Archive | julio 2019

María Eugenia Vidal no entrega datos sobre la pauta oficial que reparte en los medios

En la Secretaría de Medios de la provincia de Buenos Aires atienden rápido el teléfono. La primera persona dice que “cree” que no se puede acceder al listado de medios a los que el Gobierno de la Provincia de Buenos Aires les asigna pauta oficial, pero que la palabra final la tiene el área de Publicidad. En esta, responden que no tienen idea, que llame luego porque al mediodía llega la persona que “se ocupa de eso”. A la hora indicada, en la Dirección de Administración Publicitaria, conducida por Soraya Maidana, aseguran que no tienen permitido compartir esa información, a pesar de que es de carácter público. Que a nivel nacional puede que así, pero que en Provincia no.

La regulación de la pauta oficial es una materia pendiente en Argentina, al punto de que se convirtió en una forma de premiar y penalizar a los medios de comunicación tanto por parte de la administración nacional como de las provinciales. El caso del gobierno de María Eugenia Vidal es una muestra incontrastable. La página web de la Secretaría de Medios carece de todo tipo de contenido que no sean gacetillas y los requisitos para solicitar publicidad.

Tampoco tuvo suerte el Centro para la Implementación de Derechos Constitucionales (CIDC), que obtuvo los datos de parte de la Contaduría General bonaerense hasta 2016, pero a partir de ahí ya no. En el Informe sobre el gasto público en Publicidad Oficial en la Provincia de Buenos Aires , que presentaron en 2018, concluyeron: “Existe una ausencia de regulaciones específicas que estipulen criterios objetivos y generales de uso de la publicidad oficial, lo que da lugar a abusos de discrecionalidad en su administración y va en contra de las recomendaciones internacionales en la materia”. Cabe subrayar que el trabajo va desde 2006 hasta 2017. O sea, es una práctica extendida.

En 2018, uno de los integrantes de la Clínica Jurídica de Acceso a la Información de la Facultad de Derecho de La Plata, pidió el listado de medios que perciben pauta. La respuesta fue nula. Lo propio hizo el CIDC a través de una presentación realizada ante la Secretaría de Medios. La contestación fue desopilante. En lugar de entregar lo solicitado, el secretario de Medios, Mariano Mohadeb, los convocó a una reunión para comentarles su parecer sobre el paper que habían desarrollado. En ese contexto, les explicó que no publicaban los nombres de los medios porque, de ser así, cada uno le pediría “mas pauta” para equipararse con otros.

La única manera de conocer los trazos gruesos de la asignación de publicidad por parte de la provincia de Buenos Aires es por medio de los presupuestos y el ejercicio de gastos. Esto no permite saber quiénes la reciben y mucho menos en qué cantidad. Las principales cajas publicitarias de Vidal son la Secretaría de Medios, el Instituto Provincial de Lotería y Casinos, el Banco Provincia y la Agencia de Recaudación de Buenos Aires.

La Provincia de Buenos Aires no es una excepción en esta materia, ya que apenas dos (Río Negro y Chubut) regulan la distribución vía ley. En tanto que ocho lo hacen por medio de un decreto, entre ellas la de Buenos Aires. El resto la ejecuta por “uso y costumbre”.

El vacío se vuelve más notorio aún cuando lo que se solicita es el listado discriminado sobre el gasto en redes sociales. Una sola provincia permite acceder a través de la web a esta información: Santa Fe.

Ante tanta laguna informativa, una certeza se impone: la discrecionalidad y la opacidad son funcionales durante los años electorales. 2019 no será distinto.

Extraído de Página 12

Pauta Oficial: Macri en campaña gastó en 6 meses lo mismo que en todo 2018. Clarín se alzó con $377 M

Mauricio Macri está en campaña. En el primer semestre del año gastó 2.177 millones de pesos en pauta oficial y sigue privilegiando al Grupo Clarín, que se llevó 377 millones. El monto es solamente del Gobierno Nacional, es el 88% de lo que estaba presupuestado y casi la misma suma que utilizó durante todo 2018, por lo que la tendencia indica que terminaremos el año electoral cerca del doble ya que es poco probable que deje de utilizar fondos públicos para sostener su campaña por la reelección.

Los datos surgen de la información que publica cada semestre la Jefatura de Gabinete. Abarca la pauta oficial del Gobierno Nacional, con detalle sobre montos, quien cobró, donde se emitió e incluso la cantidad de avisos por cada pago. No incluye lo que aportan Horacio Rodriguez Larreta, que informa año vencido y con pocos datos, ni Maria Eugenia Vidal, cuyo uso de la pauta oficial no es público.

Desde que asumió Macri, el Grupo Clarín es el principal receptor de pauta oficial. En lo que va de 2019, ya se hizo con 377 millones de pesos, un 17% del total. Esto es solo durante los primeros seis meses del año, por lo que el cálculo arroja más de 2 millones de pesos por día. Desde que asumió Macri, el holding comandado por Héctor Magnetto ya recibió 1.830 millones de pesos de pauta oficial sólo del Gobierno Nacional. Rodriguez Larreta y Vidal también le aportan, claro.

El segundo lugar lo ocupa Viacom, dueños de Telefé, con 190 millones de pesos, un 8,75% del total. Es la mitad de lo que recibe Clarín. El podio lo completa el Grupo UNO, de Daniel Vila, Jose Luis Manzano y Claudio Belocopitt, que recibió 150 millones de pesos, casi un 7% del total.

Más atrás llegan el Grupo Albavisión (Canal 9) con 85 millones y La Nación con 67 millones. Detrás de ellos aparece Facebook, con 45 millones de pesos, cuya inversión es central en la lógica de big data y redes que aplica Marcos Peña. Son millones cuyo impacto es mucho mayor en la emisión. En el caso de los medios, lo que se paga es la protección y el blindaje. Y las publinotas, que este año batieron records con las loas al Paseo del Bajo. Macri también invierte 7 millones en Google.

Extraído de El Portal que Elegís Vos 

Las cámaras de seguridad como trampa para el Periodismo

Según el último monitoreo sobre noticieros de la Ciudad de Buenos Aires realizado por la Defensoría del Público, los sistemas de videovigilancia se mantienen como “una fuente primordial para la construcción noticiosa del policial”. En el relevamiento de 2018, estas imágenes ocuparon el segundo lugar en cuanto a tipo de fuentes en las noticias con tópico Policiales e Inseguridad, con el 10,2% del total. Además, entre los tipos de fuente más utilizados por estas noticias, 6 % del total cuenta con materiales provenientes de “internet, blogs, videos caseros de televidentes y Twitter de personas”.

Cabe agregar que el tópico Policiales e Inseguridad es el más visitado por los noticieros capitalinos. En una tendencia que se mantiene estable desde hace años, su participación se acercó al tercio del total de noticias relevadas el año pasado (28,4%) en los cinco canales de aire. Este porcentaje crece si la medición se realiza por tiempo de duración de las noticias: 40% del tiempo total emitido.

Los datos respaldan lo que las audiencias constatan en su experiencia diaria frente a noticieros, programas de todo tipo o portales digitales. Imágenes caseras o surgidas de videovigilancia son repetidas hasta el cansancio en la televisión o incorporadas en notas periodísticas digitales como pruebas documentales de los hechos relatados. Sin embargo, la creciente inclusión de estos materiales en el periodismo no se produce sin peligros o consecuencias indeseables. De hecho, por momentos pareciera que la propia existencia de alguna grabación que pudiese despertar la curiosidad del público es justificación suficiente para que se convierta en una noticia, independientemente de su valor periodístico.

Al menos dos noticias recientes de alto impacto pueden servir como advertencia sobre los peligros del uso periodístico, cada vez más común, de imágenes producidas por cámaras de seguridad. La reflexión puede extenderse a toda una gama de grabaciones que, en principio, no tienen como destino una pieza noticiosa, pero que terminan como un insumo fundamental de ella.

ESCENAS Y PREGUNTAS. En la mañana del 9 de mayo el diputado nacional, Héctor Olivares, y un acompañante, Miguel Yadón, recibieron disparos mientras caminaban a una cuadra del Congreso Nacional. Quienes dispararon lo hicieron desde un auto estacionado. Las cruentas escenas del episodio, captadas por una cámara de seguridad, se pudieron ver pocas horas después en todos los canales de televisión y en todos los portales de internet. El ataque provocó la muerte de Yadón y Olivares.

Durante aquella jornada, pocos parecieron preguntarse por las familias de las dos víctimas, quienes vieron aquellas imágenes repetidas hasta el cansancio en cada canal, en cada programa. ¿Cuál era el sentido de la difusión de estas filmaciones? ¿Qué protección recibieron los familiares y amigos de los atacados con la circulación pública de estas escenas? ¿Cuál es el límite en casos como este? Estas imágenes siguen disponibles para quien quiera verlas en cualquiera de las notas on line relacionadas al episodio.

El pasado 19 de mayo un disparo realizado por un policía bonaerense mató al joven Diego Cagliero mientras circulaba por las calles de Martín Coronado junto a sus amigos en una camioneta. Inicialmente la noticia fue presentada como un tiroteo, una persecución y un operativo cerrojo exitoso, coincidente con la versión policial, acompañada por filmaciones del Centro de Monitoreo de Tres de Febrero. El operativo policial respondió a una denuncia de robo de un supermercado que había sido visitado por el grupo de jóvenes. Los familiares de la víctima lo denunciaron como un caso de gatillo fácil. Ahora una causa judicial reconstruye los hechos y la versión oficial pierde peso.

Las grabaciones difundidas aquellos días muestran el movimiento de policías alrededor de una camioneta pero en ningún momento logran documentar una persecución o un tiroteo. El propio intendente de Tres de Febrero, Diego Valenzuela, difundió desde su cuenta de Twitter las imágenes de un medio local que recuperaba las filmaciones del sistema de monitoreo. Aún hoy, cuando no se ha logrado demostrar las circunstancias del hecho, esas imágenes se pueden encontrar en el perfil en esa red social del funcionario.

Días después del hecho, se difundieron en varios noticieros las filmaciones del sistema de vigilancia del supermercado donde se inició la denuncia. Estas ofrecen indicios sobre el intento de robo de una bebida alcohólica por parte del grupo de jóvenes. El material es insuficiente como prueba definitiva, pero alcanza para que un sector de la audiencia se vea motivado a ensayar hipótesis.

En febrero de 2016 los portales digitales InfobaePerfilLa Nación y Clarín publicaron imágenes editadas provenientes de cámaras de seguridad de la agencia Télam. En las notas escritas se sugería el robo de documentación y actitudes sospechosas de gerentes de la entonces gestión saliente. Las escenas circularon también por canales de televisión. Esto motivó el inicio de una causa judicial, que incluyó allanamientos también convertidos en noticias, en la que la dirección de la agencia nunca aportó el material crudo de las filmaciones.

Si bien el caso se cerró dos años después sin que se comprobara ningún delito, las notas con las grabaciones pudieron instalar una sospecha sobre un grupo de personas. No es difícil imaginar el efecto disciplinante del episodio sobre la planta laboral que recibía en ese momento a la nueva dirección en la empresa. La posterior política de despidos masivos en la agencia estatal tampoco da lugar a interpretaciones benignas sobre la intención detrás de la filtración de las imágenes.

TENTACIONES Y RIESGOS. La Defensoría del Público de Servicios Audiovisuales identificó tendencias riesgosas en torno a las fuentes informativas en las noticias policiales. Entre ellas, señala la “utilización de las redes sociales, de los videos captados por cámaras de seguridad o de aquellos provistos por aficionados como fuentes autosuficientes”. Según la guía para el tratamiento periodístico responsable de noticias policiales de este organismo, la utilización de estos materiales requiere la “confrontación con otras fuentes más fidedignas y solo pueden ser validadas como pruebas por autoridades competentes”. Otra recomendación de ese documento plantea “evitar el uso de recursos de enfatización del dramatismo del hecho: repetición excesiva, zoom in de imágenes de violencia, musicalización del material expuesto, narraciones hiperbólicas, descripciones necrófilas y relatos que detallen el horror y sufrimiento de las víctimas”. Se señala que es preciso evitar “la sobrerrepresentación de los hechos que puede llegar a promover intranquilidad social, como así también, en su otro extremo, indolencia social”.

La guía también sugiere “prescindir de la mostración de imágenes y videos de asesinatos, cuerpos agredidos y del uso de planos detalle de los actos de violencia o rastros de sangre”. Un repaso rápido por los casos citados encuentra escasa atención a estas recomendaciones.

Durante la presentación del último monitoreo de la Defensoría del Público, Lucía Ariza, integrante de la Dirección de Análisis, Investigación y Monitoreo, planteaba el siguiente interrogante: “Cabe preguntarse sobre los criterios de noticiabilidad y cómo la disponibilidad de estas imágenes ofrece la posibilidad de tener noticias. Esto es, cómo el hecho de que dispongamos del material, genera que tengamos más noticias y más noticias policiales”. Además, Mariana Liz Rodríguez, de la misma área del organismo, aclaró que “no siempre aparecen identificadas las fuentes de las imágenes que provienen de celulares o cámaras de seguridad”.

En el libro Guerras de Internet, la periodista Natalia Zuazo describe con transparencia el caso de Tigre y su sistema de videovigilancia. Desde 2008, el Centro de Operaciones Tigre no solo debía controlar los movimientos captados por 1.300 cámaras, sino que también debía lograr que las imágenes del sistema lleguen semanalmente a los medios. El caso de Tigre hizo escuela en la alianza entre municipios y productores televisivos. Se teje allí una relación de mutua conveniencia, en la que unos logran publicidad gratuita sobre acciones de gobierno y otros obtienen material para llenar minutos de crónica policial. En la ecuación, el beneficio para las audiencias se mantiene en duda. Y en la larga lista de autocríticas y debates pendientes del periodismo, el modo adecuado y los límites en la utilización de este tipo de materiales debe tener un lugar.

Estas grabaciones parecen ser seductoras y efectivas para periodistas y productores en su afán de conseguir clicks o ganar audiencia. Sin embargo, sin contextualización ni tratamiento crítico, son un material que puede dar lugar a lecturas equivocadas o funcionar como respaldo de prejuicios o sentencias sin fundamentos sobre hechos retratados en forma parcial. La aparente verdad incontrastable (muchas veces son presentadas así) que emana de estas escenas supuestamente arrancadas a la realidad puede hacer que las audiencias pasen por alto ediciones previas, enfoques sesgados, intencionalidades concretas y las consecuencias indeseables de su difusión.

Extraído de Letra P

Un fallo en Sta Cruz reconoce a los mal llamados “movileros” la categoría Cronista de Exteriores

Cynthia Francisco, periodista de Radiovisión denunció que su despido está directamente relacionado con la censura. Desde la dirección de la radio le exigieron que “no hable de fracking y megaminería, son temas que aburren, no hables de esos temas”, dijo la trabajadora de prensa y agregó: “A los funcionarios no les preguntes, solo le pones el micrófono. Y allí yo empiezo de desacatar, como ellos dicen en un comunicado donde me suspenden. Yo como periodista debo preguntar”, destaca.
Más adelante, la Cámara de apelaciones validó un fallo “por el cual deben pagarme por estar “mal encuadrada” durante mi desempeño como “movilera” de esa radio… se me reconoce el título de “Periodista”, me tienen que pagar los feriados trabajados!!! Y lo mejor… mi caso sienta jurisprudencia!!! ya que como “movilera” -categoría inexistente en el Estatuto del Periodista y convenio laboral… se debe considerar como “cronista”!”, publicó Francisco.
Aquí el vídeo de la colega cuando hizo la denuncia (VER) y la explicación del abogado del SIPRENCR sobre el fallo (VER).

Clarín: el multimedios más beneficiado sigue el ajuste y los despidos, Olé no saldría más en papel

Desde que se inició la administración de la Alianza Cambiemos, todas las empresas privadas y estatales obtuvieron una ilimitada zona liberada para despedir a mansalva a miles y miles de personas violando todos los derechos y normativas vigentes. Los medios de comunicación fueron uno de los sectores más perjudicados por esta política destructiva que encubre además un ferviente intento por monopolizar el discurso que llega al público.

El Grupo Clarín recibió más de lo que esperaba por parte de Mauricio Macri a cambio de convertirse en un holding apasionadamente oficialista, inclusive al costo de perder gran parte de su credibilidad. Ese capital que fue obsesión para los cerebros del oligopolio quedó en segundo grado, ya que desde hace tiempo el foco fue puesto en los negocios multimillonarios (Cable, Fútbol pago, Producción tercerizada, expansión en todo el país, compra de medios destruidos por la crisis generada, etc) que produce esta circunstancia que otorga la coyuntura Argentina, de la que obviamente la megaempresa es protagonista y a la vez factótum.

Después de lo que pasó en el gobierno de La Alianza delarruista, donde también se le dio vía libre a Clarín para dejar en la calle a 117 trabajadores y eliminar a toda la comisión interna gremial (VER), la vuelta del radicalismo al poder en coalición con el PRO, permitió que en enero de 2017 la historia se repitiera aún con mayor brutalidad,ya que 380 empleados de AGR, la imprenta del “gran diario argentino”, fueron cesanteados sin piedad con la complicidad de Jorge Triaca y Ezequiel Sabor, responsables en aquel entonces del desaparecido ministerio de trabajo (hoy convertido en secretaría), y su homóloga porteña respectivamente (VER).

Mientras tanto y hasta hoy, el multimedios achicó de manera enorme sus plantillas laborales imponiendo centenares de “retiros voluntarios”. Estos despidos encubiertos se desarrollaron a la par que los del Poder Ejecutivo en los medios estatales, quienes además sumaron el esquema de cesantías basado en el eufemismo de “adelantar jubilaciones”. En abril de este año nuevamente el matutino hizo otra sangría con 65 colegas que perdieron sus empleos. Operativo que contó con el apoyo de las fuerzas policiales estatales (VER). Algo que lamentablemente se ha vuelto una lógica perversa que se desarrolló en innumerables radios, canales, diarios y portales web. En esos sucesos personal de seguridad privada, con respaldo de uniformados, se encargaron de impedir el ingreso de compañeros a sus trabajos y además encargarse de ser quienes les notificaran que habían sido echados como perros. Pasó también en Radio del Plata, 360TV, CN23, El Mundo, Nacional, Télam, sólo por nombrar algunas de estas graves violaciones donde las instituciones juegan en contra del interés de los ciudadanos para defender intereses minoritarios e ilegítimos.

Frente a un panorama electoral adverso al macrismo, principal aliado del grupo comunicacional, Clarín apura el ajuste en los meses que quedan antes de la elección nacional de octubre y la posible asunción de un nuevo gobierno en diciembre. Hace horas se supo que el diario deportivo Olé, que ya hace dos años dejó de salir en papel todos los días para hacerlo sólo los fin de semana (VER), ya no saldría a la calle y pasaría a tener sólo un formato digital, algo que generaría más cesanteados. Quien se hizo eco de esta mala noticia fue Jorge Rial, quien más allá de su polémico personaje mediático, suele tener una actitud solidaria con sus colegas. De esta manera lo comentó hace horas en su cuenta de Twitter:

Trabajadores de Prensa de Neuquén reclaman salarios dignos

Con una inflación acumulada del 55,8 por ciento en los últimos 12 meses, los acuerdos paritarios en el sector de prensa, como en la mayoría, van en todos el país del 15 al 23 por ciento. Obviamente nos referimos a quienes aún no se sumaron a los miles que han perdido su empleo en los últimos cuatro años. Estos salarios vergonzosos que imponen patronales, y que en muchos casos facturan multimillonarias cifras, además son pagados en cuotas que se terminan de incorporar a los básicos recién en 2020. La devaluación del peso no se detiene y la suba de bienes y servicios está descontrolada.

En diversos puntos del país colegas salen a las calles a pedir lo que por derecho les corresponde. Esta vez fue el Sindicato de Prensa de Neuquén donde además denuncian que sumado a esta debacle, tampoco se les está abonando el plus que les toca por Zona Patagónica, algo que en estos duros momentos podría paliar estos acuerdos paritarios miserables. Así, nuestros compañeros del sur compartieron en las redes su movilización:

Los sueldos de los trabajadores de Prensa también están congelados en Corrientes

La Asociación de Periodistas de Corrientes (APC) expuso la grave situación salarial por la que atraviesan los trabajadores y trabajadoras de prensa de la provincia y denunció que los propietarios de los medios escritos presionan a los compañeros y compañeras para que renuncien al Convenio Colectivo de Trabajo Nº 541/08 que los ampara.

La organización brindó precisiones a través del siguiente comunicado:

Es julio y los periodistas seguimos con los sueldos congelados

En Corrientes, quienes a diario trabajamos para informar debemos vivir con sueldos que -en muchos casos- ni siquiera alcanzan al monto fijado para el salario mínimo, vital y móvil ($ 12.500). Esta problemática afecta a los periodistas que nos desempeñamos en los distintos soportes disponibles, teniendo en cuenta que el salario de la mayoría no alcanza a la mitad del monto estipulado según la legislación vigente para el sector. Inclusive, en algunos casos, la situación de precarización es más grave porque hay trabajadores no registrados o inscriptos como monotributistas.

En el caso específico de los trabajadores de los diarios Época, El Libertador y El Litoral en lo que va del año no percibimos una mejora salarial. El último incremento data de noviembre del año pasado y consistió en un 5 %. Porcentaje con el cual se completó un 20 % de recomposición fijada para 2018, cuando la inflación registrada por el INDEC fue de 47,6 %. A esto se suma el aumento constante del costo de vida de los últimos meses.

¿Por qué NO hay aumento para los trabajadores de los diarios?

Los empresarios sostienen que no otorgarán un aumento hasta que los trabajadores firmemos un documento con el que renunciamos al Convenio Colectivo de Trabajo (541/ 08) vigente para el personal de prensa. Esto significaría un retroceso en los derechos adquiridos y agudizaría el grave perjuicio económico que venimos padeciendo hace varios años debido a que los propietarios de medios se niegan a cumplir con la normativa.

Por todo lo expuesto, los trabajadores reunidos en asamblea general de la Asociación de Periodistas de Corrientes (APC) resolvimos reiterar la necesidad de tener una mejora salarial sin que ello implique ningún tipo de renunciamiento a nuestros derechos.

¡Transcurrieron siete meses del año y resulta imposible seguir sobreviviendo con el mismo sueldo de noviembre del 2018!

Extraído del sitio de la FATPren

La Opinión Austral adeuda retroactivos paritarios desde 2018

El Sindicato de Prensa de Santa Cruz (SiPrenSC) denuncia que el multimedios La Opinión Austral todavía no informó a sus empleados cuándo abonará la deuda que se retrotrae desde el acuerdo alcanzado entre ADIRA y FATPREN en agosto del 2018, y el último, rubricado meses atrás. Recién el lunes 22 de julio la empresa pagó los aguinaldos.

El multimedios La Opinión Austral, cuya empresa fue adquirida hace dos años por inversionistas cercanos al FPV, adeuda los retroactivos de aumentos salariales desde mediados del año pasado- que ADIRA y FATPREN acordaron en la cartera laboral de Nación- y que incluye el último, rubricado meses atrás y que corresponde a la pauta salarial 2018.

Con la inflación -sumada a la suba de tarifas, costo de vida, etc., responsabilidad de un gobierno nacional anti obrero- dichos incrementos ya fueron licuados y representarán mucho menos dinero en el bolsillo de los trabajadores aún se cancele la deuda hoy mismo, aseguran desde el SiPrenSC.

Y agregaron: “esta deuda se suma al pago en cuotas de aguinaldos anteriores que debieron sufrir los trabajadores y que fue denunciado por el Sindicato de Prensa de Santa Cruz. Justamente el lunes 22 de julio, recién la empresa pagó el primer SAC de este año”.

Hasta hace pocas semanas Eugenio Quiroga, hoy candidato a Vicegobernador por Acuerdo Santacruceño, Lema del FPV-PJ, era el encargado del multimedio. En una nota publicada en el medio digital y papel que gestionaba, Quiroga sostuvo que “hacía mucho no veía tanta gente diciéndome que no puede pagar la luz y el gas”. Una realidad similar tiene al alcance, la cual puede cambiar si intercede con el o los actuales responsables de la empresa, para que cancelen dicha obligación.

“El SiPrenSC está atento, y prepara presentaciones ante la delegación de Trabajo de Nación por este incumplimiento”, concluyeron.

Extraído del sitio de la FATPren

Sigue el cierre de medios, después de 18 años ahora le tocó a Diarios sobre Diarios

Ya es difícil hacer un verdadero conteo del número de empleos y medios de comunicación que han desaparecido desde la debacle del Grupo Veintitrés, iniciada allá por 2014, hasta ahora. Los datos que circulan tienen que ver con aquellos colegas que desarrollaban tareas bajo relación de dependencia, se habla de más de 5 mil en esa situación en CABA y zona metropolitana, sin embargo hay que sumar a todos los del país, que además han cumplido labores sin estar registrados, en situación de precarización absoluta, en calidad de colaboradores, o como se dice ahora: “freelance”, junto a otros tantos eufemismos de trabajo en negro.

Muchos continúan en esa situación irregular para poder tener un ingreso, e inclusive tienen que cumplir funciones en diversas publicaciones escritas (en papel o digitales), radio o TV. En la histórica agencia Noticias Argentinas Marcelo Fígoli está llevando adelante un desguace y los compañeros cobran sus haberes en ilegales y cómodas cuotas. Lo mismo ocurre en el Diario Popular de los Fascetto y en la señales radiales el desastre no cesa. El mismo Fígoli se encargó de ser la cara visible de personajes como Daniel Vila, Manzano, Belocopitt, Hadad y otros más para producir ajustes salvajes en Splendid, Rock&Pop, Colonia, FM Blue, etc.

Radio del Plata a cargo de Electroingeniería y El Mundo, bajo la total responsabilidad de Disney que ahora incorporó al ENaCom en una trama siniestra no abonan salario e indemnizaciones violando toda normativa vigente. El destruido Ministerio de Trabajo, rebajado a “secretaría” deja hacer al igual que el Poder Judicial y Ejecutivo, que dan vía libre para que se pisoteen todos los derechos laborales en todos los rubros de la producción y los servicios.

Ayer supimos que el portal digital Diarios sobre Diarios, con más de 18 años de trayectoria, se despidió explicando que la compleja situación económica que se agudiza con el correr de la gestión de la Alianza Cambiemos, es la responsable. Desde este sitio que tiene que informar casi todos los días sobre los conflictos que se suscita en nuestro sector lamenta que la sangría continúe y se potencie con la complicidad de las instituciones que debería evitar que esto ocurra. Este fue el texto que DsD le dedicó a sus lectores en su última publicación:

DsD se despide, hasta siempre!

Desde hoy, 22/07/2019, Diario sobre Diarios deja de editarse, fue un proyecto con casi dieciocho años donde se intentó analizar los medios de comunicación que circulaban a nivel nacional y esclarecer las diferencias entre las formas en que éstos editaron sus agendas durante esta larga y conflictiva etapa de los argentinos.

La crisis presente hace imposible que una Pyme que tuvo momentos importantes, pueda mantenerse en pie y continuar con su trabajo. Agradecemos a cada periodista y a cada comunicador que pasó por nuestra redacción, y a todos los que colaboraron con esfuerzo y dedicación con nosotros.

Una abrazo enorme para los que durante tantos años comenzaron cada día armándose una idea de como editaban los medios en nuestro sitio e incluso a los que lo utilizaron como herramienta para desarrollar su actividad. Gracias, sinceramente gracias!

El Diario de Paraná viola la Ley de Identidad de Género

Desde el Sindicato Entrerriano de Trabajadores de Prensa y Comunicación (SETPyC) repudiamos la nota sobre el transfemicidio de Lucía Barrera, publicada en la edición papel del sábado 20 de julio de 2019 en “El Diario” de Paraná, por configurar un hecho de violencia simbólica y mediática, una clara violación a la Ley Nacional 26.743 sobre Identidad de Género, y constituir un acto de discriminación según lo dispuesto por la Ley Nacional 23.592, la cual establece los actos discriminatorios como delitos, basándose en el artículo 16 de la Constitución Nacional.

El anticipo de tapa titulado “Avanza lenta la investigación por el homicidio de persona trans” difunde el nombre masculino con el que fue inscripta al momento de su nacimiento, negando la identidad autopercibida de Lucía Barrera, y de ésta manera, incumpliendo la normativa vigente – Ley 26.743 artículo 12-. Asimismo el medio utiliza el término “móvil pasional” sacando de contexto el “dato policial”, revictimizando a la víctima y a su familia, ocultando que el aberrante crimen de Lucía forma parte de la lista que ya reúne en lo que va del año, más de 90 travesticidios y transfemicidios en nuestro país. No es un dato anecdótico que quienes integran estos colectivos no accedan a un promedio de vida superior a los 40 años, y Lucía, no fue la excepción.

Frente al silencio estatal, y como repuesta a la falta de estadísticas y políticas públicas, se expande la mancha de horror y violencia que constituye el mapa de crímenes de odio en Argentina. Hoy más que nunca hacen daño los artículos lamentables que constituyen el delito antes descripto, hoy más que nunca hace falta la poesía de Lucía.

Queremos remarcar que los travesticidios /transfemicidios constituyen la expresión más cruenta de una cadena de violencias estructurales que responden a un sistema cultural, social, político y económico, que comienza a subyugar la vida de estas personas con la expulsión del hogar, la exclusión del sistema educativo, del sistema sanitario y del mercado laboral, la iniciación temprana en la prostitución/el trabajo sexual, el riesgo permanente de contagio de enfermedades de transmisión sexual, la criminalización, la estigmatización social, la patologización, la persecución y la violencia policial.

Asimismo, no queremos dejar de manifestar que la actitud de El Diario desconociendo una vez más la Ley, refleja el vaciamiento editorial con el despido de trabajadores, de profesionales que todavía no han recibido su indemnización y deuda por sueldos impagos.

Por último nos solidarizamos con los familiares y amigues de Lucía y acompañamos la convocatoria para el día Miércoles 25 de Julio –a partir de las 17 horas- con el objeto de pedir Justicia y esclarecimiento del caso.

Extraído del sitio del Sindicato Entrerriano de Trabajadores de Prensa y Comunicación