El plan estratégico de ajuste en medios que va contra la Libre Expresión y en favor del discurso único

Lo que está pasando en materia de cierre de medios de comunicación, despidos masivos de periodistas, vaciamientos encubiertos, aprietes, y todo un esquema administrado desde los tres poderes del Estado contra el derecho constitucional a la Libertad de Expresión no es casualidad.

La administración de la Alianza Cambiemos aprovechó, y sigue sacando ventajas, de los desaguisados que hizo el gobierno anterior en esa materia, algo que le vienen como anillo al dedo al poder de turno . Entre esos desaguisados figuran el haber incorporado en holding mediáticos a personajes oscuros como Sergio Szpolski y Matías Garfunkel junto a sus accionistas vinculados hasta el día de hoy a la ex SIDE (actual AFI), también a Cristóbal López y sus sociedades fantasmas que hoy hacen las delicias de la AFIP. Todo con el único fin de enfrentar a ex aliados como el propio Grupo Clarín, y a Daniel Hadad, a quien CFK consideró un traidor en su momento pero con quien nunca se cortaron los lazos, por algo la primera entrevista que otorgó la senadora electa fue al portal que administra el polémico personaje.

Lo primero que se dijo desde algunos sectores opositores fue: “el modelo económico de Mauricio Macri sólo puede imponerse mediante la represión institucional”. Sin embargo, los CEOs que hoy llegaron al poder a través del voto popular, ya no mediante conspiraciones que dependían de las Fuerzas Armadas y los golpes de Estado, se aggiornaron a los tiempos y utilizan ese recurso policial en predeterminadas dosis, que aunque terminen con un joven que desaparece forzosamente  para luego aparecer muerto en un río del sur en el marco de un conflicto territorial, no los perjudica en lo más mínimo electoralmente.

La respuesta a este cuadro complejo y por momentos incomprensible gira en torno al plan que se lleva adelante en materia de incomunicación y desinformación. El Grupo 23 había empezado a estar cerca del abismo en los últimos tiempos del kircherismo. Desde el ENACOM, el Ministerio de Trabajo, y el Poder Judicial del cambio, no se hizo más que darle el empujón final para que 800 familias quedaran en la calle. Revistas, diarios, canales y radio empezaron una agonía que para muchos todavía continúa. Antes y en el contexto de todo esto se vació el noticiero y contenidos propios a Canal 9 para convertirse en difusor de novelas extranjeras y alguna que otra producción externa.

De ahí en más se habilitó la Caja de Pandora para que los demás holding mediáticos se subieran al tren de los ajustes. Los hermanos Olmos avanzaran con sendas cesantías en el Grupo Crónica (BAE, Diario Crónica y Crónica TV), lo mismo en el holding Clarín, que aceleró su proceso de achicamiento de plantillas laborales mediante los tristemente célebres retiros (in) voluntarios que todavía continúan, y por ejemplo en la gráfica AGR del mismo emporio, se dejó directamente sin trabajo a otras 380 familias mientras el oligopolio no cesa de estirar sus tentáculos para crecer peligrosa e ilimitadamente sumando a su concentración a la firma Telecom y la recuperación, mediante alianzas con Turner, Fox, y hasta parte del armado Cristobalista, del fútbol que nuevamente vuelve a ser pago como en los viejos tiempos.

Lo suyo hizo el poderoso grupo cordobés Electroingeniería, que sin poner un peso desguazó 360TV, una señal que se mantiene al aire con enlatados al igual que CN23, y con una presión permanente contra los compañeros de Radio Del Plata, haciéndolos pasar las de Caín adeudándoles aguinaldos, salarios que se abonan en cómodas cuotas, y hasta la ilegalidad de dejarlos sin cobertura de salud y aportes previsionales. Lo peor es que mientras las familias Ferreyra y Acosta predican una supuesta lucha desde el campo nacional y popular, siguen recibiendo multimillonarias obras públicas como los gasoductos troncales de la ciudad de Córdoba, que comparte entre otros fondos con Odebretch, y las famosas represas Néstor kirchner y Jorge Cepernic.

Envalentonados con el respaldo de la administración central, similares situaciones se fueron dando en otras radios porteñas, como Rock & Pop y Splendid, donde con el recientemente fugado vaciador Paco Mármol echó a 34 colegas y en medios provinciales como LU22 de Tandil, las tierras del Presidente MacriLT3 de Rosario, FM Pop 90.3 de Comodoro Rivadavia, El diario Los Andes (Clarín), El Diario de Paraná, de Luis Miguel Etchevehere, flamante ministro de Agroindustria, El Patagónico, Radio Continental de Tucumán, Canal 10 de Junín del Grupo América de Vila-Manzano y el Telefé de Viacom, así como en cientos más.

El cierre de DyN y la avanzada desguazadora sobre Indalo Media marca el sendero de lo que se viene. No hay dudas que las palabras de un algo  funcionario de gobierno no eran sólo un metáfora “con Clarín, La Nación, TN y Durán Barba, a nosotros nos alcanza y sobra”. Ojalá esto fuera una fábula nuestra.. en rigor de verdad eso es lo que piensan muchos elementos de alto rango en la administración empresaria del país. Lo que se viene, además de seguir eliminando medios privados y alternativos desde lo cooperativo, es un achicamiento del Sistema Nacional de Medios Públicos. Esto se viene planificando desde hace año y medio. Para el equipo de Hernán Lombardi la agencia de noticias oficial Télam, las más de 50 filiales de Radio Nacional (dos de las empresas estatales donde ya hubo despidos), y Canal 7 son deficitarios y un aguantadero de “capas geológicas de militantes políticos”, y requieren urgentes despidos en base imposición de retiros, apurar jubilaciones, y eliminar contratos de colegas que no pertenecen a la planta permanente.

Ayer, con el despidos de VHM, parte de su equipo, e integrantes de otros ciclos más de C5N, quedó demostrado que nadie va a hablar críticamente del Presidente Macri, de su Alianza Cambiemos, y menos aún del emporio político-mediático que representa el CEO, Héctor Magnetto. Por ahora se va a hacer excepciones para no ser tan explícitos, pero ¿qué más hacer falta decir para entender que es lo que está pasando?.

Lamentablemente tenemos que informar, en base a la información que manejamos, que en las próximas semanas habrá más cesantías por goteo. Algo que siempre sorprende a los trabajadores cuando concluye el año sin tribunales, sin abogados, y con gremios dispersos por el período estival. Esperemos que esto sean noticias de fuentes inexactas y erróneas, pero lo dudamos. A estar alertas porque a partir de ahora, depende sólo de nosotros frenar estos atropellos contra el Estado de Derecho.

Anuncios

El vaciador Francisco “Paco” Mármol hizo su trabajo en Rock & Pop y Splendid, ahora iría por Rivadavia

Cuando los hombres vinculados a Cristóbal López y su ahora extrañamente desaparecido Grupo Indalo (o holding de sociedades fantasmagóricas), nos referimos al español Francisco “Paco” Mármol y Martín Rubio desembarcaron en Radio Splendid y Rock & Pop, advertimos que se encendían las luces de alarma. En ese contexto subimos una nota donde mostramos como Daniel Hadad desde su portal familiar iProfesional intentaba vender la operación como lo mejor que le podía pasar a los trabajadores de ambas emisoras, ya que según el engañoso portal aseguraba que no iba a haber cambios. (les recomendamos leer aquel texto de hace sólo tres meses).

Sin embargo, todo cambió a las pocas horas de anunciarse un pasamanos hecho público sólo para quienes sean demasiado ingenuos, ya que se argumentaba que las señales, como si se trataran de un par de dos ambientes, pasaban de estar bajo el control mayoritario de Fenix Entertainment Group (representado en el país por Marcelo Fígoli, íntimamente vinculado a los accionistas ex SIDE de Sergio Szpolski), al financista Arturo Rubinstein, quien a través de un grupo de inversores, seguramente provenientes de la más absoluta ciencia ficción, manejarían el 70 por ciento del paquete. De Rubinstein hay que decir que es un oscuro personaje del que para tener una idea de su prontuario, participó de las negociaciones del nefasto Plan Brady que enterró más a la Argentina en su Deuda Eterna.

El ibérico Mármol comenzó a cumplir entonces su tarea ofreciendo retiros (in) voluntarios. Solamente tres empleados los aceptaron y comenzó entonces la sangría de cesantías que terminó en 34 colegas que se quedaron en la calle. Hubo marchas al Ministerio de Trabajo, que obviamente por estos días no es más que una escribanía de los empresarios para echar plantillas enteras de laburantes, y se violó la Conciliación Obligatoria que dictó pour la gallerie la cartera que dirige con mano de hierro el empresario Jorge Triaca.

Así es como con la tarea cumplida, Paco levanta rápidamente vuelo de la AM 990 y la FM 95.9 dejando a su cómplice Martín Rubio, y como si se tratara de un juego de “tomála vos dámela a mí”, las radios vuelven mágicamente a las manos de Fígoli y Fenix (no comments..).

Ocurre que el hombre de España ya mantuvo charlas con Daniel Vila y su hijo Agustín, para que después de lo que seguramente pasará, salvo que haya algún fallo “milagroso” que les otorgue la frecuencia directamente por un viejo conflicto con un  que Vila y Manzano, le dieron a Cetrá cuando quisieron adquirir las emisoras, operación que nunca se concretó, además de que según los mendocinos, el dinero tampoco les fue devuelto, lo que le tocó a la 1190, es decir que su licencia vuelva al Estado para que este llame a una licitación y luego caiga en sus manos. De ese modo Mármol irá con clásico su bisturí a la frecuencia modulada de la quebrada Radio Rivadavia, hablamos de La Uno, firme trampolín para intentar liquidar la mayor cantidad de puestos allí y en la histórica AM 630, que es víctima de la familia Cetrá, ya reconocida testaferra de los Nosiglia, que en esta etapa final, y junto a los especuladores hermanos Whpei, quienes se muestran como filántropos, levantaron campamento y dejaron libradas a su mala suerte a 120 familias.

Los increíble del caso Rivadavia, es que la quiebra derive de una deuda con SADAIC (Sociedad Argentina de Autores y Compositores de Música), por un número que para este tipo de empresas es irrisoria, 1, 7 millones de pesos. ¿Saben la cantidad de medios audiovisuales, bares, boliches, productoras musicales, y todo lugar donde se difunda material discográfico deben muchísimo más dinero que ese y jamás se los declaró en semejante estado de quebranto?.

Por eso reiteramos, esto forma parte de un plan sistemático de silenciamiento de voces plurales que ataca la posibilidad de que los ciudadanos reciban, como garantiza la Constitución Nacional, información veraz, responsable y democráticamente, bajo el derecho inalienable a la libre expresión. Este dispositivo de razones sociales fantasmales, prestanombres, testaferros, fondos de inversión que aparecen y desaparecen por arte de magia o ni siquiera se sabe quienes los conforman va en pos de ese camino nefasto que utiliza desguazadores como Francisco Mármol.

 

 

 

 

Hoy Paro de 24 hs de los trabajadores de TV debido a la negativa de empresarios a pagar salarios dignos

Además de la avanzada contra los empleos en todos los rubros de la comunicación, la cámara empresaria del sector de Televisión se niega a acordar subas de haberes que vayan por encima de los índices inflacionarios. En los últimos cinco años asistimos a vaciamientos en radios, diarios, revistas y diversas señales televisivas como Canal 9, el 26, A24 y América TV, CN23, y ahora con los retiros (in) voluntarios en Telefé y Canal 13/TN, más la incertidumbre en C5N y otras señales de cable que son avasalladas sin que siquiera nos enteremos, tanto en esta Capital como en diversas provincias argentinas.

Desde hace meses que el SATSAID, gremio que representa a los trabajadores de medios televisados, viene peleando por una paritaria razonable, sin embargo envalentonadas por el contexto actual que da el gobierno de la Alianza Cambiemos (PRO-UCR-CC/ARI), las patronales se niegan a tener en cuenta la perdida adquisitiva que implica para los asalariados tener los altos niveles actuales de inflación que suman tarifazos, que van desde la suba de combustibles, gas, electricidad, agua, incluyendo la canasta de alimentos, para acordar sueldos acordes a la realidad económica objetiva.

La negativa proviene de empresas que reciben sumas millonarias en carácter de pauta estatal y privada, así como de canales públicos a los que se quiere someter junto a las filiales de Radio Nacional y la Agencia Télam, a un ajuste brutal. Algo que todos las organizaciones sindicales de comunicación venimos resistiendo con movilizaciones, marchas, reuniones, planes de lucha, y la presentación en el Parlamento de un Proyecto de Ley para declarar La Emergencia Laboral en los Medios de Comunicación.

Reproducimos el comunicado de los colegas de TV y respaldamos desde este espacio el justo reclamo y todas las iniciativas que se tomen para defender derechos y garantías laborales de todos y cada uno de los que nos dedicamos a esta función que está tratando de ser vaciada con la finalidad de producir un discurso único que viola la Constitución Nacional, ya que no garantiza la Libertar de Expresión, la pluralidad de voces, y la circulación de información veraz y responsable, principio fundamental de un régimen democrático:

 

Se presentó en el Parlamento el Proyecto de Emergencia Laboral en los medios de Comunicación

Como adelantamos ayer, se realizaron varias actividades contra el cierre de la agencia DyN, la incertidumbre en el grupo de sociedades fantasmas que componen Indalo, Radio Rivadavia, e innumerable cantidad de medios y periodistas que atraviesan una gravísima situación.

En las afueras del Congreso Nacional se hizo un Camarazo y una Radio Abierta, y luego en las comisiones de Libertad de Expresión y Comunicaciones de la Cámara Baja se presentó un proyecto de ley que establece La Emergencia Laboral en los Medios de Comunicación.

En el marco de esta brutal avanzada contra la prensa en general y la pluralidad de voces reproducimos una nota de la Revista Cítrica que cuenta el terrible momento al que están siendo sometidos los compañeros de Diarios y Noticias, como ya lo fueron los del Grupo 23 y tantos otros:

“Jamás pensamos este final”

Alejandra Fernández Guida, periodista de DYN, explica la tristeza que significó el anuncio del cierre de la agencia de noticias. Cien trabajadores y trabajadoras de prensa quedarán en la calle por decisión de los Grupos Clarín, La Nación, La Gaceta y Río Negro. Se sumarán así a las 2.500 que perdieron sus trabajos en los dos últimos años.

“Jamás pensamos en un cierre, pensamos que iba a haber recorte, pero nunca este final”. Alejandra Fernández Guida, una de las trabajadoras de DYN, cuenta cómo fue enterarse de la peor noticia: el lunes pasado, el directorio de la empresa convocó a una asamblea extraordinaria para anunciar la “disolución” de la compañía, que se concretará el próximo 23 de noviembre. Así, con esas palabras, sentenciaron a muerte a la agencia de noticias. “Nos fuimos avisando por teléfono el mismo viernes. Fue impactante: hubo dolor, llanto, incredulidad y hasta agarrarse de la última expectativa de que alguien llame el fin de semana y cambie de opinión porque pensó que no se puede cerrar una agencia que tiene 35 años de historia, que nunca tuvo una crisis porque si bien estábamos sufriendo un achicamiento, no hubo despidos ni dejaron de pagarnos los salarios. Esto se dio de un día para el otro”, reseña Fernández Guida.

Pero no hubo ningún llamado ni ningún cambio de opinión. Y el lunes de esta semana, la noticia apareció en el Boletín Oficial. “Cuando nuestros delegados volvieron de una reunión con el presidente del directorio, tuvimos una asamblea general que fue tremenda. Justo había venido León Piasek‏, abogado laboralista, a explicarnos cuestiones de las indemnizaciones. Después tuiteó que desde los 90 no había asistido a una asamblea con tanto dolor y bronca”. En su cuenta, quien labura por los derechos de las trabajadoras y trabajadores sumó: “Despidos anunciados x Boletín Oficial. Desconsideración. Tristeza”. Así lo vivió Alejandra, como un duelo que aún sigue.

En esa asamblea del lunes, hubo lágrimas pero también solidaridad. “Estuvimos todos abrazados, llorando. De hecho, había delegados de Sipreba que no son de DYN y lloraron con nosotros porque cierra la agencia y es muy impactante: tiene 35 años de prestigio, no tuvo crisis ni problemas con el manejo de la comunicación porque somos muy plurales, algo que rescato hoy en día”, dice Alejandra. Y sigue: “La mayoría todavía no cayó. Hasta el 23, 24, estamos en un proceso de tratar de entender qué es lo que está pasando. Mientras tanto seguimos yendo, seguimos contando historias de los inicios”. En tiempos en donde intentan apagar la memoria, en la redacción la encienden.

–¿Y ahora?

–Diría que no se puede hacer nada para que continúe porque los dueños, que son grandes, decidieron cerrar y ya no hay nada para hacer. Se ajustan a la ley pero no ceden la marca, ni la redacción. Nos tenemos que reinventar. Acá hay trabajadores de hace muchos años. Están cansados de remarla porque vienen con varios cierres de periódicos encima. Para ellos, éste es el golpe final para dejar el oficio.

El dolor de las palabras se siente en el medio del cuerpo.

A pesar de la noticia, Alejandra y sus compañeras y compañeros todavía siguen escribiendo cables. Cada tecla que se aprieta, retumba: mataron a la agencia pero ahí siguen sus casi 100 trabajadoras y trabajadores, en agonía. “Se cierran cada vez más las puertas del oficio”, reflexiona. Un dato incontrastable: en dos años, 2.500 periodistas quedaron sin laburo. La lista se ampliará a casi 2.600 en unas semanas. Alejandra se incorporó a la agencia en el último lustro. El lunes fue el peor día que vivió en DYN. “Cuando el delegado tomó la palabra, se quebró y todos nos largamos a llorar: nadie llora por un trabajo que desprecia y que no quiere con el corazón”, se desgarra.

DYN estuvo ahí y debería seguir estando. 

Hoy 14 hs el SiPreBA presenta en el Congreso proyecto para declarar la Emergencia Laboral en empresas de comunicación

Frente al grave cuadro de situación que involucra a medios de comunicación, productoras, y la industria que gira en torno a ellos, hoy todos los trabajadores del sector nos convocamos en el Congreso Nacional para avanzar con un Proyecto de Emergencia en nuestra actividad que está generando además de innumerables despidos el cierre de cada vez más empresas y generando un peligroso discurso único que no tiene otro fin que intentar legitimar, naturalizar, y justificar el ajuste brutal que la Alianza Cambiemos (PRO-UCR-CC/ARI) lleva adelante en todos los sectores del país. Así se viola el derecho constitucional a la Libertad de Expresión que debe garantizar que todos los ciudadanos reciban información veraz, responsable y plural, y no sesgada, parcial y engañosa. Porque no hace falta ser muy sagaz para entender que todas estas políticas socio económicas van en contra de los intereses de la mayoría de la población y en favor de una minoría privilegiada que administra y goza de los favores de los tres poderes del Estado. Reproducimos el comunicado de nuestra organización:

Este martes 14 de noviembre, frente al Congreso de la Nación, acompañando al Camarazo que llevarán adelante las y los compañeros de la Asociación de Reporteros Gráficos de la República Argentina (ARGRA) en contra del cierre de la Agencia Diarios y Noticias (DyN), el Sindicato de Prensa de Buenos Aires (SiPreBA) presentará ante los diputados de los distintos bloques legislativos un proyecto de ley para declarar la Emergencia Laboral en las empresas de comunicación.

En ese contexto, a partir de las 13:30 y hasta las 16 horas, junto con la Red Nacional de Medios Alternativos, se realizará una Radio Abierta.

#NoAlCierreDeDyN

Porque #SinTrabajoNoHayLibertadDeExpresión

y #SinMediosNoHayDemocracia

Agradecemos la difusión e invitamos a participar a periodistas, sindicatos de la Comunicación y a todxs lxs trabajadorxs de Prensa.

Aunque operadores de medios adictos pretendan dividirnos, los trabajadores de prensa no tenemos grietas..

Desde este sitio no vamos a dar entidad a voceros y operadores de los grupos empresariales que se benefician con este show lamentable de La Grieta en diversos ciclos o entregas de premios, grieta que advertimos, puede terminar muy mal para todos. Lo que si vamos a ser es exponer notas de colegas que se toman el trabajo de intentar sintetizar objetivamente el drama que vivimos TODOS los trabajadores de las comunicaciones y que no cesa.

Así lo hizo a colega Cecilia González para Tiempo Argentino y lo compartimos:

Periodismo: Historias de terror

Esta semana se confirmó la noticia del cierre de la Agencia Diarios y Noticias (DyN), fundada hace 35 años. Más de 100 trabajadores de prensa quedaron en la calle porque así lo decidieron sus principales accionistas: Clarín, La Nación, Río Negro y La Gaceta de Tucumán.

Por falta de recursos no puede ser, si el Grupo Clarín es el más favorecido con la publicidad oficial del macrismo (337,2 millones de pesos sólo durante el primer semestre de 2017), además de que en estos casi dos años la empresa se reempoderó, incrementó sus ganancias y fortaleció sus múltiples negocios.

Cosas raras de la vida, entre más se enriquece el mayor grupo comunicacional de Argentina, más gente despide. En 2016, según Fopea, echó a 180 trabajadores, más que ningún otro medio. 2017 lo comenzó con el cierre de la planta gráfica AGEA: 380 personas más sin laburo. Y en el transcurso del año presionó a sus trabajadores para que aceptaran “retiros voluntarios”.

Mientras se cerraba DyN, la hecatombe asomó en el Grupo Indalo. La empresa pagó salarios en dos cuotas y los trabajadores se declararon en asamblea permanente. La angustia de no poder cobrar y no saber si tendrás trabajo el próximo mes es infame. La situación se agrava porque los argentinos tienen encima la amenaza de una reforma laboral que buscará “bajar costos”. Y los costos, ya lo sabemos, siempre somos los trabajadores.

Indalo incluye C5N y radios como la 10, Pop, Mega y Vale, en donde hubo cese temporal de actividades para reclamar el pago de los sueldos. Aunque ya les empezaron a pagar, la incertidumbre es total. Si lo sabrán los trabajadores de Radio del Plata o Ámbito Financiero. O los del Diario de Paraná, propiedad de la familia Etchevehere, que hace años cobran en cuotas. Capaz que ahora que Luis Miguel fue nombrado ministro de Agroindustria ya le alcanza para pagar completos los salarios.

También están los 30 trabajadores de Radio Continental Tucumán que la semana pasada quedaron en la calle de un día para el otro porque la empresa levantó por completo y sin previo aviso la programación local. Y ni hablar de Radio Emisora Cultural, propietaria de la legendaria Radio Rivadavia y de Radio Uno. La empresa quebró y sus trabajadores están en vilo. En Telefe, mientras tanto, esta semana hicieron un paro sorpresivo ante el temor de más despidos.

¿Y cómo olvidar el cierre del Buenos Aires Herald? ¿Y los despidos en Crónica y el cierre de las revistas de Editorial Atlántida y el periódico El Argentino? ¿Y los contratos precarios y el trabajo en negro?

Un solo dato para ilustrar un panorama desolador: la revista Anfibia anunció que necesitaba un editor y recibió más de 2000 solicitudes. Son más de 2000 periodistas que están buscando trabajo. Y casi no encuentran.

A los despidos masivos o por goteo y la desaparición de medios hay que sumar episodios preocupantes como la supuesta intención del gobierno, revelada en varias columnas y nunca negada por las autoridades, de empujar el cierre de PáginaI12 como represalia por las revelaciones de Horacio Verbitsky sobre el multimillonario y secreto blanqueo de familiares y amigos del presidente y de varios funcionarios. Decenas de periodistas de todo tipo de medios (Nelson Castro, Luciana Geuna, Jorge Fontevecchia, Miriam Lewin, Víctor Hugo Morales y Cynthia García, entre muchos otros), firmaron la solicitada “La información no puede ser silenciada” para alertar sobre el daño irreparable que provocaría esta medida.

Más allá de beneficiar con pauta oficial a medios amigos (como lo hicieron el kirchnerismo y los gobiernos anteriores) y desfilar incesantemente en programas de periodistas oficialistas, el gobierno calla ante episodios alarmantes:

  • Periodistas de diversos medios fueron agredidos por violentos infiltrados en las marchas por la desaparición de Santiago Maldonado. Hay fotos y videos, pero seguimos sin saber quiénes son y por qué no los han detenido.
  • El diputado electo por Cambiemos Fernando Iglesias agredió en las redes sociales (con su habitual estilo pendenciero nunca cuestionado por sus aliados políticos) a los periodistas María O’Donnell y Ernesto Tenembaum.
  • Seis trabajadores de Perfil fueron procesados por ejercer sus derechos sindicales y luego absueltos gracias a la lucha de sus compañeros.
  • La periodista Fabiana Bringas fue patoteada al aire por su jefe, el director de Radio Nacional Córdoba, Orestes Lucero.
  • Los periodistas Germán de los Santos y Hernán Lascano tuvieron que cancelar la presentación de su libro “Los Monos” en Rosario por amenazas de familiares de narcos.
  • El empresario estafador Mariano Martínez Rojas reapareció en horario central como supuesto testigo “arrepentido”. Es el mismo que el año pasado destrozó junto con una patota las instalaciones de Tiempo Argentino y Radio América, caso que sigue impune.

La lista de ataques a la libertad de prensa es larga, tanto como el silencio del gobierno. Las denuncias se empañan por la leyenda urbana que hace creer que, si sólo cierran medios kirchneristas o son atacados periodistas kirchneristas, todo está bien: “se lo merecen”. Alegrarse porque alguien, sin importar quién sea, pierda el trabajo, en principio es miserable. Pero resulta que ni siquiera tienen razón. La crisis abarca todo tipo de empresas, aun las más ricas, aun las más antikirchneristas.

FoPeA reportó casi 1500 despidos de trabajadores de prensa en 2016. Según SiPreBA, fueron más de 2000. En lo que ya coinciden ambas organizaciones es en que, hoy, la cifra se acerca a los tres mil. Son 3000 voces menos. ¿Nos damos cuenta de la gravedad? Sin pluralidad de voces no hay democracia, ni libertad de prensa, ni derecho a la información.

Por eso, defender a los periodistas como trabajadores y al periodismo como oficio no es una cuestión corporativa. Son valores esenciales en cualquier sociedad. En muchos países de América Latina ya hemos padecido el daño que provoca la alianza entre millonarios y poderosos medios concentrados y los gobiernos de turno. Es un escenario en el que, siempre, ganan pocos. 

Despidos en el Canal 10 de Junín del Grupo América y en el sector técnico de Telefé

En el marco de una semana de lucha intensa contra el cierre de la histórica agencia DyN que dejaría a 100 trabajadores en la calle, y rumores de ajustes en los medios públicos, el plan de achicamiento en diversas empresas de comunicación, ya en emergencia, continúa. Un caso se dio en el Grupo América que encabezan Vila, Manzano y Belocopitt. Allí fue despido en el Canal 10 de Junín y así reproducimos la nota que subió el sitio Señales:

Grupo América: Paro en Canal 10 por despido de un trabajador

 Medida de fuerza en Canal 10 de Junín del Grupo América, debido a la decisión empresarial de despedir a un técnico de la telemisora. Si no se lo reincorpora continuarán con la medida de fuerza por tiempo indeterminado. Amplio repudio y solidaridad con trabajadores

Este viernes a las 13.30 se realizará una audiencia en el Ministerio de Trabajo por el conflicto planteado en Canal 10 ante el despido de un trabajador técnico. En el encuentro se reunirán el Sindicato Argentino de Televisión y la empresa.

Durante la audiencia, por pedido del ministerio, se levantará la medida pero en caso de no lograrse la reincorporación del trabajador despedido, se continuará con el paro por tiempo indeterminado ya con movilización a las puertas del canal.

Andrés Mansilla, en diálogo con el portal Junín Digital, señaló que “la empresa le ha planteado al sindicato realizar una reducción de gastos y así levantaron el noticiero de la tarde-noche, buscaron achicar el costo del alquiler del local y ahora nos encontramos con que se genera un “despido con causa” a un compañero cuando sabemos que esas causas no son reales. Estamos hablando de una persona con 37 años de antigüedad que hasta ha sido gerente de la empresa en algún momento. No hay ninguna causa. Está todo dibujado para poder hacer ese achicamiento de gastos que desea la empresa y desligarse de este trabajador con muchos años de antigüedad sin pagar indemnización”.

“Como gremio -agregó- eso no lo vamos a permitir y por eso hemos mantenido una asamblea con todos los trabajadores decidiendo empezar un paro por tiempo indeterminado desde este jueves a las 12”.

“No sabemos cuál es la posición de la empresa”, agregó Mansilla a este portal digital informativo e inclusive comentó que “a las 22 se retiró el gerente, estando todos los trabajadores pero nadie tiene llave para cerrar porque se le entregaron al gerente todas las llaves al perderle la confianza al gerente quien se fue “como rata por tirante” dejando el canal abierto por lo que vamos a labrar un acta ante escribano ya que se fue y dejó todo “a la deriva”, dijo el dirigente sindical haciendo refencia a Julio Botta, el gerente del canal.

Mansilla consideró que “este es el puntapie inicial del achicamiento que desea hacer la empresa pero nosotros como gremio no lo vamos a permitir”.

La única manera de solucionar el conflicto es la reincoporación del trabajador ya que su despido fue considerado como una “injusticia”, “más sabiendo la calidad de persona que es Beto Cattelani, alguien que es muy querido en la comunidad y por los compañeros, por eso se llega a esta medida”.

“Si al compañero no lo reincorporan, vamos a seguir con la medida de fuerza”, advirtió el secretario general del Sindicato de la Televisión seccional Junín.

En Canal 10 de Junín trabajan actualmente 16 personas. “la empresa del Grupo América, quiere reducir los costos, y siempre la variable de ajuste son los trabajadores. No vamos a permitir que eso pase”, aseguró Mansilla.

Solidaridad de APeNoBA

La Asociación de Periodistas del Noroeste, APeNoBA, se declaró en estado de alerta y movilización. La entidad gremial conducida por Oscar Alberto Carreras, indicó que “se declara en estado de Alerta y Movilización, y se pliega al Paro decretado por los Compañeros de SATSAID en Canal 10 Junín. La medida se lleva a cabo por los despidos y aprietes que sufren los compañeros trabajadores del medio local. Todos somos trabajadores, todos queremos trabajar”.
Algo similar está pasando en el nuevo Telefé ahora en manos de Viacom. Así lo publicó Infogremiales:

Despidos, retiros voluntarios y falta de pago en TeLeFé

Los trabajadores están en estado de alerta y movilización. Hubo despidos y un plan de retiros voluntarios, además de retrasos en el pago de los salarios.

Los trabajadores de Telefe decidieron realizar un paro sorpresivo el martes debido a la deuda salarial que mantiene el canal. Fue una forma de reclamar por la protección de su fuente de trabajo que ven amenazada por estas horas críticas en los medios.

Según detalló el portal especializado TeleBajoCero, algunas figuras estaban convocadas para grabar segmentos de programas y les cancelaron la participación por el conflicto gremial vigente.

Mientras tanto, el jueves está convocada una importante marcha del SAT (Sindicato Argentino de Televisión) para defender la fuente laboral y según trascendidos la nueva empresa dueña de Telefe quiere que los números cierren.

El problema en el canal de las pelotas es que la situación se tornó muy compleja debido a que la torta publicitaria bajó un 30 % respecto al 2016, lo cual complica el panorama financiero.

Hubo despidos dentro del personal técnico, aunque no fue confirmada la cantidad de cesanteados y muchos sospechan que habrá más gente que se quede afuera de la empresa.

También se abrió la lista para los retiros voluntarios con la que se busca achicar el personal de manera menos traumática.

La Interradial/SiPreBA apoya absolutamente la decisión de las comisiones internas de estos medios y exige el cese de estas actitudes empresariales que siguen recortando por el eslabón más débil de la cadena envalentonados por el respaldo que reciben desde los tres poderes del Estado.

El funcional efecto Cristóbal López, que va contra la pluralidad de voces, pone en riesgo también al diario El Patagónico

Frente a esta terrible avanzada contra la prensa que ya se encuentra en Estado de Emergencia, no podemos olvidar a nuestros colegas de medios provinciales que están atravesando situaciones similares, o peores, a las que ocurren en la ciudad de Buenos Aires. Un caso emblemático es el de El Diario de de Paraná en Entre Ríos, en el que se ejecuta un esquema de vaciamiento que tiene como a uno de sus mayores responsables al actual Ministro de Agroindustria, Luis Miguel Etchevehere, quien precisamente no tiene nada que ver con la anterior administración. Sin embargo en esta nota nos convoca el conflicto del histórico matutino El Patagónico Comodoro Rivadavia, provincia de Chubut.

Este medio fundado en 1967 cayó en la garras del fantasmagórico Grupo Indalo hace más de cinco años. Tiempo después de la asunción de la Alianza Cambiemos, y en particular a principios de enero de este año las cosas empezaron a complicarse para los colegas de esa publicación. A quienes, como ocurre ahora con C5N, Ambito Financiera, y las cinco emisoras radiales: Vale, Pop, One, Mega y Radio 10, se les quiere imponer un sistema ilegal de pago en cuotas, que como ocurrió en el Grupo 23 o está pasando en Radio Del Plata y 360TV, ya sabemos como termina; en la incertidumbre total de no saber cuando se cobra o si se va a mantener el puesto laboral.

A estos se sumaron los clásicos y tristemente célebres retiros (in) voluntarios. Una manera de poder a los empleados entre la espada en la pared. Porque se les sugiere que agarren la plata que se les ofrece o se los echa sin tener otra opción que iniciar juicios laborales, que en este contexto de sociedades cuasimafiosas que hoy están y mañana no, más la batalla que el empresariado lleva adelante, ahora desde el poder, contra la Justicia Laboral es una quimera de incertidumbres potenciadas por un arsenal de mentiras.

Fueron 30 compañeros los que los aceptaron bajo el formato de pagos segmentados en cuentas de bancos que poco tiempo después, como ocurrió en CN23, no tienen fondos porque están embargados debido a las causas abiertas contra Cristóbal López por evasión fiscal. Convengamos que todo esto huele mal desde el vamos, porque lo que está adornado de lucha contra la corrupción K, termina siendo funcional al Zar del Juego, negocio que no se le tocó en lo más mínimo, y al gobierno de turno que impulsa indirectamente un brutal cierre de medios y expulsión de periodistas. Algo que garantiza que 3 o 4 holding adictos que se benefician con sus políticas, operen en favor de los intereses de una porción pequeña de privilegiados, en detrimento de la mayoría de los ciudadanos, a quienes se les viola el derecho constitucional a recibir información veraz, responsable y plural.

Este plan de desguace en El Patagónico va por la redacción de la publicación en papel, de la página web, y hasta fue por la radio del medio que fue cerrada en junio pasado cuando el diario cumplía 50 años. Una muestra simbólica de que los ricos no piden permiso y que además les importa un bledo la simbología de las fechas, la historia, y prestigio de una empresa de comunicación junto a quienes desarrollan su oficio allí. En este material los mismos colegas cuentan la terrible situación que están sufriendo:

Hace horas se hizo una Olla Popular en las puertas de la firma para exigir que El Patagónico no se cierre, como ya pasó, entre otros, con el legendario Buenos Aires Herald.

La Interradial/SiPreBA resiste con todas las organizaciones gremiales, sociales, estudiantiles, de derechos humanos, y/o políticas, este proceso de desintegración de algo que durante muchos años, especialmente desde la vuelta de la democracia, más allá de sus idas y vueltas, era un orgullo en la región: la variedad comunicacional y cultural. Algo que hoy se pretende degradar para legitimar, manipulando a gran parte de la ciudadanía, que lo bueno es eso único que se les ofrece.

Muchos creen que parte de este drama tiene que ver con que quizás un importante número de integrantes de la sociedad ya no desee ver la verdad, sino recibir lo que quiera escuchar. Eso da para un debate muy extenso, pero para nosotros forma parte de una subestimación que se pretende materializar a través de un aceitado dispositivo de consultoras, encuestólogos, y medidores de opinión publica, que nadie niega, puede dar buenos resultados temporales para los que sueñan con el mundo de George Orwell. Lo que estas minorías no tienen en cuenta es que se puede vender pescado podrido durante un tiempo, inclusive muchas veces, más extenso de lo que se espera, pero parafraseando una canción “nada es para siempre”.

Con el cierre de DyN, la quiebra de Rivadavia, el conflicto en Del Plata e Indalo, la prensa está en Emergencia

La tragedia que vivimos en los medios de comunicación empezó en los últimos años de la administración anterior cuando ya el Grupo 23 empezó a dejar de hacer aportes previsionales y en materia de salud a todos los empleados de la infinidad de medios que estaban bajo su égida. La excusa de los accionistas vinculados a la ex SIDE (actual AFI) que representaba Sergio Szpolski, un personaje que trabaja de hacer desfalcos y salir indemne de todo, eran las moratorias que le otorgaba la AFIP que encabezaba Echegaray. Había una promesa de saldar esas acreencias que nunca se cumplió.

Lo que vino después lo conocemos todos, con el ingreso de la Alianza Cambiemos que conduce Mauricio Macri, el plan de desguace programado desde un principio se tuvo que acelerar, pero claro, se dio en el marco de un nivel de desprolijidad tal que se cerró incorporando a un estafador de cuarta categoría, Mariano Martínez Rojas, que hoy hace las veces de arrepentido, mientras en realidad es un prófugo de la Justicia, hablando desde los Estados Unidos, lugar que también eligió para profugarse y autoexiliarse, el otro socio del vaciamiento, Matías Garfunkel.

El saldo fue de 800 familias en la calle. Seguido, grupos como Electroingeniería, que sigue haciendo multimillonarios negocios con el macrismo aunque juegue de opositor para la tribuna, desguazó 360TV y tiene a cada vez menos colegas en una situación inhumana en Radio Del Plata, donde es ley cobrar en cómodas cuotas, si es que se les ocurre pagar. Total cuenta con la zona liberada que la cartera laboral de Jorge Triaca le otorga a gente sin escrúpulos que se autocalifica, empresario, en cualquier sector con una única finalidad. Incrementar ganancias sin límites en detrimento de quienes las producen, los laburantes.

Mientras todo esto pasaba, hacía años que el holding Clarín venía, y todavía sigue, despidiendo personas bajo el eufemismo de los tristemente célebres retiros (in)voluntarios, al igual que La Nación y otros oligopolios como Perfil, que hasta se atrevió a procesar a la comisión interna del SiPreBA por haber defendido a sus representados. Sumado a estos increíbles desaguisados, las dramáticas casi tres décadas en las que la familia Cetrá, testaferra de Enrique y Juan Nosiglia, hizo lo que quiso con los profesionales de Radio Rivadavia, estallaron por el aire cuando hace un año ingresó un engañoso socio salvador compuesto por los hermanos Wphei, que terminan de sellar el acta de defunción de la legendaria AM 630.

Sólo faltaba que cayera en la volteada ese pulpo que se expandió, con oscuras alianzas que llegaron a extenderse hasta con su supuesto enemigo ideológico, el emporio Clarín, nos referimos a Indalo, a las sombras del kirchnerismo, pero que hoy extrañamente es funcional al poder de turno colaborando a acallar toda pluralidad de voces. No olvidemos que con este conjunto de sociedades fantasmas caen cinco radios, dos canales y varios medios escritos y digitales, entre ellos Ambito Financiero y MinutoUno.com.

Radio Continental decidió echar a 30 colegas de Tucumán para tomar la programación de su sede porteña, ya achicada a su base mínima de empleados, y los medios públicos desde Télam, Radio Nacional y la TV pública están en la mira de los funcionarios gubernamentales.

Hace meses que se viene hablando del cierre de la agencia Noticias Argentina y DyN, que tiene como máximos accionistas a Clarín y La Nación. Los 100 colegas de esta última recibieron el balde de agua fría de que finalmente iban a ser desafectados de la empresa a través del Boletín Oficial, algo sin precedentes en materia de despidos.

En los últimos días se han alzado voces de todos los sectores para repudiar este intempestivo atropello contra un medio, que más allá de a quien pertenezca o no, goza de un prestigio debido a los grandes periodistas que se han formado allí, pasado por su redacción, y otros que hasta hoy desarrollaban sus tareas en ese lugar con mucha historia. Así empezaron las acciones contra esta decisión que toma el oligopolio que más dinero recibe desde la arcas del Estado y en materia de pauta privada. Nos debe preocupar la total y peligrosa libertad de acción para ampliarse sin regulaciones ni controles que tiene este grupo, hecho que lo convierte ya no  sólo en un medio de comunicación, sino en una propaladora de sus intereses, y en una fuerza que se impone por sobre los tres poderes de la República, y en consecuencia, de la Democracia.

Cada revista, diario, radio, página web, canal, y medio alternativo que desapareció dejando a miles de compañeros sin laburo es un claro y sistemático plan para que se imponga un discurso único que sólo replican tres o cuatro megacorporaciones que respaldan este esquema monopolizado de la información porque, obviamente, les es muy rentable. El problema es que viola el derecho constitucional de cada ciudadano a recibir información veraz, responsable y plural a través de la Libertad de Expresión. Algo en lo que se escudan estos medios masivos del mercadeo y tráfico de operaciones permanentes. Todo muy alejado del oficio periodístico, de la ética, de la moral y de la legalidad.

Hoy asistimos a un intencionado proceso de desinformación e incomunicación que se retroalimenta desde las redes sociales, porque así como pasaron a ser las únicas que permiten que circule esto que escribimos, también produjo una falsa contraparte engañosa conformada por trolls, perfiles falsos, y sitios fantasmas disfrazados de portales noticiosos que ejercen un contrabandismo cibernético revulsivo.

La lucha por sostener los lugares donde todavía se puede ejercer nuestra labor se va a incrementar. Esta semana hubo asambleas internas y como la de hoy, pública, en las puertas de Diarios y Noticias sobre Diagonal Sur al 600. Desde el Sindicato de Prensa de Buenos Aires se motorizan acciones que van desde movilizaciones, hasta trabajar con parlamentarios para que se declare una emergencia en el sector de prensa, y pelando de la mano de organizaciones gremiales, sociales, estudiantiles, de derechos humanos, sin dejar de lado el hecho de mantener encuentros con quienes tienen responsabilidad institucional en esta cuestión, como por ejemplo el Secretario de Comunicación Jorge Grecco, hecho que se dio ayer en Casa Rosada, o con el Ministerio de Trabajo, como ocurrió esta tarde donde se convocó a las partes para tratar el conflicto. Todo lo que esté a nuestro alcance se hará para evitar que este intento de desintegración en materia de la comunicación no avance más, y para que por el contrario retroceda. Vean este material conciso e impecable de los que hizo DyN en estos 35 años de existencia y que hoy quieren borrar de un plumazo:

La Interradial/SiPreBa va a hacer lo imposible para que el oficio que venimos ejerciendo con dignidad desde que empezamos no sea pisoteado por intereses espurios. No tengan dudas de eso.

La avanzada contra la prensa no cesa, aprietes en Perfil, incertidumbre en Indalo, Rivadavia, y cierre de DyN

El plan sistemático contra la prensa para encarar una seudodemocracia sin periodistas se potencia. Basta encender la televisión, escuchar una radio, leer un diario o un portal de desinformación, para observar como los operadores acomodaticios al poder de turno, no los laburantes, ya se reciclaron con mensajes claros en detrimento de quienes engañosamente llaman “compañeros” o “pares”. 

Estos volátiles operadores envían mensajes tergiversados e imparciales, sea por cuidar su traste o a cambio de algún efímero beneficio temporal. Así es como, sin que se les mueva un pelo, dicen: “bueno, quien trabajaba para Cristóbal López, Szpolski o los Ferreyra sabía que hacía, así que yo lamento que ahora estén en juego sus puesto laborales, me solidarizo con ellos, pero el Estado con nuestro dinero no tiene porque meterse en este conflicto de privados”.

Este mensaje perverso lo van a seguir escuchando hasta el cansancio desde los reality falsamente periodísticos. La idea es justificar los despidos en medios que según estas fraudulentas teorías, fueron los únicos bancados con pauta oficial desde el kirchnerismo y ahora han quedado en la lona, sin decir una sola palabra del esquema de despidos directos, como en la histórica agencia DyN, de Clarín y La Nación, o el esquema de retiros (in) voluntarios de estos emporios, que tanto antes como ahora también reciben multimillonaria pauta oficial.

Como periodistas nosotros tenemos la obligación de develar y desarticular estas mentiras. Emporios como el que fundó Roberto Noble, Bartolomé Mitre, los Fontevecchia, Hadad, etc, también perciben impresionantes sumas para hacer oficialismo  u oposición. Por eso cuando mandan a sus empleados a criticar un piquete bajo la consiga de “estos vagos viven del Estado”, sufren olvidos selectivos.. o acaso ¿de qué viven los propietarios de las firmas de incomunicación para las que trabajan?.. ¿de verdad creen que son sostenidos sólo con publicidad privada?. No nos engañemos, eso es una falsedad de toda falsedad.

En las última horas estamos siendo testigos de la peor crisis en nuestro oficio. Escuchen como Raúl Mileo, delegado SiPreBA de Perfil cuenta la persecución de la editorial contra el cuerpo gremial al que procesó y fue absuelto por la Justicia, y a Fernando Cáceres, también delegado del Sindicato de Prensa de Buenos Aires, que nos pone al tanto de como La Nación y el poderoso oligopolio Clarín han decidido cerrar Diarios y Revistas para dejar a 100 trabajadores en la calle porque tienen la venia de la Alianza Cambiemos (PRO-UCR-CC/ARI). Tema del que sólo se habla en la redes y en el boca a boca del whastApp, porque  por poner un ejemplo, Manzano y Vila desde el Grupo América/UNO, sólo baja línea contra la paja en los ojos ajenos y nunca en las vigas en los propios. Que se puede esperar del hombre que robó para la corona y su socio?

A esto se sumó el oscuro traspaso de las sociedades fantasmas de Cristóbal López a vaya a saber quién, con las consecuencias lamentablemente esperadas, el cese de pagos. Ayer todas las radios dependientes de este entramado: Radio 10, Vale, Mega, Pop y One, llevaron adelante medidas de fuerza, e igual que el resto de medios, tal el caso de C5N y Ambito Financiero rechazaron el plan de pagos en cuotas que ya quiere imponer el nuevo dueño fantasma.

Pareciera que asistimos a un Déjà vu  , pero con buenos modales y gradualismo de lo que fue la triste historia y final del G-23 y la agonía de Radio Del Plata y 360TV, ya casi inexistente.

Desde los pasillos del poder se baraja la idea de que estas emisoras, radios, y prensa escrita que se consideran opositores tiene que seguir cerrando bajo el criterio de “regla de mercado”. Más allá de que puertas afuera digan que se trata de conflictos entre privados y trabajadores con intervención del Poder Judicial, que ahora de repente, bajo un milagro inesperado es independiente. Tan independiente que no otorga un sólo fallo en favor de la innumerable cantidad de colegas que pierden sus empleos. Ahí tienen a AGR/Clarín, la gráfica desguazada a la fuerza para tercerizar y precarizar gente, los 34 despidos en Splendid y Rock & Pop, etc, donde el Ministerio de Trabajo a cargo de Jorge Triaca funciona como una escribanía de cesantías. Algo nunca visto.

El otro caso emblemático es el Radio Rivadavia, donde el oscuro tándem que incluye, aunque lo nieguen, a Nosiglia/Cetrá/Whpei, termina dejando otra vez a más de 140 laburantes sin futuro. Mucha gente que hace más de 25 años cobran salarios en cómodas cuotas.. si los cobran. Lo que no se puede creer es que desde esta banda cuasimafiosa surja uno de los rosarinos financistas y blanqueadores mintiendo descaradamente junto a otro personaje explotador de colegas, Samuel Gelblung, para asegurar que no se escapó, que sigue siendo el dueño de la señal y por eso da la cara, pero claro, con una salvedad, al mejor estilo Orwell, termina diciendo todo lo contrario: ” la emisora no es más mía, el juez nos dijo que nos vayamos, y el síndico deberá pagar los sueldos”, junto a otro sin fin de barbaridades que les invitamos a escuchar porque no tienen parangón y no se pueden creer sino se ven:

La Interradial/SiPreBA considera que hay que declarar una Emergencia en el rubro de las comunicaciones y en torno al derecho constitucional de la Libertar de Expresión. Todos los días se acallan voces plurales, el objetivo es el discurso único, algo muy alejado de nuestro oficio. Sin periodistas no hay periodismo, y sin periodismo no hay Democracia.