Rompamos el cerco informativo de Clarín y sus aliados difundiendo este material del conflicto en AGR

agr-cortinas3

Ya estamos a horas de que comience la jornada nacional de características históricas en defensa de los puestos de trabajo de los compañeros de AGR/Clarín, pero también de todos los asalariados del país que desde el 10 de diciembre de 2015 vienen sufriendo un proceso sistemático de despidos encubiertos, vaciamientos, precarización y abusos laborales de todo tipo en beneficio de un pequeño sector empresarial insaciable que tomó el control de los poderes del Estado en el marco electoral pero que asumido, no respeta ningún ámbito institucional.

Desde este sitio de los laburantes de las radios, la discusión no pasa por banderías políticas, de agrupaciones ni mucho menos, sino por hechos definitivamente objetivos. De hecho y en rigor de verdad, el conflicto del Grupo 23, así como otros tantos medios oficialistas o no, privados, estatales y paraestatales, se inició a baja intensidad desde 2012/13. Por supuesto que lo que estamos viviendo hoy supera todo lo conocido y establecido en materia de violaciones a las normativas laborales vigentes. Un esquema represivo que desde el Estado nacional avala un sistema de opresión con cesantías y permanentes vejaciones a todo derecho laboral.

Como afirma en la primera nota, la delegada de Canal 13/TN, Silvia Martínez Cassina, y que hemos subido como compilado anticerco comunicacional para que lo difundan desde donde las posibilidades se los permitan, la excusa de holdings multimillonarios como el del Grupo Clarín es la incorporación de las nuevas tecnologías. Algo que no se sostiene por sus propios resultados. Donde antes había un mínimo de tres o cuatro trabajadores de prensa para desarrollar una labor periodística hoy hay uno que por ese mismo sistema abusivo da como resultado un producto de bajísima calidad, que además en vez de establecer que dichos mecanismos son inviables, muy por el contrario ponen en duda la capacidad profesional del trabajador.

La administración de Cambiemos, encabezada por el CEO Mauricio Macri y el sector más ultraconservador del otrora partido popular radical, demuestra día a día que engaña y miente sin pruritos. ¿Qué fue del supuesto acuerdo sellado en Casa Rosada entre los altos funcionarios del gobierno, sindicalistas burócratas y ejecutivos de cámaras patronales como la UIA?. La estrategia de Clarín deja en claro que el monopolio que crece sin parar en base a los beneficios ilimitados y la zona liberada que le deja el Ejecutivo está trocando impunidad empresarial a cambio de respaldo mediático, un respaldo mediático que se debilita a cada hora. No se puede tapar el sol con la mano y menos al universo con un dedo. 

Lo que ocurre en la planta gráfica del gran diario argentino en Pompeya es la prioridad de las redes sociales. Allí se han hecho presentes y apoyan desde los propios compañeros de otras empresas del imperio Noble, hasta Nora Cortiñas, comisiones internas de centenares de empresa de prensa escrita, radial y televisada, hasta Hebe de Bonafini, y organizaciones de Derechos Humanos, Estudiantiles, gremiales alejadas de la complicidad de la triunvira y protatronal CGT, y lo más destacable, miles de personas independientes que ven en este conflicto la única pared que puede frenar la escalada temeraria del PRO-UCR que no hace diferencia a la hora de dejar gente en la calle, pertenezcan al sector social que pertenezcan, incluyendo a su propio caudal de votantes que hoy ven con temor la vuelta a imagenes de un pasado que creíamos que quedaba registrado únicamente en documentales.

Como explican quienes salen en las entrevistas o discursos de los vídeos que seleccionamos, el plan económico de esta administración es absolutamente ajustador y basado en el clásico endeudamiento, que como siempre terminamos pagando los que producimos trabajando. Hoy en la Argentina lo único que deja plata es la plata porque el poder financiero está haciendo pinches negocios con el libre mercado cambiario, las tasas de interés por las nubes, y la ventaja de ingresar y sacar sin restricción la cantidad de dólares que quiera el pequeño sector para el que se está gobernando.

Ver a las familias de los compañeros de AGR acampando en la puerta de la gráfica para que las para asegurar que las fuerzas represivas federales, a cargo de Patricia Bullrich, no acometan una represión que podría terminar con un final fatídico causa dolor, tristeza y muchísima indignación. Sin embargo el Jefe de Estado redobla la apuesta con su Ministro de Trabajo que promueve de manera insólita el caudal de despidos más grande de las últimas décadas, y continúa en base a decretos apoyados por su prensa adicta a seguir quitando derechos a los ciudadanos. El nuevo régimen de ART es vergonzoso, el simbólico acto de que el 24 de marzo deje de ser feriado no habla por si sólo, y complicar cada vez más a las economías regionales eliminando los feriados largos en base a los denominados “Puente” suma a la incertidumbre de un país que vuelve a hundirse en la incertidumbre.

Si Cambiemos no hace una buena lectura de lo que está haciendo, y como dijo un dirigente de la CTA, sigue gobernando con la bragueta abierta, es difícil que tenga buenos resultados en las elecciones de medio término. ¿O será que mucho no le interesa esa votación a la que ya considera perdida, entonces no pierde un segundo en atropellar cada derecho adquirido de los lúgubres años ’90 para acá?.

El tiempo hablará, pero está claro que asegurar el triunfo en esta brutal estocada patronal para beneficiar a unas minorías que quieren establecer quien come y quien no en el país, es fundamental. No cejemos en poner toda la energía para que esta no sea otra estrategia de despidos masivos que después se diluyen en operaciones mediáticas que buscan distorsionar la realidad, y  que van desde un ataque masivo de alacranes hasta el robo de un kiosko en la esquina.

El miedo disciplina y administrar el odio social entre los diferentes sectores forma parte de esa misma manipulación. Potenciar la xenofobia, la estigmatización del pobre, del desocupando bautizado “piquetero”, y fomentar que el que no trabaja es porque no quiere es parte del libreto del Clarinismo que inventa pajas en los ojos ajenos y oculta las vigas en los propios.

A pelear pacíficamente y como decimos siempre, con los convenios colectivos, los estatutos, la LCT, las normativas de la OIT, la de las asociaciones sindicales y de la mismísima Carta Magna es el camino. Firmes en las calles protegiendo el territorio y la dignidad de absolutamente todos los argentinos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: