la mano del poder de turno. Compartimos la nota de Señales:

El Grupo Unión expande su esquema de negocios de medios en Río Negro. A la compra del diario El Cordillerano de Bariloche el año pasado y una radio, ahora sumó la adquisición del portal AN Roca y el periódico Noticias de la Costa de Viedma. Así, se posiciona como el multimedios más grande de la provincia en un momento político clave, pre electoral.

Según pudo saber esta agencia, la expansión del Grupo tiene el visto bueno de Alberto Weretineck. El objetivo es licuar el poder del diario Río Negro, y contrarrestar las posiciones críticas de radios y medios digitales, a cambio de pauta publicitaria.

El Grupo pertenece los hermanos Fernando y Guillermo Whpei, que hasta hace poco eran ajenos al mundo de los medios. Son dueños una empresa de servicios financieros con sede en Santa Fe y sucursales en Río Negro (Roca, Cipolletti, Bariloche), Neuquén, Chubut, Mendoza y Buenos Aires, y “en la actualidad posee una cartera de más de 15 mil clientes activos” indica su página web. También son propietarios de la constructora Lancers, su esquema de negocios se extiende al petróleo.

Pero los hermanos Whpei no son ajenos a la política ni desconocidos en el mundo financiero. Para formar el Grupo Unión se unieron a Pegasus Capital, cuyos dueños son la dupla fuerte del gabinete de Mauricio Macri, Gustavo Lopetegui y Mario Quintana.

Los Whpei comenzaron a invertir en medios como socios del grupo Vila-Manzano a partir de una resolución de la ex AFSCA que impuso el desprendimiento de radios en Rosario de los dueños del diario La Capital y el canal América, porque estaba excedido en la cantidad de licencias que fijaba como tope la derogada Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual. Así fue que adquirieron LT3 Radio Cerealista y su FM 102.7. El vínculo lo produjo el dirigente radical Enrique “Coti” Nosiglia.

Pero no es único vínculo político de los Whpei. Su incursión en los medios lo llevaron a comprar Radio Rivadavia con la anuncia del kirchnerismo. Fueron, como Cristóbal López, parte de los empresarios afines a la Casa Rosada que adquirieron empresas de comunicación para “darle la pelea a Clarín”.

Rivadavia fue abandonada después de que se decretara su quiebra y quedaron 140 trabajadores en la calle. Aún se esperan resoluciones judiciales. En Rosario también hay protestas por incumplimientos de la empresa Rosario Difusión SA que al día de la fecha adeuda parte de los salarios del mes de mayo y junio. A la falta de pago en tiempo y forma de los sueldos se suman deudas millonarias por aportes de obra social, sindicato y retenciones por aportes jubilatorios. 
El desembarco de los hermanos santafesinos en Río Negro fue con la compra de El Cordillerano. Allí también los trabajadores estuvieron meses sin cobrar y luego con pagos desdoblados, a pesar de la millonaria pauta publicitaria que destina el gobierno de Weretilneck. En los último meses, hubo calma por la regularidad que se alcanzó.

Ahora, los Whpei compraron Agencia Noticias de Roca a los hermanos Trappa, dueños de la concesión del Cerro Cateral y Vía Bariloche. El negocio no incluyó AN Barilohe, ya que es estratégico para el negocio turístico. También adquirieron Noticias de la Costa, un medio que tiene diario, radio y un portal web, empresa del ex gobernador radical Horacio Massaccesi y su esposa, Patricia Querejeta.

Con El CordilleranoAgencia Noticias de Roca y Noticias de la Costa enlazan la pirámide de la provincia. Pero el negocio mediático está atado a un proyecto político-económico. Para el gobierno provincial tener un medio afín en la ciudad que administra Martín Soria es clave. También en Viedma, donde la prensa es crítica y el secretario de Medios, Guillermo Campetti, descuidó y dinamitó la relación con periodistas y medios de la capital provincial.

Si bien no hay acuerdos firmados, es evidente que el Grupo desembarca con el guiño del gobierno y la promesa de publicidad, un recurso que Weretilneck administra arbitrariamente, premiando a medios aliados o no críticos y sancionado a la prensa que investiga, que es crítica o advierte sobre falencias en la gestión o la política del oficialismo.

El modo de actuar del gobernador (que viene criticando con dureza al kirchnerismo) se asemeja en su estrategia de medios: lograr contar con la mayor cantidad de periodistas y empresas “del palo” (sin matices ni medias tintas), y utilizar los recursos del Estado en beneficio propio.

Subfuente: ADN

Comenzaron los despidos encubiertos en Radio Nacional Tucumán

Compartimos la nota de Primera Fuente sobre la situación en la filial de la Radio Pública en la provincia de Tucumán:

Radio Nacional, como todo el sistema público de medios de comunicación, no está pasando por su mejor momento. En los últimos días comenzó a tomar cuerpo una serie de rumores respecto de despidos y una política de ajuste en la histórica emisora, similar a lo que se vive en la agencia de noticias TelAm o en la TV Pública, sometidas por el propio Hernán Lombardi, el ministro de medios públicos, quien debería velar por su salud, a una feroz campaña de desprestigio que facilite el posterior desguace.

Concretamente en Radio Nacional Tucumán se puso en marcha dos planes, uno de jubilaciones anticipadas y otro de retiros voluntarios. En realidad una verdadera política de despidos encubiertos. Esto encendió las alarmas en la Asociación de Prensa de Tucumán (APT), que este lunes participó de una asamblea junto a los trabajadores en la cual se puso de manifiesto el estado de incertidumbre por el cual atraviesan los compañeros, quienes todos los días reciben pésimas noticias de lo que sucede a nivel nacional en distintos medios estatales.

En nuestra provincia se encuentran afectados 23 trabajadores, 19 que revisten el carácter de contratados y 4 de planta permanente. Según José Sbrocco, director de la radio, no hay nada oculto ni motivos para ponerse nerviosos. Pero la lógica macrista no permite precisamente ser optimistas en materia de respeto por los derechos los trabajadores.

El periodista Sbrocco personalmente brindó algunas precisiones a los directivos de la APT, encabezados por el secretario gremial Tato Heredia, quienes estuvieron en la sede de San Martín al 200. “Se trata de alternativas (se refiere a jubilaciones anticipadas y retiros voluntarios) que estarán vigentes hasta el 20 de julio, posteriormente se verá cómo continuamos. Yo no tengo ninguna directiva que explicite despidos ni se trata de acuerdos espurios o secretos, ya que todo se encuentra publicado en el Boletín Oficial”, explicó el director de la emisora en Tucumán.

También agregó que en caso de que se avance en un plan de despidos sin consultarlo previamente, no tendría repartos en presentar su renuncia. “Tengo buena relación con los directivos nacionales, así que no creo que se avance en ese sentido sin consultas previas”, se esperanzó. Además, dejó en claro que el achique empezó al cortar horas extras y otros rubros. “Todos trabajan seis horas”, sintetizó y auguró que en cuestión de día quedarán normalizadas las liquidaciones respecto de aguinaldo, presentismo y descuentos por ganancias que se realizaron de manera irregular aunque de manera involuntaria.

Finalmente, Sbrocco dijo estar conforme con el plantel de trabajadores que tienen a su cargo la puesta al aire de 15 programas de producción local con una mayor audiencia a lo que encontró cuando asumió el cargo. De todas maneras, y a pesar de la buena predisposición para dar explicaciones y poner la cara a un ajuste que se pretende maquillar, la Asociación de Prensa decidió mantener el estado de alerta y poner a disposición de los trabajadores todos los mecanismos legales para preservar sus derechos.

Los Trabajadores de LT3 no perciben su salario, sólo cobraron 20% en mayo

Compartimos la nota de DERF (Agencia Federal de Noticias) sobre la actual situación de la primera emisora del interior, LT3 de Rosario:

TRABAJADORES DE LT3 DENUNCIAN: “NOS PAGARON APENAS EL 20% DE MAYO”

El trabajador de LT3 Pablo Kasabian explicó la situación que se vive en la emisora. “Lamentablemente, esto arrancó hace más de un año y medio, cuando Rosario Difusión S.A., que explota la licencia de AM 680 y FM 102.7 vendieron. Pertenecía a los hermanos Guillermo y Fernando Whpei, financistas de la ciudad de Rosario, y se la vendieron a un pseudoempresario de Fighiera, César Giancrisostemi”.

“A partir de ahí comenzaron los inconvenientes. Problemas en el cobro del salario, atrasos. Llegamos a una situación límite: nos pagaron el 20% de mayo, con lo cual nos deben el 80% de mayo, junio, aguinaldo. Y lo peor, no vemos una salida. Vemos a los empresarios cada vez más lejos de la radio”, continuó.

Además, mencionó que “Rosario Difusión S.A. tiene deudas millonarias con la AFIP, con obras sociales, con la seguridad social. Se debe el agua, a tal punto que ASSA no corta el servicio porque sabe cómo estamos. Lo mismo con la EPE. LT3 funciona en un local alquilado y hay un juicio de desalojo que podría tener sentencia a fin de año. La situación es cada día peor”.

“Los 46 trabajadores de AM 680 estamos muy angustiados. Estamos hablando de la primera radio del interior del país. Hoy la radio sale solamente por el esfuerzo de los trabajadores. Este pseudoempresario no aparece hace ocho meses por la radio. Aquí debería aparecer también un actor fundamental, que es el ENACOM. Queremos creer que en algún momento lo harán”, concluyó. (Entrevista completa con audio)

Fuente: Rico al Cuadrado – DERF.

Luego de vaciar la programación de Blue, Vila y Manzano frenan remate de Rivadavia para adquirirla

Intrincada y compleja es la trama que llevó a Rivadavia a estar a horas de ir a remate que por ahora está suspendido. Desde la aparición de Nosiglia en la AM 630 mediante su testaferro Luis Cetrá mucha agua corrió bajo el puente. El operador radical siempre extendió sus tentáculos para que la impunidad le diera el libre albedrío a su testaferro y se convirtiera hace más de 20 años en el precursor de los ilegales pagos salariales en cuotas en el rubro radio, además de todo tipo de violaciones a convenios, estatutos y normativas laborales.

Hacia el final de la anterior administración y la llegada de la Alianza Cambiemos, una de las más importantes invenciones del “Coti”, fueron necesarios los usureros hermanos Whpei, los mismos que hoy no pagan salarios en la LT3 de Rosario mientras compran medios en el sur, para hacer el giro copernicano del kirchnerismo al macrismo. Otro factótum imprescindible que determinó lo que concluyó en una quiebra insólita de la LS5 fue el seudomilitante peronista Marcelo Von Schmeling (VER), quien a principios de mayo desembarcó en Radio El Mundo para seguir el vaciamiento que Marcelo Morano y su Difusora Baires (Disney Company Argentina) llevan adelante para preservar a bajísimo costo, la licencia del mascarón de proa de los acólitos de Michey Mouse, FM Disney (VER).

En un informe exhaustivo que les invitamos a releer en este vínculo, presentamos como esta asociación ilícita fue armando el escenario para desmantelar Rivadavia y entregarla en bandeja a los inefables hombres que roban para la corona, Daniel Vila y José Luis Manzano. Situación que obviamente tiene a una sola víctima, el conjunto de los trabajadores de la emisora, que además de no tener asegurada su continuidad laboral, casi no perciben haberes desde octubre del año pasado, menos aún el pago de una deuda salarial impresionante que la empresa tiene con ellos, a la que se suman aportes de obra social y previsionales, entre otros.

La legendaria señal que supo ser número uno estaba por ser subastada hoy junto a su Frecuencia Modulada por una acreencia irrisoria con SADAIC de 1,7 millones de pesos, pero claro, envalentonados con la adquisición de FM Blue junto al despedidor serial Marcelo Fígoli (VER), a la que ya dejaron sin programación y casi sin gente (VER), los dueños del Grupo América volvieron con Claudio Belocopitt (VER) a las andadas para aparecer nuevamente en escena como los salvadores que nunca fueron. Compartimos la crónica que publicó hace horas Tiempo Argentino:

Postergan el remate de Radio Rivadavia

El juez que maneja la quiebra aceptó el levantamiento provisorio de la subasta que se iba a realizar en pocas horas, tras una presentación del Grupo Vila y un principio de acuerdo con los sindicatos.
Horas antes de la hora señalaba para el remate, el Juzgado Nacional en lo Comercial Nº 25 a cargo de Horacio Robledo decidió levantar provisoriamente la subasta prevista para este jueves a las 10:30 de las instalaciones, el edificio, las marcas y la licencia de Radio Rivadavia y Radio Uno.

El magistrado habría tomado esa medida ante la presentación del Grupo Vila para hacerse cargo de la radio y un principio de acuerdo que suscribieron los gremios que agrupan los menos de 90 empleados que se mantienen en el medio radial, a los que le deben sueldos atrasados (a cuentagotas, están recién cobrando las acreencias de fines del año pasado), así como todas las cargas sociales. Uno de los delegados, Osvaldo Bergalli, fue elocuente: “No sabemos qué va a pasar en el futuro. Pero hasta hace unas horas estábamos ahogados. Ahora nos pusieron un respirador”. El grupo, aparentemente, estaría dispuesto a ponerse al día en el lapso de un año y a comprometerse a no efectuar despidos por 18 meses.

Esta decisión del juez Robledo, por lo menos, posterga la definición por algunas semanas, que se sumarán a la feria judicial, aunque no resuelva definitivamente el conflicto. Cierto es que le da tiempo al Grupo Vila, que hace unos meses, efectuó una oferta en el juzgado, para luego empezar a desembarcar en la emisora: hasta llegó a mantener tratativas con buena parte de los trabajadores para su continuidad (once de ellos no la aceptaron), pero luego habrían dejado en suspenso su llegada a la radio.

Pero ante la indefinición, el juez llamó a rematar “el edificio donde funciona ubicado en la calle Arenales 2467, CABA; las licencias de radiodifusión, en las frecuencias LS5 Radio Rivadavia AM 630 y Radio Uno FM 103.1; equipos, maquinarias, antena transmisora y bienes muebles”. También, marcas emblemáticas como “Al Servicio de la Verdad”, “El Rotativo del Aire”, “Sexta Edición”, “Radio Emisora Cultura”, Radio Rivadavia” y varios dominios web. La empresa está en quiebra desde octubre de 2017, promovida por una deuda histórica con Sadaic, que ascendió a los $1,7 millones.

Ahora el Grupo Vila deberá resolver la enorme cantidad de juicios que pesan sobre la emisora y también la situación de los todos los trabajadores, incluidos los que no firmaron el acuerdo, entre otros ítems que le exige el juez para ceder los derechos y no realizar un nuevo llamado a remate. No trascendió el dinero que el grupo que dirigen Daniel Vila y José Luis Manzano, debería invertir para hacerse cargo de los activos.

El Grupo maneja actualmente la Radio La Red y la FM Blue, actualmente en recomposición en una emisora musical, lo que traería aparejado una seria no definida de despidos. También posee una amplia cantidad de emisoras radiales en el resto del país, así como América TV, Canal 6 de San Rafael, Canal 7 de Mendoza y Canal 8 de San Juan y una profusa lista de medios gráficos y digitales.

Paro en Del Plata por despidos y no cumplimiento de pagos. En LT3 los Whpei no abonan sueldos

Ayer hicimos una breve recorrida por las contradicciones del patriarca del Grupo Electroingeniería que ya vació 360TV y hace lo mismo con Radio Del Plata, Gerardo Ferreyra (VER). En el contexto de esa lamentable y volátil historia, él y su hijo Sebastián junto a los socios Osvaldo Acosta y el vástago Santiago persisten en la lógica de no abonar las indemnizaciones correspondientes a los trabajadores que decidieron dejar en la calle, y tampoco los salarios que ilegalmente venía pagando segmentados a los empleados que quedaron en la señal.

Por ello los compañeros de la legendaria AM 1030 han decidido retomar desde hoy a las 6 de la mañana otra medida de fuerza para manifestarse en contra de todos estos ilícitos. Así lo comunicaron a través de las redes sociales:

Desde este miércoles 11 de julio desde las 6 de la mañana,
los compañeros de Radio Del Plata retoman las medidas de fuerza.  Lo hacen debido a que la empresa no ha cumplido el compromiso de pago de deuda a los trabajadores desvinculados y a quienes siguen trabajando.
Además de incumplir con la ley, en lo que respecta a las indemnizaciones y la falta de cobertura médica de todo el personal.
Seguimos luchando.
Saludos fraternales.
#aatracrba
#radiodifusionba
#radiodelplatanopaga
#delplatadespideynoindemniza
#paguenlossueldos
#radiodelplata
#despidosmasivos
#ampliadifusion
#gracias

Por su parte los colegas de la histórica Radio Cerealista de Rosario, LT3 de Santa Fe, siguen sufriendo los embates de quienes dejaron en quiebra a Rivadavia (VER), nos referimos a los usureros hermanos Whpei, quienes en un entramado conformado por Nosiglia, Cetrá, Vila, Manzano y Marcelo Von Schmeling (VER), hoy dedicado a “trabajar” para Marcelo Morano de Difusora Baires (Disney Company Argentina) en terminar de destruir Radio El Mundo, no se hacen cargo de depositar los haberes de los empleados de la AM 680.

Hoy pasadas las 10 horas, los compañeros de la mítica señal encabezaron una volanteada en la esquina de Santa Fe y Sarmiento en reclamo del pago de los salarios adeudados. Desde la primera emisora del interior del país, sus empleados siguen denunciando que Rosario Difusión adeuda sueldos: casi la totalidad del mes de mayo, junio completo y el aguinaldo.

Actualmente, la histórica emisora situada en Balcarce 840 se sostiene gracias a la voluntad de sus 46 trabajadores, quienes vienen reclamando salarios adeudados y también de los aportes de obra social, al sindicato y la jubilación, que no reciben desde hace más de un año.

Gerardo Ferreyra: del PRT-ERP y defender obreros a despedirlos y llenarse los bolsillos con Cambiemos

El dueño de Electroingeniería, Radio del Plata y el desguazado canal digital 360TV, Gerardo Ferryra, fue “un militante importante” del PRT-ERP en la década del ’70 y según la leyenda hasta “participó en el ataque a la Jefatura de Policía de Córdoba, dirigido por Gorriarán Merlo” en 1975, según contó Isaac Rudnik, ex funcionario del gobierno de Kirchner y dirigente de Libres del Sur. 

Por eso estuvo preso hasta 1984, período en que el encarcelamiento lo unió en amistad con Carlos Zanini, aquel influyente Secretario de Legal y Técnica de la administración anterior y compañero de la derrotada fórmula del FPV junto a Daniel Scioli en 2015.

Aquella lucha revolucionaria que entabló en las filas de Mario Roberto Santucho en defensa de los intereses de los desposeídos quedó en el olvido cuando el hombre decidió dedicarse a disfrutar de los goces que otorga el Capitalismo. Junto a Osvaldo Acosta fundaron la gigantesca constructora cordobesa que fue beneficiada con obras faraónicas otorgadas por el gobierno anterior y el actual, entre ellas las represas Néstor Kirchner y Jorge Cepernic y los Gasoductos Troncales de la capital mediterránea (VER).

Luego de hacerse de la AM 1030 y 360, medios en los que impusieron una línea editorial en procura del campo nacional y popular, los Ferreyra y Acosta dieron una vuelta de campana, y aunque sostuvieron un discurso “progresista” con lo poco que iban dejando en las emisoras, pusieron en práctica un esquema perteneciente a las más rancias antípodas de lo que predicaban en los ’70 y en los 12 años del kirchnerismo. Gerardo sólo mantuvo de su impronta “rebelde” nada más que incansables tuits para la tribuna (VERVER).

La verdad por el contrario era totalmente distinta, mientras el ex ERP vendía por las redes su impronta combativa, otros lo escrachaban firmando acuerdos con el ministro del interior, obras públicas y vivienda, Rogelio Frigerio en Santa Cruz (VER). Todo esto es conocido por la gente del medio y también por gran parte de la sociedad. En la últimas horas, un ex compañero y camarada de lucha eligió Internet para enviarle un texto demoledor al jefe del clan cordobés que está desmantelando Del Plata, dejando sin trabajo a unos 54 laburantes, a los que ni siquiera les quiere pagar deudas e indemnizaciones, mientras recibe billones de dólares junto a los consorcios chinos con los que avanza en el viejo esquema de la Patria Contratista, que tanto criticó cuando la llevaba adelante el padre del actual Presidente, Franco Macri, y otros mal llamados empresarios. Reproducimos el escrito:

Martínez Rojas atacó Radio América y Tiempo Argentino con ayuda de la Comisaría 31, la misma que hoy es cómplice de la Patota en El Mundo

Así como cuando uno se pone a revisar con detalle las conformaciones societarias que explotan y destruyen diversos medios de comunicación y descubre que por ejemplo en una de las firmas de transporte de energía más poderosa creada por Julio De Vido (TRANSBA S.A.) figuran desde vasallos suyos como Luis Vitullo (VER) hasta quien fuera “directora” de Radio El Mundo (Silvana Stochetti, socia de “Freddy” Lijo), los hermanos Mindlin y los inseparables muchachos de Elecroingeniería, Ferreyra y Acosta (LEER CON ATENCIÓN), no puede llamar la atención que de la misma manera en que el Poder Ejecutivo y Judicial son cómplices y dejan hacer en desguaces de empresas de comunicación privadas y estatales, sus fuerzas de (in)Seguridad acompañen esos ilegales embates.

Cuando el bandido correntino, Juan Mariano Martínez Rojas (brazo ejecutor de Sergio Szpolski y sus accionistas del Grupo 23 empleados de la ex SIDE, actual AFI), intentó tomar por la fuerza los estudios de Radio América y la redacción de Tiempo Argentino con una patota que actuó como un grupo de tareas castrense, hubo respaldo policial externo. Pese a que Rojas haya sido extraditado al país por una causa que lo vincula con lavado de activos en la denominada “causa de los contenedores” (VER), aún avanza en tribunales aquel accionar delictivo que ingresa en el ámbito Federal.

Hace días el capo mafia de los matones a sueldo que reventaron el edificio de Amenábar 23 la madrugada del 4 de julio de 2016, reconoció frente al juez Marcelo Martínez de Giorgi, que el titular de la Comisaría 31 de Palermo en esos días, Jorge Azzolina, fue quien dio luz verde para el golpe. Como dice un viejo adagio popular, cuando se dan muchas casualidades hay algún (o algunos) facineroso detrás de los eventos.

En la mañana del 21 de marzo de este año, luego del vaciamiento de la histórica Radio El Mundo (que dejó en la calle a uno 60 trabajadores) otra vez la seccional 31, en este caso a cargo del comisario Adrián Gustavo Reynoso ejecutó con su personal un oscuro operativo en el que ingresó de manera ilícita a los estudios de la AM 1070 en Gorriti 5695, con la excusa de que había recibido un llamado del estafador que el Clan De Vido (VER) dejó a cargo del desmantelamiento, Eduardo Martín Rodríguez “Flores” (VER), aduciendo que había ingresado a la señal una persona armada con fines de robo. Se trataba del reconocido periodista Adrián Noriega (VER), a quien no se le quería permitir salir al aire para que no siguiera denunciando las faltas de pago, violaciones sistemáticas a la integridad física de los colegas y el desguace que inició la familia del Grupo Gens (VER), los hermanos Vignati, primero con el sirviente de Hadad (VER), Jorge García (VER) y el reconocido carnero estatal, Carlos Juvenal (hijo), luego el hombre de Clarín en TNT Sport, Julián Mansilla (VER), el propio Rodríguez Flores, y en estos últimos meses con la ayuda de uno los destructores de radios que llevó a la quiebra a Radio Rivadavia junto a Nosiglia, Cetrá y los Whpei, nos referimos al camuflado hombre del Movimiento de Unidad Popular, Marcelo Von Schmeling (VERVER), bajo la tutela de Marcelo Morano, presidente de Difusora Baires (Disney Company Argentina), verdadera licenciataria de la LR1 (VER).

Queda claro que la 31 sigue permitiendo que el mismo grupo de violentos dirigidos por la banda nombrada y el ex policía Luis Leggi (VER), opere en el lugar con total impunidad y demuestren los colmillos y sus armas cuando a un empleado se le impide entrar a su trabajo (VER) o se manifiesta a derecho y con sus compañeros en la puerta en defensa de sus derechos (VER).

Reproducimos la excelente nota de Tiempo Argentino sobre la relación entre los efectivos de la sede policial palermitana y las mafias delincuenciales que vacían medios históricos como América, como les contamos en nuestra investigación, en Radio El Mundo en el centro del Polo Audiovisual de la Ciudad de Buenos Aires:

El jefe de la patota confirmó que el ataque a Tiempo fue en connivencia con la Policía

Juan Carlos Blander declaró que el comisario Jorge Azzolina lo recomendó con Martínez Rojas para realizar el trabajo. También dijo que un patrullero de la 31° autorizó el ingreso forzado.

Juan Carlos Blander, el jefe de la patota que contrató Mariano Martínez Rojas para copar y destruir las instalaciones donde funcionaban Radio América y Tiempo Argentino, ratificó en su indagatoria frente al juez federal Marcelo Martínez de Giorgi que el plan delictivo había sido urdido una semana antes de ese 4 de julio de 2016 con la venia de la Policía, una maniobra que los trabajadores de prensa habían denunciado.

Después de dos años de dilación judicial Blander dio su versión de los hechos. Reconoció haber sido él quien agrupó a los integrantes de la banda y quien le pasó el contacto a Martínez Rojas del cerrajero con el que forzaron el ingreso al edificio de Amenábar 23, de Colegiales. Pero lo más impactante de su declaración fue el momento en el que involucró en el ardid al comisario Jorge Azzolina, entonces a cargo de la seccional 31 de Palermo.

“Mi nombre es Martínez Rojas y hablo de parte del comisario Azzolina. Necesito un trabajo de serenos en un edificio, porque lo tengo que entregar y lo tengo tomado. Tengo el permiso de la fiscalía para abrirlo con el cerrajero”, declaró Blander según su testimonio judicial en el primer contacto telefónico con el estafador correntino, que unos meses antes se había presentado ante los trabajadores como el nuevo dueño del diario y la radio. Para ese 4 julio, sin embargo, ya se había comprobado que era parte de la misma estrategia vaciadora de Sergio Szpolski y Matías Garfunkel.

Al parecer, Blander tomó sus precauciones y le pidió a Martínez Rojas diez minutos para chequear la información. Es que, según aseguró, al comisario Azzolina ya lo conocía de mucho antes porque tenía la misma jurisdicción que el Hipódromo de Palermo, donde a través de la empresa All Acces estaba a cargo de la seguridad privada del lugar.

“Azzolina me dijo que Martínez Rojas necesitaba custodia para ir al edificio con la policía y cuidar el edificio, pero la policía no podía cuidarlo”, añadió en Comodoro Py.

Siempre según la hipótesis del imputado, unas horas después se reunió con el correntino en el edificio Renault de Figueroa Acorta. Sobre un escritorio vio papeles que parecían de una fiscalía y eso le bastó para creer que la maniobra era lícita. Entonces, avanzó con las condiciones del trabajo: el supuesto empresario le dijo que necesitaba entre diez y 15 personas y a modo de adelanto le dio 10 mil pesos en efectivo y un cheque de 30 mil, que nunca habría cobrado porque fue rechazado por el banco.

Blander aclaró que cuando llegó al edificio se encontró con el cerrajero, cuyo contacto él mismo había facilitado, y con un patrullero de la Comisaría 31. Según agregó, observó el momento en el que los oficiales leían un presunto escrito judicial que avalaba el procedimiento. Claro que ese documento era apócrifo y la policía debía saberlo, puesto que la notificación tendría que haber sido directamente a ellos desde la fiscalía y con presencia de personal de esta.

“Esto prueba el rol de la policía en el ataque y exigiremos que de una vez se investigue su participación”, aseguró María del Carmen Verdú, referente de la Correpi y abogada de la cooperativa que edita Tiempo. Insólitamente, la denuncia realizada por los trabajadores de prensa en la Procuvin sobre el accionar policial había sido archivada por el juez Carlos Bruniard, titular del Juzgado Nacional de Instrucción en lo Criminal y Correccional N° 57, por “inexistencia de delito”.

Los periodistas, con el apoyo de colegas y lectores lograron torcer la suerte esa misma madrugada al obligar al subcomisario Gastón Aparicio a intervenir en el conflicto que terminó cerca de las 6 de la mañana cuando los delincuentes se fueron escoltados por la policía.

El imputado precisó que entró al edificio con 14 matones más, los que fueron identificados en la causa y son coautores de los delitos federales de interrupción de un servicio de comunicación y atentado contra la libertad de expresión, además de lesiones. Sin embargo, se sabe que al menos dos personas más se escaparon por los techos linderos ante la pasividad de las fuerzas de seguridad. El 7 de julio, tres días después del ataque, el Ministerio de Seguridad y Justicia de la Ciudad le renovó la habilitación a All Acces SRL, la empresa de Blander, para operar en suelo porteño. «

Los Ferreyra y Acosta quieren vaciar Radio Del Plata sin pagar indemnizaciones como hicieron en 360TV

Compartimos el último comunicado de los trabajadores de Radio Del Plata:

*En Radio Del Plata despiden y no indemnizan* 
Entre el jueves y viernes, los trabajadores de Radio Del Plata comenzaron a conocer lo que la empresa Radiodifusora Del Plata S.A. oferta a modo de supuesta indemnización. Lo informado a través del grupo de abogados Llerena y Asociados (apoderados de la S.A. propiedad de Sebastián Ferreyra y Santiago Acosta, ligada a Electroingeniería) está alejado de lo que legalmente se establece como indemnización.
Desde hace un tiempo que la emisora  no cumple con los convenios de trabajo, ni respeta las leyes laborales.
Ayer (por el jueves), en la  audiencia del Ministerio de Trabajo solicitada por los sindicatos (con presencia de la Intersindical y SiPreBA), se realizaron las denuncias por las irregularidades que la empresa mantiene y se solicitó citar a Sebastián Ferreyra y a Santiago Acosta para la próxima audiencia, que será el miércoles en el mismo Ministerio, ante el Secretario de Conciliación Laboral, Gustavo Ortolano.
La oferta informada, hasta ahora, presentada como supuesta indemnización, va desde un 35 % a un 50% de la liquidación que corresponde. Sería abonada en dos cuotas distintas,  a 90 y 150 días, sin ajuste de inflación, ni  garantías de pago.
En 360TV,  el mismo grupo empleador, ofreció un tipo de acuerdo similar y hubo ex empleados a los que nunca depositaron cuota alguna.
Se supo que los despedidos ascendieron a 53.
La empresa mantuvo la semana pasada el compromiso de pago de cuota semanal de los trabajadores. En este momento está pagando semanalmente y en efectivo un 12,5 % del salario. 
Adeudan más de cuatro meses de salarios. No pagan aportes tributarios, ni obras sociales.

Se intimó a Etchevehere y Nieto a pagar indemnización a 87 despedidos de El Diario y regularizar sueldos

La Secretaría de Trabajo de Entre Ríos intimó este miércoles a Sociedad Anónima Entre Ríos (SAER), editora de El Diario, a regularizar la situación con su planta de trabajadores -los despedidos, la gran mayoría, y los que mantiene en su grilla-, y le dio un plazo de tres días.

La Federación Argentina de Trabajadores de Prensa (FATPren) fue a una audiencia en Trabajo en la que estuvieron representantes de El Diario, encabezados por el abogado Andrés Arias. Allí reclamaron el pago de las indemnizaciones a los 87 despedidos, la regularización de los ocho meses de deuda salarial y el cumplimiento de los acuerdos rubricados en Trabajo.

La audiencia duró dos horas, y al final el titular de Trabajo, Oscar Balla, ordenó a SAER que en el plazo de tres días hábiles para que “dé cumplimiento a los pagos, como mínimo, ya consentidos por la empresa”, aunque la firma se amparó en el trámite de concurso de acreedores que el pasado martes aprobó la asamblea de socios.

“Respecto de la intimación, se dan por notificados -los representantes de la empresa- y hacen reserva de expresarse al respecto”, dice el acta.

El 18 de mayo último, El Diario produjo la primera tanda de despidos, 57 trabajadores, y a pesar del compromiso firmado de pagar en los plazos legales las indemnizaciones, nada de momento se ha concretado. En junio último, agregó otros 30 desvinculados que siguen en la misma situación.

La empresa SAER está timoneada por ahora por el empresario rosarino Ramiro Nieto, ligado la urribarrismo, y la familia del ministro de Agroindustria Luis Miguel Etchevehere. Pero ahora quienes quieren participar del negocio son los dueños del diario El Litoral, de Santa Fe.

“La empresa nunca asume ningún compromiso lamentablemente, el único que ha asumido es el de las deudas y más deudas”, dijo Bernardo Cruz Calvet Muzio, el secretario gremial de la FATPren. “Logramos que Trabajo intime a la empresa a que en cinco días deposite las indemnizaciones que corresponden, porque si bien creemos que los trabajadores deben estar adentro del diario, la ley permite los despidos pero siempre y cuando se pague la indemnización”, razonó Calvet Muzio.

Según precisó el dirigente, el presidente del directorio de la firma SAER Andrés Arias expresó en la audiencia “que no habrá más despidos y que iban a pagar lo que corresponde. Eso pusieron en el acta” contó el dirigente de FATPren y aclaró que ellos como sindicato no van a creer en ese compromiso hasta que no lo vean concretado.

“En este caso hay una empresa que no supo hacer las cosas durante años y hoy llegamos a una situación desesperante para los compañeros, tanto para los que están adentro como para los que están afuera” señaló, y también apuntó contra el gobierno nacional y provincial, a quienes les achacó ser responsables de esta situación.

“El gobierno es una de las patas fundamentales que debe jugar en este conflicto. Primero porque es deudor de publicidad para con El Diario y esa plata creemos que debe terminar en manos de sus trabajadores, en los sueldos e indemnizaciones. Y por otro lado es un actor importante para poder mantener a un medio de comunicación que no es un kiosco, es parte de la idiosincrasia, de la cultura del pueblo entrerriano. Es para que la gente sepa lo que pasa en el lugar donde vive”, dijo.

Los propietarios de la firma SAER solicitaron a la Justicia ingresar a concurso de acreedores, según informaron en sede laboral. Atento a esto “plantean que los despedidos esperen a ver qué dice el Juez al respecto, lo cual implica que sigan esperando por sus indemnizaciones porque los nuevos interesados quieren comprar una empresa casi quebrada y sin poner plata”, se despachó Calvet Muzio.

Así aludió a la presencia de la abogada santafesina Carina Latanzi en la mesa. La letrada reconoció ser representante de los dueños del periódico El Litoral de Santa Fe: “Ahora aparece una mecenas del otro lado del río con intenciones de comprar sin poner plata”, reiteró el dirigente de FATPren.

“Pretendemos que los puestos de trabajo no se pierdan”, remarcó Calvet Muzio y dio cuenta de la dura realidad con despidos que golpea preferentemente a los trabajadores de prensa. En tanto sobre los 354 cesanteados de TelAm remarcó: “Hay un plan nefasto de este gobierno para acallar voces”.

Las partes se volverán a reunir el próximo miércoles a las 12:30 en la Secretaría de Trabajo.

Encabezó el encuentro el secretario de Trabajo Oscar Balla junto al coordinador Armando Ferrari y, además de FATPren, estuvo el Sindicato Entrerriano de Trabajadores de Prensa y Comunicación con una abogada.

Fuente: APFDigital (Agencia de Noticias de Entre Ríos)