Nueva marcha de los Trabajadores de Prensa contra despidos, precarización y bajos salarios

Como estaba previsto y luego de un Día del Periodista donde no hubo nada que celebrar porque siguieron los despidos, los trabajadores de prensa nos convocamos a las 14 en el Obelisco porteño y luego marchamos al Ministerio de Trabajo, en su sede de Callao al 100, en repudio a las cesantías y precarización que no cesan, y por supuesto en reclamo de mejores salarios.

Por segundo año consecutivo, la movilización nacional fue convocada por la Mesa Nacional de Trabajadores de Prensa que integran la FATPren, la FeTraCCom, el Sindicato de Prensa de Buenos Aires, el Sindicato de Prensa Rosario, la Asociación de Prensa de Santa Fe y el Círculo Sindical de la Prensa y la Comunicación de Córdoba.

Todo esto ocurría mientras gran parte de la ciudad estaba bloqueada, no por los piquetes que genera la grave situación social y que son tan criticados por los medios tradicionales, hoy más cercanos al poder que nunca, sino por las actividades que tenían que ver con la visita oficial de la canciller alemana Angela Merkel, quien en medio de este terrible cuadro económico que viene dejando como resultado un 32 por ciento de pobreza, 6 % de indigencia, y según datos del Unicef, con un total de 5,6 millones de chicos pobres, daba su más absoluto respaldo a las políticas de la Alianza Cambiemos que encabeza Mauricio Macri.

En medio de este marco inaudito, el secretario general del SiPreBA, Fernando Dondero, sostuvo que las consignas “son las mismas que el año pasado porque lamentablemente no hemos tenido ningún tipo de mejora en cuanto a las políticas de las patronales y en cuanto a la actitud del Ministerio de Trabajo frente a los reclamos de los trabajadores”. Y agregó: “Entendemos que es necesaria una pluralidad de voces y en este marco lo que se está produciendo es todo lo contrario y pensamos que sin trabajo no hay libertad de expresión, ese es uno de nuestros ejes”.

Dondero señaló además que “por otro lado estamos en contra de la flexibilización laboral, la multifunción, la multuitarea. La tecnología tiene que favorecer nuestro trabajo y no perjudicarlo, prosiguió. Por lo tanto defendemos los estatutos y los convenios. Y como tenemos un techo del 20% en las paritarias de empresas públicas y privadas, nos preocupa, porque los compañeros rechazan absolutamente los acuerdos que nos caen de arriba y queremos que haya discusión salarial real en función de todo el deterioro de nuestro poder adquisitivo del año pasado, que cuantificamos entre un 15 y un 20%”.

Una evaluación realizada por los sindicatos de prensa a nivel nacional ha permitido calcular en más de 2.500 los puestos de trabajo perdidos en los dos últimos años por la vía de despidos directos, “retiros voluntarios” y jubilaciones anticipadas, dispuestos por las empresas nucleadas en las cámaras AEDBA, ADIRA, AFERA, AAER, ARPA Y ATA entre otras, sacando provecho de la fuerte devaluación dispuesta por el gobierno nacional a principios de 2016. A esta cifra, se sumaron ayer, los 14 despidos en la Revista Veintitrés del Grupo Olmos, que anunció el cierre de su versión digital. Esto dijo al respecto el delegado de la desaparecida publicación, Tomás Eliaschev:

Pablo Giménez, Secretario General de la Asociación de Prensa de Santa Fe​ declaró: “La tan mentada calidad democrática está siendo avasallada porque se están cerrando medios, se están cerrando diarios, se están cerrando radios y por lo tanto se está afectando gravemente la democracia”.

Estefania Velo​, integrante del Sindicato de Prensa Bonaerense​, manifestó que “Los convenios de trabajo no se están aplicando en la provincia. En la ciudad de La Plata los trabajadores y las trabajadoras de los medios digitales cobran un salario de siete mil u ocho mil pesos totalmente en negro. Eso es la mitad del sueldo que marca el convenio colectivo”.

Juan Pablo Sarkissian, secretario de Interior del Sindicato de Prensa de Rosario, expresó que “las consignas son las de siempre y un poco más oscuras o agravadas que el año pasado. El año pasado denunciábamos que teníamos cerca de 1.800 despidos a nivel nacional, y hoy la denuncia es que ya tenemos 2.500 despidos a nivel nacional, de los que un 60 o 70% se radica en provincia de Buenos Aires y Capital Federal, ya que allí están las grandes empresas de medios de comunicación”.

Respecto de la situación de Rosario, el integrante del Sindicato de Prensa a nivel local aseguró que se da más “por goteo”, ya que “se va perdiendo personal todos los meses o cada tanto”, que “vegetativamente se retira de las empresas y esos puestos no son recuperados”. En ese sentido el salto tecnológico y la polifunción también generan inconvenientes.

Desde un punto más estadístico, en estos últimos dos años en Rosario hay varios casos de pérdidas de fuentes de trabajo. “Tenés El Ciudadano que cerró –ahora es un proceso cooperativo- donde trabajaban 85 compañeros. También en la ciudad funcionaba El Argentino, de Szpolski y Garfunkel, donde trabajaban 14 compañeros y se cerró -cobrando indemnizaciones en todos los casos- dejando de salir. Se cerró la agencia de Ámbito Financiero donde trabajaban 12 compañeros y la planta impresora donde se editaba El Ciudadano, que si bien son gráficos los contabilizábamos en el sentido amplio de la comunicación, donde había 8 trabajadores. Ahí sólo ya tenés 119 trabajadores que por distintas razones han perdido su fuente de trabajo”.

Finalmente, al ser consultado sobre si en algún momento entre la marcha del año pasado y esta habían recibido algún contacto de parte del Ministerio de Trabajo nacional, Sarkissian sostuvo que no se dio “bajo ningún concepto”. “Ni siquiera nos atiende un secretario o alguien como para dar alguna respuesta. Los gremios del interior focalizan algunas actividades a través de los ministerios de trabajo provinciales, que en general tienen otra actitud a partir de la región. El foco fundamental está en Capital Federal y provincia de Buenos Aires. De cualquier modo, esa actitud negativa también repercute a los gremios del interior porque los acuerdos salariales son nacionales y se firman en el marco del ministerio de trabajo de la nación. Eso nos genera dificultades porque a veces no te aceptan las pautas paritarias que estás planteando aún si avanzas con las empresas, porque el ministerio no ayuda para que esa pauta prospere y las empresas se retraen, cayéndose la pauta”, concluyó.

Para rematar, la misma Policía que cortaba calles por doquier para brindar protección a la mandataria alemana que vino a bendecir la indignidad que el gobierno de turno promueve sobre los trabajadores, agredió a los periodistas en medio de la manifestación. Aquí la crónica:

Un grupo de agentes empujó a un fotógrafo que se les había acercado, lo que generó un forcejeo con otros trabajadores de prensa que reaccionaron ante la agresión La Policía generó un episodio de violencia con los periodistas que, desde las 14, se manifiestan por mejores condiciones de trabajo. Agentes agredieron a un fotógrafo que se les acercó en medio de la marcha.

Mientras la columna de trabajadores de prensa cantaba “Macri, basura, vos sos la dictadura”, había un fotógrafo se acercó en bicicleta al cordón policial. Los agentes ya se habían mostrado tensos desde hacía un rato y lo empujaron contra un auto, lo que generó un forcejeo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: