Archivo | abril 2020

Trabajo a reglamento en Clarín por pago de sueldos en cuotas

La asamblea general de Clarín/AGEA repudia esta decisión ilegal y comienza un plan de lucha hasta lograr una mesa de negociación salarial

El martes 28/4 la empresa anunció que pagará el sueldo de abril en dos cuotas, la segunda fuera del plazo legal, el 22 de mayo. La situación podría ser entendible por el contexto de la pandemia. Pero quienes trabajamos en Clarín/AGEA lo sentimos como la gota que colma el vaso. Distinto hubiese sido si la empresa presentara el problema en una mesa de negociación salarial puertas adentro. En ese caso, tal vez comprenderíamos las explicaciones. Sin embargo, ese diálogo no existe. La empresa jamás atiende nuestros problemas económicos, pero nos socializa los suyos.

Se escudó en un sindicato ilegítimo para firmar la peor paritaria del país por 5 años consecutivos. Hoy la situación es aún peor. Este jueves 30/4 vence la paritaria semestral que debía regir nuestros salarios desde noviembre 2019 y AÚN NO CERRARON UN ACUERDO. Ya debería estar definida la paritaria del 2020 y no concluyeron la de 2019. Es una vergüenza. Para una inflación del 50% recibimos una recomposición del 25% y, además, reabsorbieron en ese porcentaje el decreto presidencial de 4 mil pesos.

salariopobreza

Cabe recordar que según a la última encuesta realizada por la Comisión Interna, 4 de cada 10 trabajadores tiene un sueldo menor a la canasta básica. Y que el incumplimiento del pago del salario en tiempo y forma se da en un contexto en que el diario del Grupo Clarín (conglomerado con recursos suficientes para sostener a sus empresas en el contexto de la pandemia), se ufana con relatos épicos acerca de sus récords de audiencias.

Por todas estas cuestiones, realizamos masivas asambleas virtuales durante el martes 28 y el miércoles 29. La respuesta fue contundente. Se acordó un plan de lucha progresivo en una votación que, salvo una abstención, fue unánime.

En ese contexto, resolvimos las siguientes medidas a adaptarse según cada función, sección y sector:

  • Los trabajadores y las trabajadoras de Clarín/AGEA exigimos una mesa de negociación salarial y expresamos nuestro total y absoluto repudio al pago de nuestro salario en cuotas.
  • Sostenemos nuestro estado de asamblea permanente.
  • A partir de las 00hs del 1/5 trabajaremos a reglamento:
    • Se cumplen las jornadas y los horarios laborales como están estipulados. ni un minuto más. No se atienden demandas fuera de horario y se deja para el día siguiente lo que no se haya terminado.
    • Los redactores cumplen solamente las tareas que corresponden a su categoría. Denunciaremos si la empresa presiona a editores para que hagan más trabajo que el que les compete o para forzar a sus redactores.
    • Los equipos abocados a publicaciones especiales, semanales y mensuales acotan su producción a las ediciones y proyectos en curso, sin absorber nuevas demandas hasta finalizada cada entrega.
  • De forma alternativa, según se defina en asambleas por sectores, realizaremos ceses de tareas diarios de dos horas por turno (ejemplo: 10 a 12 y 18 a 20).
  • También a partir del 1/5 iniciaremos un quite de firmas permanente en todas las publicaciones diarias de AGEA, tanto en ediciones papel como web.

La asamblea y la Comisión Interna de Clarín/AGEA, acordamos que todas estas medidas de reclamo tendrán vigencia hasta que la empresa pague la totalidad del sueldo de abril y acepte abrir una mesa de negociación salarial.

Asamblea y Comisión Interna de Clarín/AGEA – SiPreBA –

Extraído del sitio de los trabajadores del diario Clarín

Clarín anunció a sus trabajadores que pagará (ilegalmente) sueldos de abril en cuotas

El Grupo Clarín les anunció a sus trabajadores que pagará los sueldos correspondientes al mes de abril en cuotas. El hecho generó rechazo entre los empleados y se encuentran en asamblea para tomar medidas.

El holding mediático anunció que lo hará en dos tramos: un 60% el 5 de mayo será abonado y el resto del salario el 22 de ese mes. La comisión interna llamó a una asamblea extraordinaria urgente.

“Ante la preocupante noticia de que la empresa pagará el sueldo de abril en dos cuotas, convocamos a una asamblea general virtual”, afirma el comunicado de los trabajadores de AGEA (Arte Gráfico Editorial Argentino).

Recordemos que los trabajadores de Clarín ya venían denunciando su situación. Compartimos los últimos datos que publicaron en su sitio:

#ElSueldoNoAlcanza | Más de la mitad de los redactores de Clarín tiene salarios por debajo de la línea de pobreza

Al igual que en años anteriores y por iniciativa de nuestra Asamblea, durante el verano 2020 llevamos adelante una encuesta abierta y anónima, con el objetivo de conocer en detalle la realidad socioeconómica y las problemáticas laborales en las que nos encontramos como trabajadoras y trabajadores de Clarín/AGEA.

Tras un año de los despidos masivos en las redacciones de AGEA, los resultados arrojaron datos preocupantes, tanto acerca de la situación salarial de la planta, como también vinculados a la sobrecarga de tareas y la desigualdad de género.

Salarios

Como venimos denunciando hace varios años, #ElSueldoNoAlcanza. Este reclamo dista de ser un mero eslogan reivindicativo y encuentra fuerte eco en las respuestas analizadas. Sobre un máximo de 10 puntos, el 87,5% de quienes respondieron le dan 5 o menos a su nivel de satisfacción sobre el salario y el 63,1% lo califica con hasta 3 puntos.

Satisfacción Salarial - Encuesta Trabajadores AGEA 2020

GRÁFICO 1. Grado de satisfacción con el salario.

En datos concretos: a modo de ejemplo, el 39,3% de quienes respondieron la encuesta cobró en enero de 2020 un salario por debajo de los $40.373 indicados como línea de pobreza (según INDEC para el mismo mes). No obstante, entre quienes tienen la categoría de “Redactor”, el porcentaje de quienes cobran por debajo del umbral de pobreza asciende al 50,72%. En el total de la redacción, incluyendo jefes, el 41,38% cobra por debajo de la canasta familiar.

GRÁFICO 2. Porcentaje de trabajadores y trabajadoras que cobran por debajo de la línea de pobreza.

Esta depreciación del salario fuerza a quienes trabajan en las redacciones de la empresa a buscar formas alternativas de solventar su costo de vida. Entre las respuestas de este sector, el 50% afirma tener otro trabajo además del que realiza en AGEA. Dentro de este grupo, la amplia mayoría (85,8%) explica que la razón por la que tiene un empleo extra se debe a que el sueldo que gana en Clarín no le alcanza.

Esta insatisfacción encuentra su razón de ser en la pauperización salarial a la que año tras año nos somete la empresa en complicidad con un sindicato fantasma el cual, por cuestiones meramente legales pero no legítimas, discute nuestra paritaria.

Incluso cuando una gran mayoría de quienes están dentro de la categoría “Redactor”, desde mediados de 2019, perciben sobre sus sueldos un adicional de 20% “por mayor dedicación”. Esta compensación fue producto de una negociación gremial llevada adelante por la Comisión Interna y consensuada en asamblea, en la cual se logró que la empresa reconozca formalmente que, por usos y costumbres, la jornada normal y habitual de trabajo en las redacciones de Clarín/AGEA consta de 6 horas diarias. Y que, por lo tanto, para requerir una hora más de trabajo diario debe solicitar consentimiento y pagar extra.

Género

En materia de género, si bien ha habido avances desde nuestra encuesta de 2016 aún queda mucho por recorrer. Aunque la empresa haya anunciado con pompas su acuerdo con ONU Mujeres en 2017 y valoramos los logros en materia de igualdad conseguidos tras los reclamos de la asamblea y el grupo de mujeres (como la designación de Mariana Iglesias como Editora de Género y la ampliación de licencias por cuidados), la brecha salarial de género sigue vigente en Clarín.

La encuesta 2020 muestra claramente que la mayoría de la población de mujeres se encuentra concentrada entre los sueldos más bajos, mientras que entre los salarios más altos hay mayoría de población masculina.

Entre los salarios más bajos la diferencia es grande. Dentro del total de los varones, el 31,6% cobra por debajo de la línea de pobreza. Pero ese porcentaje aumenta dentro de la población de las mujeres: más de la mitad de ellas (50,7%) cobra por debajo del mínimo recomendado por el INDEC para llevar un estándar de vida adecuado.

Brecha Salarial de género - Encuesta Trabajadores AGEA 2020

GRÁFICO 3. Salarios por debajo de la línea de pobreza según género.

Por el contrario, 68 de cada 100 hombres superan la canasta familiar, mientras que de cada 100 mujeres sólo 49 se ubican por sobre ella.

En la cima de la pirámide salarial se da la relación inversa: dominan los varones. De entre quienes a enero de 2020 cobraban más de $60.000, el porcentaje de trabajadores varones (20,7%) de Clarín duplica al de las mujeres (11%).

Despidos

En un año signado por los despidos masivos de abril de 2019, el 85% de las y los encuestados de la redacción afirman que esto afectó sus tareas actuales, ya sea porque deben hacer aún más cantidad que antes o bien porque mantienen las mismas funciones pero en mayor intensidad. Esto evidencia la estrategia de una empresa que pretende aumentar sus ganancias ahorrando salarios con despidos, así como sobrecargando de trabajo a una planta reducida y con sueldos congelados.

Tercerización

Es un hecho que la tercerización ha bajado respecto a años anteriores, producto de un cambio de las políticas de la empresa, el cual ha sido un reclamo permanente de la Comisión Interna desde hace mucho tiempo.

Sin embargo, esta forma de contratación injustificada y costosa (porque en la práctica se le paga el salario al trabajador y un plus a la consultora que lo contrata formalmente) sigue existiendo, en especial en la Gerencia de Sistemas, en permanente rotación por la falta de competitividad salarial de AGEA respecto al mercado de IT. Al respecto, el 85% de quienes respondieron la encuesta y están tercerizados afirmó que le gustaría ser efectivizado/a.

Teletrabajo

Antes de las medidas decretadas por el Gobierno respecto al aislamiento social obligatorio, sólo el 19,6% del total hacía teletrabajo o homeoffice (una vez por semana), lo cual ha sido un reclamo de la Asamblea negado sistemáticamente por la gerencia periodística. Al respecto sostenemos que el periodismo es una tarea colectiva y requiere de presencia en las redacciones, por lo cual no avalamos el trabajo remoto permanente fuera de las circunstancias excepcionales de la pandemia.

Sin embargo, sí reclamamos que quienes trabajan en las redacciones tengan el derecho a realizar tareas a distancia o homeoffice una vez por semana, tal como sucede en otras gerencias de Clarín/AGEA.

Reclamos en los comentarios

Entre los comentarios se destacan temas como sobrecarga de tareas, falta de personal, recategorizaciones pendientes, problemas edilicios, fallas en el buffet, pedidos de bonificación de Cablevisión, Fibertel y Personal (empresas del mismo Grupo Clarín). También se repiten los reclamos por un día de homeoffice para la redacción. Asimismo se manifiesta el pedido de colaboradoras y colaboradores quienes, pese a haber pasado las 24 notas anuales, nunca fueron efectivizados/as por la empresa.

Conclusión

En un contexto de ajuste, despidos y sobrecarga de tareas, la encuesta deja muy claro el reclamo salarial y la necesidad de mejoras en las condiciones laborales de quienes trabajamos en Clarín/AGEA. Los problemas edilicios, el congelamiento salarial y la desmoralización endémica se hacen costumbre en la empresa de medios más grande del país.

Resulta fundamental que se terminen los despidos, el cierre de productos y medios, y que el SiPreBA discuta la paritaria que define nuestro salario. Vamos por más derechos, mejoras salariales y de condiciones de trabajo.

Extraído de El Destape y el sitio de los Trabajadores de Clarín/AGEA

Sigue el repudio al ajuste que Fascetto lleva adelante en el Diario Popular

Comunicado de las y los trabajadores de Diario Popular:

Habiéndonos reunido con la empresa ante las autoridades del Ministerio de Trabajo de la Nación, las trabajadoras y trabajadores de Diario Popular ratificamos:

– Que el Procedimiento Preventivo de Crisis que presentó la empresa para el que pide se habiliten reducciones salariales de entre el 50 y 70 por ciento, despidos con indemnizaciones menores a las correspondientes y suspensiones, no puede aceptarse de ninguna manera siendo que somos las trabajadores y trabajadores de Diario Popular los que sacamos a la calle un producto exitoso con 45 años de antigüedad y que representa un producto de interés social.

– Que los problemas financieros y económicos que presenta la empresa están dados por los manejos de la administración de la misma y no por el esfuerzo de sus trabajadores, que desde hace tres años sufrimos rebajas salariales, falta de pago de francos, feriados y horas extras, que desde hace cinco meses cobramos nuestro salario en cuotas y que, en el caso de los compañeros factureros y freelance, no perciben sus salarios desde diciembre de 2019.

– Que habiendo un decreto presidencial que impide al sector privado realizar despidos y rebajas salariales, este procedimiento es ni más ni menos que una acción de amedrentamiento y extorsión para un sector que ya viene castigado desde hace años con quitas y paritarias muy por debajo de los valores de la inflación interanual.

No podemos seguir siendo las y los trabajadores las variables de ajuste, mucho menos en el tercer diario más vendido del país. Somos 200 familias que queremos seguir trabajando, firmes en nuestro compromiso por informar y hacer de Diario Popular el producto que eligen millones de argentinas y argentinos.

Extraído del sitio del Sindicato de Prensa de Buenos Aires

Denuncian la actitud especulativa de IPESA y el Diario Popular

La Federación Gráfica Bonaerense denuncia públicamente la actitud especulativa de las patronales de IPESA y el Diario Popular cuya, conducto demuestra absoluto desprecio por las familias trabajadoras que a la preocupante situación que provoca un hecho inédito como es la pandemia, suman lo angustio de ver amenazados sus fuentes de trabajo.

A contramano del ejemplar esfuerzo solidario que realiza la inmenso mayoría de la sociedad argentina y burlando las medidas del gobierno que prohíben despidos y al mismo tiempo brindan apoyo económico estatal para mantener la estabilidad laboral, estos personajes antisociales e inhumanos solo piensan en poner o resguardo sus bolsillos.

En el marco de lo conciliación obligatoria y ante el Ministerio de Trabajo de la Nación, IPESA ha ratificado su decisión de cerrar definitivamente la empresa, mientras el Diario Popular ha presentado un procedimiento de crisis a través del cual busca justificar suspensiones, despidos y reducciones salariales.

Ambas empresas tienen una estructura productiva eficiente y productos con importante presencio en el mercado gráfico de la comunicación como son -por ejemplo- la revista Pronto por un lado y tercer diario de mayor tirada en el país por el otro.

Ser propietario no otorgo o nadie el derecho absoluto a afectar salarios y puestos de trabajos elementales para la subsistencia de centenares de familia, proceder de esa manera en estas circunstancias tan especiales es algo que roza con una actitud criminal agravando irresponsablemente la emergencia social que el pueblo argentino está atravesando.

El esfuerzo cotidiano que durante años han comprometido los trabajadores ha permitido que esas empresas existan y que sus propietarios obtengan enormes beneficios.

Es por eso que defenderemos hasta las ultimas consecuencias las fuentes de trabajo y los ingresos de las familias trabajadoras sosteniendo un derecho humano fundamental.

La función social de la propiedad frente a los provocadores que solo piensan en sus negocios defendemos la salud y la vida. ¡ni un solo despido en argentina!

Extraído de la Federación Gráfica Bonaerense

Los medios cooperativos, autogestivos, recuperados y populares piden medidas de alivio

La tarea periodística es una de las actividades exceptuadas desde el comienzo del Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio dispuesto el 20 de marzo por el gobierno nacional. En simultáneo, el Estado decidió acompañar a las empresas y los trabajadores y trabajadoras, con distintas medidas de alivio para atravesar la crisis garantizando el trabajo y evitando cierres.

Los medios cooperativos y recuperados destacamos la premisa de no dejar caer a ninguna empresa ni a ningún trabajador. También valoramos los anuncios realizados por el Ministerio de Producción para garantizar el empleo de los trabajadores y las trabajadoras en relación de dependencia, monotributistas y autónomos.

En ese contexto, hay un dato que ha pasado inadvertido: los medios de comunicación autogestivos, comunitarios, independientes y recuperados también estamos en una situación de emergencia, incluso anterior a la llegada de la pandemia.

La propagación del coronavirus no hizo más que acelerar la gravedad de de la crisis. Sin embargo, hemos quedado fuera del alcance de las distintas disposiciones al igual que la totalidad de las cooperativas de trabajo del país, un universo que reúne a más de 150 mil personas.

Entendemos que nuestra situación requiere respuestas tan urgentes como las que han recibido las empresas tradicionales, así como de las pymes.

En nuestro caso no sólo cumplimos un rol clave en el derecho a la información, la pluralidad y la diversidad, sino que hemos sido garantes de los empleos que distintos empresarios dejaron caer y que nosotros recuperamos para darle sustento a miles de familias.

También venimos haciendo frente a la crisis y los recortes de las economías neoliberales con mucho esfuerzo, creatividad y organización.

Sin perder de vista el rol que desempeñamos frente a la pandemia y la grave situación en la que está el sector, ya que muchos pertenecemos a ciudades pequeñas donde nuestra voz es importante porque no llegan muchas, pedimos ser considerados con los mismos beneficios, alivios y medidas que abarcan a las demás empresas, trabajadores y trabajadoras de la Argentina.

Extraído del sitio del Sindicato de Prensa de Buenos Aires

Por falta de pago, retención de tareas en LT28, Radio Rafaela

Lxs trabajadorxs de LT28 nucleados en todos los sindicatos con representación en la emisora resolvieron poner en marcha una retención de tareas de tres horas por turno a partir de mañana viernes 24 de abril y hasta el lunes próximo.

La medida es en reclamo a la falta de pago de salarios. La situación se agrava por la situación generada por la emergencia de coronavirus. La patronal Fundación Rafaela XXI incumple de este modo legislación ante la emergencia tanto provincial como nacional que prohíbe reducciones salariales unilaterales.

Asociación de Prensa de Santa Fe -APSF–, Asociación Argentina de Trabajadores de las Comunicaciones -AATraC–, Sindicato Argentino de Locutores y Comunicadores -SALCO–, Sindicato del Espectáculo Público -SUTEP-

Extraído de Señales

Un estudio logra descifrar el ADN del virus de la desinformación en tiempos del coronavirus

 

Fue a mediados de febrero cuando la Organización Mundial de la Salud advirtió que la pandemia del coronavirus estaba acompañada por una epidemia de desinformación igualmente peligrosa.
¿Pero cómo actúa esa pandemia de la desinformación que corre paralelamente al COVID-19? ¿Cuáles son los formatos y plataformas en las que circula? ¿A qué temas hacen referencia estos bulos sobre el coronavirus? ¿Qué impacto está teniendo el trabajo de los ‘fact-checkers’ para detener esta pandemia de desinformación?
Estas son algunas de las preguntas que busca responder un nuevo estudio presentado por el Instituto Reuters de Periodismo de la Universidad de Oxford, realizado en alianza con First Draft News.
El estudio analizó el contenido de 225 piezas de desinformación relacionadas con el coronavirus calificadas como falsas o engañosas por distintas organizaciones de ‘fact-checkers’, encontrando hallazgos preocupantes, pero también algunos esperanzadores sobre la manera en que la desinformación se viraliza en tiempos de pandiemia:
Los ‘fact-checkers’ independientes se han movido muy rápido y han respondido a los bulos sobre la COVID-19. Según la muestra analizada, el número de ‘fact-checks’ en lengua inglesa aumentó un 900% entre enero y marzo. Sin embargo, el volumen de noticias falsas que deben verificar también ha aumentado exponencialmente, rebasando su capacidad.
Un 59% de los bulos analizados fueron creados a partir de información existente y a menudo cierta, que se mezcla con información falsa o se publica fuera de contexto. El 38% de estos bulos fueron totalmente inventados. Pero aquellos que mezclan información cierta con información falsa o descontextualizada, generaron una vasta mayoría (87%) de las interacciones en redes sociales.
Los bulos difundidos por políticos y famosos suman apenas el 20% de del total, pero representan el 69% de todas las interacciones en redes sociales. Su eco es mucho más grande que el impacto que puedan tener las publicaciones hechas por la gente común y corriente.
La mayoría de informaciones falsas sobre el coronavirus, (39%) tienen que ver con las decisiones y las políticas públicas tomadas por las autoridades. Esto incluye a los gobiernos, pero también a instituciones internacionales como la OMS o la ONU.
Las plataformas sociales donde se puede rastrear la desinformación han respondido a la mayoría de los posts definidos como falsos por los ‘fact-checkers’ suprimiéndolos o etiquetándolos con advertencias. Esa reacción, sin embargo, es muy desigual. En Twitter todavía permanecen publicadas el 59% de historias falsas, en YouTube el 27% y en Facebook el 24%.
“El riesgo de no reconocer la diversidad de la información falsa sobre el coronavirus podría hacernos pensar que puede haber una solución única para este conjunto de problemas”, advierte el estudio en sus conclusiones. “En cambio, nuestros hallazgos sugieren que no hay una ‘cura’ para tanta información falsa que circula sobre el nuevo coronavirus”, añaden los autores.
Es por esto que el estudio aboga por un esfuerzo sostenido y coordinado por parte de los ‘fact-checkers’ independientes, los medios de comunicación, las plataformas de redes sociales y las autoridades públicas para ayudar al público a distinguir lo verdadero de lo falso, y navegar así mejor en medio de esta pandemia.

Extraído de Red Ética @etica

Eduardo Lerner y Abel Nahon, dueños de Revista Pronto, dejan a 100 trabajadores sin empleo ni obra social dejan

El Sindicato de Prensa de Buenos Aires (SiPreBA), denunció este martes que Eduardo Lerner y Abel Nahon, los dueños de la revista Pronto, informaron que seguirán adelante con el cierre de la empresa.

“Si bien ante la amenaza el Ministerio de Trabajo dictó una conciliación obligatoria y, en medio de esto, el presidente Alberto Fernández firmó un DNU que prohibía los despidos por 60 días, Lerner y Nahon avanzaron con su plan y desde hace unas semanas empezaron a mandar los telegramas de despido a todos los trabajadores de Publiexpress y de Ipesa, empresas que editan e imprimen Pronto, entre otras varias revistas”, sostuvieron desde el SiPreBA en un comunicado.

A esto se suma que, el pasado 15 de abril, la patronal dio de baja a sus 100 empleades del registro de AFIP. De esta forma no se harán los aportes patronales y a partir de mayo quedarán sin cobertura médica en plena pandemia.

“Para los dueños de Pronto las leyes laborales no existen, tampoco el Ministerio de Trabajo ni las decisiones que el Gobierno Nacional tome a favor de lxs trabajadores”, cuestionaron desde el sindicato.

Finalmente instaron al Ministerio de Trabajo y al presidente a que “haga cumplir el DNU y la conciliación obligatoria, reponiendo el trabajo al personal, volviendo dar de alta a cada trabajador y aplicando a la empresa las sanciones correspondientes a la infracción tipificada en el art. 4to. Inciso f) de la Ley 25.212”.

El conflicto comenzó a fines de marzo cuando trabajadores y trabajadoras, que realizaban tareas desde sus hogares en el marco de la cuarentena, comenzaron a recibir las notificaciones de su despido. “Alegan causas de fuerza mayor por el coronavirus”, contó en su momento a Notas el delegado del SiPreBA en Publiexpress, Mariano Caruso. “Nosotros sabemos que esto es una estrategia de la empresa, aprovechando que estamos todos en nuestras casas trabajando, para intentar pagar indemnizaciones al 50%”, añadió.

El dirigente sindical explicó que se trata de una maniobra para “reabrir en uno o dos meses, una vez que todos acepten estas rebajas, con un personal tercerizado”. “Es algo que ya hicieron varias veces con otras publicaciones que se hacían en la editorial como la revista PopStar o Buenas Ideas: despiden, intentan pagar indemnizaciones a la baja y luego toman personal tercerizado para continuarlas”, historizó.

Cabe recordar que la revista Pronto estuvo en los kioscos durante todo marzo a excepción de la última semana debido a la cuarentena. Con lo cual resulta difícil pensar que las pérdidas económicas hayan sido tan grandes cuando, hasta ahora, solo se tuvieron que discontinuar algunos números de la publicación.

Extraído de Notas Periodismo Popular

Trabajadores de TelAm repudiaron saludos por sus 75 años de Vidal, Santilli y Granovsky

Lxs trabajadorxs de la agencia nacional de Noticias y Publicidad – TelAm, repudiamos la publicación en nuestros contenidos de la salutación por nuestro 75 aniversario de funcionarios que atentaron poco tiempo atrás contra la agencia de bandera y nuestros puestos de trabajo.

Entre esos saludos destacan los de figuras prominentes del anterior gobierno, como María Eugenia Vidal, Horacio Rodríguez Larreta, Cristian Ritondo y Diego Santilli, quienes justificaban los 357 despidos que la gestión macrista de Hernán Lombardi, Rodolfo Pousá y Ricardo Carpena quisieron llevar adelante en TelAm, y que fue impedida por la lucha de sus trabajadorxs y el formidable apoyo recibido por parte de otros colectivos de trabajadorxs, estudiantes, y organizaciones sociales, sindicales y políticas.

También se destaca el saludo cínico e hipócrita de Martín Granovsky, ex presidente de TelAm y responsable de despidos, aprietes al personal y una desastrosa gestión durante cinco años.

Tanto la comisión gremial interna (SiPreBA. Sindicato de Prensa de Buenos Aires) como el conjunto de trabajadorxs de la Asamblea de TelAm, tenemos memoria. Sabemos en qué lugar nos paramos y no seremos parte del lavado de cara de quienes fueron responsables absolutos de la política de despidos, vaciamiento y debilitamiento de la comunicación pública que brindamos como agencia nacional. El mejor regalo de cumpleaños para TelAm es respeto y prestigio, y eso empieza por casa.

Extraído de la Comisión Gremial Interna TelAm – SiPreBA.
#SomosTelAm

Aldrey Iglesias aprovecha la pandemia para rebajar sueldos en sus multimedios

Los gremios de nucleados en la Confederación Sindical de Trabajadores de los Medios de Comunicación Social (CoSiTMeCoS), acusaron al Multimedios La Capital S.A. y a la Radiodifusora Austral S.A (propiedad de Florencio Aldrey Iglesias), de aprovecharse de la situación de incertidumbre del momento actual para “rebajar a la mitad y por un largo tiempo el salario de los trabajadores y trabajadoras de una actividad que fue declarada por el Gobierno Nacional como esencial y que al día de la fecha continúa desarrollando su actividad comercial”.

Y remarcaron: “los trabajadores y trabajadoras continúan siendo víctimas del acoso laboral y el hostigamiento por parte de representantes del sector patronal, quienes presionan para que se firmen instrumentos con la finalidad de reducir sus salarios al 50%” y comentaron que incluso, ante la resistencia a firmar por parte de los mismos, “la empresa decidió recurrir al extorsivo recurso de abonar en forma fraccionada el salario del mes de marzo”.

“La empresa recurre a otras formas de presión sobre los compañeros y compañeras, como la amenaza de suspenderlos o despedirlos en caso de no aceptar la rebaja salarial”, añadieron e indicaron que utilizan “un discurso seudolegal” que genera “mayor angustia y ansiedad” que la propia de situación de la pandemia.

En la mañana de este lunes 20 de abril, se realizó una audiencia por videoconferencia en el Ministerio de Trabajo, donde la autoridad terminó dando la razón a los trabajadores y trabajadoras ante el conflicto que tienen con el Multimedios La Capital S.A.. En el acta conformada el Trabajo le pidió a la empresa que “cese inmediatamente en el hostigamiento hacia los trabajadores y trabajadoras que tiene por repudiable finalidad que suscriban instrumentos impuestos unilateral e ilegalmente”.

Además se le reclamó “Deje sin efecto la imposición de un sistema de reducción horaria para intentar justificar abonar sólo el 50% de los salarios, cuando los Convenios Colectivos de Trabajo y Estatutos Profesionales aplicables no lo permiten”.

El ministerio de Trabajo exigió “Que se abone el 100% de los salarios de todos sus trabajadores y trabajadoras del mes en curso y de los subsiguientes. Todo ello con fundamento en que el grupo empresarial denunciado nunca interrumpió su actividad normal y habitual por haber sido declarada esencial su actividad (Artículo 6, Pto. 9, del DNU 297/2020) con lo cual continúa generando recursos para poder afrontar el pago íntegro de las remuneraciones como lo dispone el Artículo 8 del DNU 297/2020”.

En tanto, la representación empleadora negó enfáticamente “que hubiese existido hostigamiento alguno a los trabajadores por parte de la empresa” y también que “se hubiese impuesto unilateralmente la firma de documento con reducción de jornada” y aseguran “que cada trabajador suscribió la misma de conformidad”.

Extraído de Señales