La política de medios de Cambiemos no sólo atropella a trabajadores de medios privados sino también públicos

nacional-mendoza

Así como la política de medios de la Alianza Cambiemos, integrada por el PRO, la UCR y la CC/ARI, hizo (y hace) mella en las empresas privadas de comunicación con más de 4500 despidos que van en aumento, el plan sistemático contra los trabajadores de prensa también tiene sus implicancias en las radios públicas de todo el país. 

A principio de este mes, los compañeros de Radio Nacional denunciaban despidos en varias sedes de la red de emisoras estatales, casos como los de LT14 de Paraná y su frecuencia modulada, Entre Ríos y con LR6 de Mendoza donde también se avanza con la lógica de cesantear en base a la metodología de cancelación de contratos, que por si ya violaban las normas laborales vigentes.

Ni hablar de las curiosas disposiciones de los directivos de Radio Nacional Neuquén para que los empleados de la señal les entreguen detalles sobre los contenidos a emitir. Todas decisiones que van dirigidas, no solamente a reducir las plantillas de asalariados sino a violar la libertad de expresión que garantiza la Constitución Nacional, y sin embargo es atropellada con un esquema unilateral que potencia a medios aliados a la administración Macri, como Clarín, para acallar voces plurales en los medios que nos pertenecen a todos y los que responden a capitales empresariales también beneficiados con pauta oficial y la posibilidad de avanzar con despidos y precarizaciones mediante el engaño de la incorporación de nuevas tecnologías, que imponen redacciones convergentes y multitareas, es decir la posibilidad de que pocos empleados, con salarios a la baja debido a la falta de trabajo, y con la responsabilidad de trabajar en muchos formatos y para varios medios a la vez.

Nada de esto es casualidad y forma parte de un entramado muy bien organizado para imponer desde esas voces adictas un plan de fexibilización laboral que va dirigido a todos los obreros de la Argentina, y a naturalizar con legitimaciones sin argumentos, incrementos ilimitados de ganancias por parte de holdings poderosos y más ajustes en el Estado.

Lo de Radio Nacional Mendoza es gravísimo. Allí los colegas denuncian censura, persecución ideológica, maltratos y vaciamiento. Reproducimos la carta abierta a los mendocinos, y obviamente para todo el país, que escribieron los trabajadores de esa señal y reproducimos en el día internacional de la radio:

Trabajadoras y Trabajadores de Radio Nacional Mendoza repudiamos las acciones llevadas adelante por la actual gestión de nuestra emisora, a cargo de la Lic. Gabriela Figueroa, consistentes en modificaciones y cambios de horarios y funciones de modo unilateral e intempestivamente violando los Convenios Colectivos de Trabajo correspondientes a cada área de la radio.

En este sentido, repudiamos lo que consideramos el hecho más grave del que se haya tenido antecedentes: el intento de prohibir el ingreso a la emisora a una de las trabajadoras que inició acciones legales por dichos incumplimientos de convenios, en el marco del achicamiento de programación local estipulado por ésta gestión, en sintonía con la política llevada a nivel nacional en distintas emisoras del país.

El recorte de programación se ve reflejado en el desdoblamiento de transmisión que se está realizando en la actualidad en Radio Nacional Mendoza, ya que nuestra señal se escucha sólo a través de la sintonía de FM en la zona del Gran Mendoza, mientras que la actual gestión decide retransmitir LRA1 Radio Nacional Buenos Aires por la A.M con alcance al resto de la provincia, como parte de la misma política de recorte. A lo que se suma el recorte de programación local, tomando de lunes a viernes desde las 22 hs y sábados y domingos desde las 21 hs la señal de Buenos Aires también por FM, bajo el argumento de lo que consideramos una falsa federalización de las radios nacionales a lo largo de todo el país.

Además consideramos necesario denunciar públicamente los actos de censura, persecución política, gremial, maltrato al personal y vaciamiento de contenidos por parte de las autoridades actuales de forma constante, ejerciendo un total abuso de su autoridad. Dejamos constancia que más allá del diálogo llevado adelante por parte de los trabajadores y de los sindicatos con las autoridades, los hechos citados anteriormente se siguen reproduciendo, apelando incluso a imponer el miedo a la pérdida de fuentes laborales, con el argumento de la necesidad de bajar el gasto público, baja directivas establecidas por RTA.

En menos de un año de gestión, se produjo el levantamiento del aire de programas a cargo de figuras históricas del medio (Fito Suden, Stella Maris Russo, Daniel Badano, Alejandro Rotta, entre otros). Por otro lado, en el 2017 se pretende dar la conducción del programa político de la radio, al hijo de un represor condenado por crímenes de lesa humanidad, Sergio Miranda, quien además organizó la visita de Cecilia Pando a Mendoza.

También denunciamos los actos de censura que vive nuestra audiencia, ya que a través de una política deliberada se ha logrado la reducción de las audiencias a niveles impensados. Por ello solicitamos el apoyo de la sociedad para “declinar el criterio de manejo de medio comercial para un medio público que es de todos y de todas las mendocinas”.

Queremos que los derechos de la audiencia mendocina y de los trabajadores, sean respetados.

Trabajadores y trabajadoras de Radio Nacional Mendoza

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: