Archive | diciembre 2016

La peor Navidad para la prensa y especialmente para el sector de Televisión

television

La llegada de esta Navidad encuentra a miles de familias del rubro de las comunicaciones con la perdida de sus fuentes de ingreso, diezmadas en un proceso de características sin precedentes a nivel histórico. El ajuste y libertad de acción otorgada a las patronales potenció el fenómeno que ya a finales de la anterior administración empezaba a darse en los medios en general.

Tantos los organismos del Estado, al igual que el Poder Judicial, han dado rienda suelta a la desidia de los mal llamados empresarios de medios, y así fue que en base planes de desfinanciamiento se dio el justificativo a las empresas del rubro para vaciar diarios, revistas, radios y canales con absoluta impunidad. Quienes siguieron y continúan en este negocio pudieron llevar adelante despidos injustificados, otros encubiertos bajo la figura engañosa de los “retiros voluntarios”, e imponer un esquema de precarización basado en la falaz utilización de nuevas tecnologías que promueven convergencias y multitareas que no tendrían porque ser partícipes necesarias de las perdidas de empleos, sino todo lo contrario.

El nuevo modelo se diferencia del anterior en un punto en particular, pasar de un arquetipo de medios paraestatales y semiprivados solventado por la billetera estatal para combatir mediáticamente las voces opositoras, a otro que hace lo mismo pero con la salvedad de, como diría Martínez de Hoz, la “liberación de las fuerzas productivas.

Es una frase de cabecera de todos y cada uno de los funcionarios de la administración de Cambiemos frente a cada conflicto que se ha presentado y que ha ido permitiendo este sistemático desguace laboral es “no podemos hacer nada, son conflictos entre privados”, el mensaje encriptado y dirigido a los trabajadores es: el Estado no participa ni se entromete en estas cuestiones. Un sofisma que establece una venia implícita para que esos privados hagan lo que quieran con la más turbia libertad. Como decía Alfredo Yabrán, “el poder es tener impunidad”.

Esa línea es la que a nivel nacional ha permitido que más de 4 mil compañeros estén hoy afuera esperando ver como se desarrollan los acontecimientos para intentar reinsertarse al mercado laboral, cosa que con este tipo de políticas permiten a los grandes pulpos multiplicar ilimitadamente sus utilidades en detrimento de los asalariados imponiendo miedos que les habilitan a imponer condiciones indignas para desarrollar una tarea que se intenta degradar a nivel de una producción en serie de información que no es tal y a muy bajo costo.

Por eso holding como Clarín, La Nación, Perfil, Octubre, Crónica, etc, pasaron a ser quienes más ingresos reciben y los que más gente cesantean y precarizan, una paradoja que se explica solamente bajo este modelo desigual, injusto e ilegítimo, porque viola desde convenios, estatutos, y normativas del trabajo que son atravesadas por la Ley de Contrato de Trabajo, y hasta por la mismísima Constitución Nacional.

Este ha sido un mecanismo diferente al del anterior gobierno pero que obtiene resultados parecidos aunque más encarnizados; evitar la pluralidad de voces de manera tajante y bajo la cortina de una supuesta democratización de medios como los públicos, el cepo a la libertad real de expresión, y el bloqueo a todos y cada uno de los ciudadanos para que se les garantice su derecho a recibir información adecuada y veraz.

El conflicto que aumenta y se fortalece día tras día con el ingreso de grupos extranjeros que adquieren esos medios en liquidación y que reorganiza todo el mapa de medios de comunicación y sus intereses, que es al fin de cuentas una modalidad mercantilista de lo que debería ser un servicio a la comunidad, y no un hipermercado de operaciones que se esconden detrás del manto de las noticias y la cultura. Lamentablemente esta coyuntura tiene sus responsables íntimamente ligados a las burocracias sindicales, a la falta de compromiso de muchos de nosotros, pero en particular a una inteligente mecanismo que ha fomentado el desinterés, la apatía, la indiferencia sobre cada uno de los temas que ha ido diezmando la actividad que se intenta bastardear cada vez más.

La Naranja de Televisión denuncia en parte los resultados de esta realidad que nos alcanza a todos tarde o temprano. Reproducimos el texto:

UN PARO MANIOBRERO POR EL BONO, MIENTRAS SE MULTIPLICAN LOS DESPIDOS

El consejo directivo nacional del SATSAID se reunió en Plenario y decretó un paro para este jueves 29 de diciembre en todas las productoras y canales de Aire y declaró el estado de “alerta” y asamblea permanente. La medida obedece al empantanamiento del pedido del bono de fin de año de $2000 por trabajador acordado entre el gobierno y la CGT, que la cámara empresarial ATA-CAPIT se niega a considerar. 
La medida de fuerza tendrá la modalidad de retención de tareas de 2 horas por turno con presencia en el puesto de trabajo. En tanto para las Cableras, excluidas de la medida de fuerza,  estaría casi cerrado un bono de $5500.
Sobre los despidos en Disney Company (ESPN y Non Stop), Ideas del Sur, Canal 26 y la precaria situación del Grupo Indalo, no se ha pronunciado. Tampoco sobre el impuesto a las ganancias que cada día abarca a mas compañeros de Televisión. 
Desde La Naranja de Televisión llamamos a los compañeros y compañeras de la actividad a participar activamente en cada asamblea que se realice para debatir la necesidad de iniciar un plan de lucha por la defensa de los puestos y las condiciones de trabajo y para apoyar los conflictos en curso. 
La parálisis del sindicato durante todo 2016 ha permitido más de mil despidos en el gremio y preparado las condiciones para este nuevo avance patronal.  
UN PARO MUY ANUNCIADO
La medida de fuerza anunciada con tanta anticipación desnuda la maniobra del SATSAID. Es que no solo les deja la posibilidad a las patronales de reorganizar su grilla para hacer frente a la eventual medida de fuerza, sino que además, al convocarlo para casi dentro de 10 días, lleva las condiciones para ser levantado antes.
El paro vuelve a repetir el error de fracturar al colectivo de trabajadores de Televisión al separar a las cableras de la medida de fuerza al igual que durante las paritarias, donde se firmaron acuerdos diferentes para cada convenio.
De lograrse el bono con base de $2000 por trabajador, aun así se estaría lejos de recomponer la pérdida salarial de más de 10 puntos durante este 2016 que se agrava con el impuesto al salario que abarca cada vez mas trabajadores. El bono, no remunerativo, sigue la línea de los últimos acuerdos paritarios. Sumas en negro.
DESPIDOS EN DISNEY
Si el año había arrancado con cientos de despidos luego de la implosión de los grupos de medios kirchneristas cortada la pauta oficial, seguido con despidos durante todo el año y retiros voluntarios por todos lados, finaliza del mismo modo. 
En el medio, el SATSAID no realizó ninguna medida de alcance nacional para revertir los despidos masivos, en un claro guiño a las empresas para un avance en regla contra los trabajadores de television.  
Producto de esta pasividad la multinacional Disney acaba de dejar en la calle a una veintena de trabajadores de ESPN y Non Stop luego de atravesar todo el 2016 con despidos hormiga y salidas vía retiros voluntarios. En paralelo, está negociando los derechos del Fútbol para Todos por más de 2500 millones de pesos. La obscenidad de la situación se agrava con la parálisis del SATSAID y el aislamiento del conflicto empresa por empresa. 
Mientras la patronal yanqui hace gala de sus millones y viola la conciliación obligatoria, los trabajadores deberán pasar las fiestas con la angustia de no saber que pasara con sus puestos de trabajo. 
Este jueves 22 se estarán desarrollando audiencias en el ministerio de trabajo por los conflictos en ambas empresas. La necesidad de dar una lucha de conjunto  se impone objetivamente. 
PERSECUCIÓN SINDICAL
El avance de ESPN Disney sobre los trabajadores y trabajadoras del canal cobra mayor gravedad con el despido de los 4 candidatos a delegados de la Lista Gris, frente electoral compuesto por compañeros de La Naranja de Televisión y de la Agrupación Blanca y Negra. 
El ataque a la oposición es saludada por la burocracia del sindicato quien ya había extirpado las asambleas y preparado las condiciones para este ataque. 
Desde La Naranja de Televisión advertimos de esta maniobra pactada entre la patronal y la burocracia para extirpar cualquier tipo de organización independiente al interior de la empresa. Llamamos al conjunto de los trabajadores y trabajadoras de Televisión a apoyar a los compañeros despedidos y exigir, mediante la organización y la lucha, su inmediata reincorporación.
¡No a los despidos!
¡Reincorporación de los trabajadores despedidos de ESPN y Non Stop!
¡No a la persecución sindical!
¡No al impuesto al salario!

El diario La Nación de los Mitre/Saguier sigue sus despidos por goteo

lndespidos

A Principios de noviembre, mientras se publicitaba con mucha pompa mediática la salida de la plataforma convergente del diario La Nación, bautizada LN+, los trabajadores del histórico matutino hacían pública la otra cara de este emprendimiento multimedia, que con la excusa de la incorporación de las nuevas tecnologías sumaba no sólo precarización, sino también el despido de tres colegas.

La cosa no quedó ahí. Pese a estar en una etapa de fortalecimiento económico y estructural que beneficia al Grupo Mitre/Saguier gracias a las políticas proempresariales y antitrabajadores de la administración de Cambiemos, la patronal no sólo no escuchó ninguno de los reclamos de la Comisión Interna, sino que por el contrario potenció las cesantías. Por eso los compañeros del matutino salieron una vez más para hacer conocer la grave situación que atraviesan mientras la firma muestra puertas afuera que todo es flores y modernización. Compartimos el texto de los trabajadores de prensa del diario:

Una y mil veces que LN+ no se convierta en LN-

La campaña continua porque el diario La Nación decidió continuar con su política de despidos por goteo, esos que intentan que pasen desapercibidos hacia dentro y hacia fuera.

No les importa que estemos cerca de las fiestas; no les importa dejar a varias familias en las calle; solo les importa su imagen y su rentabilidad.

Por eso decimos basta. No aceptamos que en plena etapa de crecimiento el diario continúe con los despidos. Por eso pedimos que esto se conozca, que los despidos no nos pasen indiferentes, que no nos acostumbremos a ser cada vez menos. Por eso insistimos que LN+ no se convierta en LN- . NI UN TRABAJADOR MENOS

Cristóbal López y Fabián de Sousa no pagan aguinaldo en Ámbito Financiero y El Argentino

cristobal-lopez

Aquella inhibición general de bienes dictada en julio pasado por el juez federal Julián Ercolini a Cristóbal López, su socio Fabián de Souza, y todas las empresas relacionadas con el Grupo Indalo, por presunta evasión impositiva por 8.000 millones de dólares, dio el justificativo para que ambos propietarios de medios agudizaran sus incumplimientos con sus trabajadores.

El magistrado había adoptado la medida en el marco de la investigación por el no pago durante los últimos cuatro años del impuesto sobre los combustibles líquidos de la firma Oil. Así Indalo Media empezó a despedir colegas, pagar sueldos atrasados, no hacer aportes jubilatorios y de obra social, y una serie interminable de violaciones laborales.

De todos modos, de la misma manera en que Szpolski, Garfunkel, los Cetrá, el mexicano González González de Canal 9, Alberto Pierri del Grupo Telecentro, lo Olmos del holding Crónica, y otros tantos vaciadores más, los mal llamados empresarios siguen impunes, y lo que es peor, haciendo de las suyas en las firmas que, como si no hubiera pasado nada, siguen administrando.

En este caso otra vez, gracias a la extraña desidia de los organismos del Estado junto al propio Poder Judicial, los perjudicados son los trabajadores de prensa, en este caso de Ámbito Financiero y El Argentino, donde ni siquiera han cobrado el medio aguinaldo de diciembre, por lo que han decidido salir hoy a la calle sin firmas. Les reproducimos el comunicado de la Asamblea del matutino económico y el ex diario del desguazado Grupo 23:

Los trabajadores de Ámbito Financiero y de El Argentino (diarios de Indalo Media), nos declaramos en estado de asamblea permanente ante el incumplimiento en el pago del medio aguinaldo de diciembre por parte de la empresa, que como respuesta a nuestra preocupación e incertidumbre sólo aduce que se efectivizaría antes del próximo fin de semana, sin precisar una fecha.

Además, por decisión mayoritaria y para visibilizar nuestro malestar, decidimos que la edición impresa del jueves 22 de diciembre salga a la calle sin firmas.

En un año complicado para los trabajadores, con despidos masivos y con una fuerte depreciación de nuestro poder adquisitivo producto de la inflación, de los tarifazos y de un acuerdo paritario insuficiente, quienes cotidianamente hacemos ambos diarios exigimos que el Grupo Indalo cumpla con los más elementales derechos laborales y dé respuestas concretas a nuestros reclamos.

Asamblea de Trabajadores de Ámbito Financiero y de El Argentino

Paro en Radio Nacional Santa Fe por anuncio de despidos y sigue la lucha por cesantías en ESPN

paro-radio-nacional-santa-fe

espn-despidos4

El lunes cientos de personas se movilizaron hasta las puertas de Radio Nacional Santa Fe para exigirle a su director José Zenclussen que pare la mano en el intento de despedir a fin de mes a cinco periodistas de la emisora por sus convicciones personales.

“Nos quieren echar por nuestras ideas”, reveló uno de los amenazados. El secretario General del gremio de Prensa de Santa Fe,  Pablo Jiménez dijo que se trata de una “persecución política” de Zenclussen a los colegas, a quienes reprocha su adhesión al “proyecto nacional y popular que él no quiere que siga”.

El delegado de base Gustavo Castro lo describió como parte del “escenario de revanchismo” que se vive en la radio porque “el caso de Santa Fe es único en el país”. Mientras que el ex diputado del Frente Progresista Antonio Riestra lo consideró una “purga ideológica”.

Al respecto, Pablo Jiménez, expresó que “esta situación viene desde hace varios años. Nosotros venimos denunciando fraude laboral en radio Nacional. Hace algunos años se inventaron contratos artísticos para trabajadores que hacen su tarea cotidianamente en la radio y en algunos programas”.

Además, Pablo Jiménez agregó que “durante estos últimos años, habíamos logrado que se renueven los contratos (mientras esperábamos la regularización). El problema que nos surge hoy es que el director de radio nacional decidió dar de baja estos cinco contratos artísticos. Esto significa que estos cincos compañeros se queden sin trabajo”.

Finalmente, el secretario General del gremio de Prensa, remarcó que “hay que defender a los compañeros que están en la radio porque son trabajadores genuinos. Hay que terminar con las formas de contratación ilegales en todos los medios. Nosotros queremos terminar con estos contratos con los compañeros adentro de Radio Nacional”.

Según explicó Claudio Cherep, trabajador de la radio, “soy uno de los trabajadores que está en plan de lucha por los despidos que se anunciaron en radio nacional. Concretamente en Radio Nacional Santa Fe hay 12 trabajadores en situación de fraude laboral, de los cuales 7 están en una suerte de planta transitoria y 5 estamos en situación de locación de obra, como se dice vulgarmente. Es decir, facturamos mes a mes”.

Mencionó también que “el director local, Jose Zenclussen, pidió que se despidieran a los 12 trabajadores”, y destacó que “fue el único director de todas las radios nacionales del país que planteó la idea de los despidos totales”.

Respecto a las negociaciones con el Director de la radio, explicó que “tuvimos una negociación verbal en la que el director prometió preservar la fuente de trabajo de esos 5 trabajadores. En ese contexto accedimos de buena voluntad, pero de esa promesa verbal se volvió a desdecir. La verdad es que nunca habíamos sufrido semejante ensañamiento por parte de un directivo hacia los trabajadores”.

Cherep anunció que los trabajadores buscarán continuar y extender su plan de lucha, y señaló que “no podemos dejar de subrayar que este ataque se da en el marco de las políticas de ajuste del gobierno neoliberal de Macri, y en lo que respecta a los medios de comunicación, esto tiene que ver con la caída de la Ley Audiovisual, que para muchos de los que integramos este espacio fue de una conquista histórica. También entendemos que esto se trata de una persecución política porque no es casual que sobre los programas que atenta tienen una ideología que no se alinea al actual gobierno”.

El abrazo solidario de más de 200 personas rodeó a los cinco colegas amenazados con el despido: Alejandro Brittos, Romina Mansilla, Soledad Mizerniuk, Javier Gatti y Claudio “Turco” Cherep. Brittos es secretario gremial de la Asociación de Prensa, Romina la secretaria de Acción Social y Soledad la secretaria de Capacitación. Cherep es un referente de la cultura y ganó el Martín Fierro.

Los cinco están precarizados, bajo la pantalla de “contratos artísticos” que la Mesa Nacional de Trabajadores de Prensa los denunció como “fraude laboral”. Repudiaron los despidos el secretario general la CTA José Testoni, Patricia Mounier, de SADOP, y los diputados Fabián Palo Oliver (UCR), Leandro Busatto (Frente para la Victoria), entre otros. “Este ataque a Radio Nacional es un ataque a la palabra de los trabajadores”, advirtió Testoni.

El líder de la Asociación de Prensa, Pablo Jiménez, dijo que en Radio Nacional hay “103 contratos artísticos” fraudulentos en el país, en una negociación con las autoridades nacionales se acordó que quedaban 88, entre los quince que no se quieren renovar están los cinco de Santa Fe. “Claramente hay una persecución política” de Zenclussen a los colegas.

Zenclussen no sólo es empresario de medios. En 2008, en el lockout de las patronales del campo era el locutor en los actos de la Mesa de Enlace.

Respaldo del SiPreBA a los trabajadores despedidos de ESPN

El Sindicato de Prensa de Buenos Aires se solidariza con los 12 compañeros despedidos por la multinacional ESPN y con el conjunto de trabajadores de Televisión que pelea por sus puestos y condiciones de trabajo. A su vez, nos sumamos a su reclamo para exigir a la empresa que reincorpore a los trabajadores y acate la conciliación obligatoria dictada por el Ministerio de Trabajo que hasta ahora incumplió.

En un año en el que 200 mil familias perdieron su fuente laboral, los medios de comunicación siguen siendo un blanco para empresarios que pretenden avanzar sobre las condiciones de trabajo, los convenios colectivos y las conquistas históricas de los trabajadores.

Los despidos no solo son un ataque para los compañeros directamente afectados sino que además generan una presión sobre el conjunto, flexibilizando sus tareas.

El SiPreBA se solidariza y acompaña a los trabajadores de ESPN tal como lo hizo durante todo este año en los distintos conflictos que se suscitaron en los medios de comunicación así como en otras actividades.

¡Que ESPN cumpla la conciliación obligatoria asignándole funciones a los 12 trabajadores!

¡Ni un despido más!

Extraído de Señales y sitio web del SiPreBA.

La comunicación bajo la disciplina del mercado perjudica a la ciudadanía y a los trabajadores de prensa por igual

becerra

Desde el 10 de diciembre el esquema de funcionamiento de lo medios cambió rotundamente. De un gobierno que desde el Estado solventaba, gracias a sus potestades en materia de designación de partidas y beneficios, que mantenía una red de empresas de comunicación de origen paraestatal que se sumaba así al clásico oficialismo de los sistemas de información pública, se pasó a eliminar esos cotos opositores vía el desfinanciamiento que perjudicó exclusivamente a los trabajadores, pero no a los empresarios, ya que forman parte de esta administración que beneficia pura y exclusivamente los intereses patronales.

La excusa para explicar la no castigada desidia de Szpolski/Garfunkel y sus accionistas vinculados a la AFI (ex SIDE), quienes están más fuertes en sus cargos que nunca, fue que “era un conflicto entre privados”. Todos sabemos que en realidad una licencia radial o televisiva pertenece al fisco y éste es quien las otorga a través de licencias. Es decir que eso de “privados”, no sólo es un eufemismo de “nosotros no nos metemos y que se arreglen”, sino que es una absoluta falacia.

Los tres poderes del Estado que garantizan el estado de derecho son indiscutibles cómplices de los más de 4 mil despidos, que en principio se dieron en grandes cantidades en varios medios y todavía continúan por goteo. El mecanismo de meter miedo mediante el ejemplo de los grupos que se desguazaron ha servido, y sirve, para que el trabajador de prensa y las comunicaciones quede entre la espada y la pared frente a la disyuntiva y necesidad de tener que un “retiro voluntario”, una de las tantas categorías de despidos encubiertos, o ir a un juicio que se les vende como difícil de cobrar por cuestiones de extensión de tiempos judiciales o las posibles ventas y hasta desapariciones de dueños, como ya ha ocurrido.

El miedo disciplina y está permitiendo reducir las plantillas laborales al mínimo indispensable para llevar adelante las convergencias y multifunciones, categoría modernas del trabajo esclavo, en donde un empleado cumple varias tareas que no le corresponden por convenio, para distintos medios de un mismo holding, y que además recibe a cambio salarios de hambre, e inclusive muchas veces no registrado.

Las facilidades de la administración de Cambiemos para que este proceso se esté desarrollando sin trabas queda claro en su apoyo a dejar hacer a grandes corporaciones como Clarín, que no sólo tienen vía libre para ajustar, sino para ampliarse sin límites y a cambio de su oficialismo momentáneo, con la más importante cantidad de dineros públicos como parte de la publicidad estatal.

Martín Becerra del CONICET y especialista en temas vinculados a la comunicación no va directamente a los efectos nefastos que este fenómeno produce en los asalariados de este sector pero si hace un análisis muy interesante sobre como es esto de que el Mercado vuelva a ser el amo y señor de la relaciones de fuerzas entre quienes deben dar información veraz y confiable: los ciudadanos, y quienes la generan: los trabajadores de prensa. Compartimos su nota:

Comunicación: disciplina de mercado

Las reglas de juego, dispuestas a fuerza de decreto por Macri, abren una nueva etapa en la estructuración del sector. Si ayer disciplinaba la política, hoy disciplina el mercado. En el credo de los funcionarios del gobierno y de sus predicadores intelectuales, la libertad de expresión se remite a la sobrevivencia de los grupos más fuertes.

La pelea de fondo entre los grupos Clarín y Telefónica para obtener el favor estatal eclipsa una serie de movimientos de reemplazo y relevo en la titularidad de muchos de los grupos y empresas de medios en la Argentina. Estos movimientos indican que se abre una nueva etapa en la estructuración del sector, que sufre cambios sustanciales en las reglas de juego de su economía, y fueron acelerados por una de las reformas regulatorias decretadas por Mauricio Macri al inicio de su mandato, que autorizó el mercado de transferencias audiovisuales casi sin intervención oficial y liberó, en la práctica, de límites a la concentración del mercado. Hoy son las nuevas reglas –y las que están por escribirse- las que disciplinan las comunicaciones en el país.

Los US$ 345 millones que pagó la estadounidense Viacom a Telefónica hace un mes por la red Telefé son un anticipo de lo que depara 2017 a otros grupos de comunicación si prosperan las negociaciones abiertas hace varios meses. Las más avanzadas son por Indalo Media (C5N, CN23, Radio 10, FM Pop, FM Vale, FM One, Ideas del Sur y Ámbito Financiero, entre otros), sociedad engordada en el feedlot de las políticas de medios kirchneristas cuyos titulares son Cristóbal López y Fabián de Souza, quienes si concretan la transacción con un grupo de capitales extranjeros lograrían, además, separarse formalmente como ansían desde el fin de la presidencia de Cristina Fernández de Kirchner.

Pero el conjunto de empresas de medios que exhiben el cartel de “Se Vende” no distingue entre alineamientos político partidarios ni se circunscribe sólo a Buenos Aires. La tendencia vendedora abarca a radioemisoras de distinto tamaño, a medios gráficos, a productoras y, en particular, a los cableoperadores sobresaltados por las acciones y las promesas del gobierno nacional para beneficiar una mayor concentración del sector mediante la autorización al Grupo Clarín para que expanda aún más su marca Cablevisión (sin límite a la cantidad de licencias) y la promesa a las telefónicas para que finalmente, en 2018, puedan ofrecer servicios de tv paga. Hasta el Grupo América, que es el segundo cableoperador importancia después de Cablevisión (muy por detrás), podría desprenderse de Supercanal y acelerar la separación entre sus dos socios, Daniel Vila y José Luis Manzano.

Junto a la negociación en curso entre la AFA y Fox, Turner, ESPN y Disney por los derechos de exhibición del fútbol en distintos dispositivos, las operaciones de venta en curso insinúan un cambio de etapa en la estructuración de la propiedad de los medios y actividades de comunicación colindantes en Argentina.

Algunos rasgos de la nueva etapa desbordan las fronteras nacionales y se incuban desde hace varios años ya, como la convergencia tecnológica entre medios, telecomunicaciones fijas y móviles y conectividad a Internet; otros fueron ecualizados durante los gobiernos de Fernández de Kirchner, quien subordinó la concreción de operaciones a la guerra con el Grupo Clarín y alineó la agenda del sector a esa contienda. Ejemplo de ello fue la venta de los medios de Daniel Hadad a Indalo Media en 2012.

Si bien el relevo de capitales inaugurado por la llegada de Viacom está hoy pendiente de las medidas económicas del presidente electo de EEUU, Donald Trump (si estimula la inversión interna complicará la proyección de grupos estadounidenses en economías semiperiféricas), la convicción de muchos empresarios de medios medianos y pequeños, en distintos soportes, es que ya no hay lugar para ellos. Las reglas de juego dispuestas a fuerza de decreto por el presidente Macri desde su asunción hace un año aceleraron esta toma de conciencia. El principal de esos decretos (no el único) fue el DNU 267 de enero de 2016, luego aprobado por la Cámara de Diputados en una sesión controvertida en la que no hubo conteo formal de adhesiones.

El respaldo de Macri al Grupo Clarín, al que liberó de límites a la concentración en el sector que le reporta mayores ingresos, la tv por cable, al que luego autorizó la compra de Nextel y que más tarde benefició al consentir que Nextel adquiriera empresas con espectro para un uso diferente al que originalmente se les permitió, es interpretado por el resto del sector como un trato preferencial que estorba las posibilidades, ya escasas, de competir con el actor dominante en el sector. Si alguno tenía dudas, el manejo de la televisación de la Copa Argentina de fútbol por parte de Cablevisión, que emitió por su señal Metro (ausente en la grilla de sus competidores), representa una advertencia acerca de cómo serán de ahora en más las reglas de juego.

Asimismo, la venia gubernamental para que el socio de Clarín en Cablevisión, Fintech (David Martínez), formalizara la compra del paquete accionario de Telecom Argentina vendido por Telecom Italia, generó más suspicacias dado que el DNU 267 prohíbe a accionistas de servicios públicos participar de sociedades de tv paga. Desde entonces se desató una puja por el control de la compañía entre ex directivos del Grupo Clarín y los capitalistas Jorge Brito (Macro) y Sebastián Esquenazi (Grupo Petersen). Las especulaciones acerca de una fusión entre los Grupos Clarín y Telecom lubrica la pulsión vendedora en el resto del mercado, ante la probable constitución de un gigante que detentaría dos tercios de las conexiones de banda ancha, un tercio de las líneas de telefonía móvil, el 40 % de la tv de pago, la mitad de la telefonía fija y el multimedios más poderoso del país (con el diario más vendido, el portal más visitado, la radio AM más escuchada, varias señales de cable y el segundo canal de televisión por aire).

El Grupo Clarín aprovecha así las mieles del restablecimiento de un buen vínculo con el Estado después de la guerra desatada entre 2008 y fines de 2015. Su expansión conglomeral con especial enfoque al sector de las telecomunicaciones móviles es complementada por su reorganización interna en dos sociedades (Cablevisión Holdings por un lado y los medios periodísticos en el Grupo Clarín por el otro). Ahora bien, si la marcha del Grupo Clarín resulta condicionada por su relación con el gobierno, el resto del sistema es todavía mucho más vulnerable a los vaivenes de la política.

En efecto, la conexión entre la propiedad privada de los medios de comunicación y la conducción estatal es mucho más potente de lo que los propios protagonistas del sistema de medios y telecomunicaciones reconocen. Ese vínculo habilita a reflexionar sobre la orientación general de la estructura de las comunicaciones y sobre el mito de la “independencia” de medios, productores y periodistas.

El Estado pesa porque sus regulaciones y el temperamento de sus dirigentes afectan la médula del funcionamiento del sistema de medios, tanto de los principales conglomerados como, sobre todo, de aquellos cuya espalda económica es más frágil. Además de los guiños explícitos al Grupo Clarín, el gobierno de Macri ajustó y reorientó la cuenta publicitaria estatal que, en tiempos de Cristina Fernández de Kirchner, era la más grande del mercado con un 10 % del total (duplicaba así a la segunda cuenta publicitaria del país). Macri redujo un tercio del gasto publicitario y, si bien no alcanza los niveles de discrecionalidad de su antecesora, canalizó los recursos hacia medios comerciales grandes que apoyan su gestión, restándole participación a empresas medianas y pequeñas. Estas se hallan en una situación comprometida, dado que además los ingresos publicitarios del sector privado caen como consecuencia de la retracción económica general y del aumento de la participación de intermediarios como Google y Facebook en la distribución de la torta.

Los empresarios de medios han sido, en su mayoría, eficaces pilotos de tormentas en los últimos 30 años en los que lograron gestionar los factores productivos en escenarios de inestabilidad política y de recesión. La tramitación de la asistencia estatal fue clave en esa estrategia de supervivencia y, al menos desde la recuperación constitucional de 1983 en adelante, todos los gobiernos colaboraron para sostener o levantar la economía de los medios. La vigente “Ley de Preservación de Bienes Culturales” sancionada por el Congreso en junio de 2003 es una muestra consumada de la capacidad de obtener beneficios del Estado. Sin embargo, a la actual crisis económica que limita sus ingresos se le suman dos procesos disruptivos de carácter exógeno: el cambio tecnológico digital por un lado y la ejecución de las políticas de medios de Macri por el otro.

La pérdida del control de la cadena de distribución, exhibición y venta de productos por la irrupción de intermediarios digitales como Facebook y Google, y la competencia de contenidos que antes eran de difícil ingreso al mercado doméstico, configura un escenario donde lo que predomina es la incertidumbre. Por ejemplo, los cableoperadores, muchos de los cuales venden servicios de conexión a Internet, observan que Netflix u otros servicios de catálogo captan la atención de sus clientes sin siquiera una oficina en el país.

En segundo lugar, el cambio en el modo de intervención estatal a partir de la asunción de Macri descoloca la inercia del disciplinamiento que exigía el kirchnerismo como condición para compensar una línea editorial oficialista con la provisión de recursos económicos directos (publicidad oficial) e indirectos (por ejemplo, extensión de licencias, canje de deudas previsionales y fiscales): hoy esos códigos quedaron sepultados por una gestión que premia fundamentalmente a los más concentrados y a los intermediarios digitales, pero que no elabora políticas de compensación para el resto del ecosistema. En el credo de los funcionarios del gobierno y de sus predicadores intelectuales, la libertad de expresión se remite a la sobrevivencia de los grupos más fuertes del mercado. Los grupos más fuertes, vale recordarlo, son por añadidura, y no casualmente, los más reforzados. Si ayer disciplinaba la política, hoy disciplina el mercado.

Como en otras etapas críticas, algunos de los actores hoy amenazados desempolvan el discurso del interés público y recuerdan las obligaciones que compelen al Estado a dar respuesta a sus reclamos a partir del ejercicio metonímico de confundir su interés particular con el general. Su “economía moral” en contextos de crisis apela a la solidaridad estatal para con sus organizaciones. Sin esa intervención, los precios de venta de sus empresas serán más bajos y, para quienes no vendan, el horizonte es inquietante.

Extraído de La Izquierda Diario

ESPN viola la Conciliación Obligatoria y no permite el reingreso de los 12 compañeros despedidos

espn-despidos3

La firma Entertainment and Sports Programming Network (ESPN), propiedad de la cadena de televisión estadounidense ABC, a su vez controlada por The Walt Disney Company, debía acatar la decisión del Ministerio de Trabajo que obliga a la empresa a retrotraer la situación al día cero cuando cesanteó a 12 trabajadores.

La cartera laboral ya ha permitido este tipo de ilegalidades que tienen que ver con que las patronales hagan como que respetan la medida pero no permiten el reingreso de los empleados en cuestión. Se le permitió ese tipo de violación a Daniel Hadad en Infobae, quien dejó en la calle a una colega y cuando intervino el organismo estatal que conduce Jorge Triaca, le dio el privilegio de llevar adelante la conciliación a su gusto.

Un día después de firmada conciliación la iniciativa legal dictada por el ministerio en el conflicto de los 12 desafectados de ESPN, la empresa incumplió la misma al no reinstalar en sus funciones a los trabajadores echados, pese a que el dictamen así lo indicaba.

El sábado, estos compañeros se hicieron presentes en su lugar de trabajo y se encontraron con la imposibilidad de poder ingresar al lugar donde cumplen funciones. Advertido el Sindicato Argentino de Televisión (SATSAID), desde su cuerpo de delegados en la comisión interna de ESPN informaron que nada se podía hacer al respecto porque de incumplir la conciliación se corría el riesgo de perder la personería gremial.
Desde La Naranja de Televisión se denunció, esto que denominó una “extorsión que intenta esconder la complicidad de la burocracia de la Azul y Blanca en este nuevo ataque patronal sobre los trabajadores de ESPN”. Esta data incorporó el fin de semana sobre el conflicto La Naranja de Televición, la reproducimos:
PERSECUCIÓN SINDICAL
Entre los 12 despedidos se encuentran los candidatos por la Lista Gris en las ultimas elecciones de delegados en Abril pasado.
El ataque contra el activismo al interior de la empresa no es nuevo. En Enero de 2014 los despidos de Patricio Pérez y Paulo Cúneo, integrantes de La Naranja de Televisión, fueron en esa dirección. Hoy los compañeros se encuentran  en juicio por su reinstalación por discriminación gremial.
El avance patronal sobre las condiciones de trabajo en la empresa necesita erradicar cualquier tipo de activismo que se oponga. 

Desde La Naranja de Televisión repudiamos los despidos y exigimos la reincorporación inmediata de los 12 compañeros despedidos y llamamos a los trabajadores de ESPN a debatir en asamblea el inicio de un plan de lucha para reincorporar a los compañeros.

La violación de la conciliación por la parte patronal habilita a que los trabajadores nos pongamos en movimiento. 

¡No a los despidos!

¡No a la persecución sindical!

¡Reincorporación inmediata de los 12 trabajadores!

¡Basta de despidos en televisión!

Radio Nacional: Ratifican la continuidad de 185 puestos de trabajo

radio-nacional-fatpren

La Mesa Nacional de Trabajadores de Prensa continúa negociando por las situaciones de compañeros cuyos contratos la empresa pretende dar de baja y que fueron denunciados como fraude laboral y, en algunos casos, como persecución ideológica.

La Mesa Nacional de Trabajadores de Prensa se reunió el martes 14 de diciembre con el vicedirector ejecutivo de Radio Nacional, Pablo Ciarliero.
Durante la misma se comprometió la renovación de 88 contratos de “locación de obra” que corresponden a trabajadores que cumplen funciones en diferentes emisoras.
La empresa informó de la situación de otros 15 contratos, bajo la condición de fraude laboral, que pretende dar de baja sin motivo o causa que justifique tal medida por lo que la Mesa Nacional de Trabajadores de Prensa rechazó de forma enérgica tal pretensión.

En Córdoba, la determinación de los trabajadores y su sindicato lograron la reincorporación de la compañera injustamente cesanteada así como la continuidad del espacio periodístico en el que se desempeñaba.
Causa especial preocupación la situación en Santa Fe donde su director pretende despedir a un número importante de trabajadores en condición de fraude laboral.

Se estableció una nueva reunión para el martes 20 próximo para continuar discutiendo este aspecto.
La empresa se comprometió a presentar ese mismo día una resolución por escrito que formalice la continuidad de la totalidad de los contratos denominados “eventuales” y de los “locación de obra” ya mencionados, habida cuenta de que por problemas administrativos no se podrán firmar los nuevos contratos antes del 31 de diciembre.
Ese día también se comprometieron a informar sobre las condiciones de los nuevos contratos.

En relación al bono de fin de año, desde la Mesa Nacional de Trabajadores de Prensa se insistió en la necesidad de otorgar un bono debido al evidente deterioro del poder adquisitivo del salario para todos los trabajadores de todas las radios de RTA, de lo cual aún no ha habido respuesta por parte de la empresa.

Extraído de sitio de FATPREN

Radio Nacional Santa Fe quiere avanzar con despidos en los medios públicos

Hace poco más de una semana informábamos sobre la posibilidad de que el director de LRA 7, Radio Nacional Córdoba, Orestes Lucero, pretendiera avanzar con la no renovación de contratos para dejar en la calle a varios trabajadores de esa señal estatal que tiene 50 filiales en todo el país, y que en este último año viene sufriendo una permanente serie de conflictos. En este caso es la sede de la provincia Santa Fe donde, donde otro de estos personajes impulsa la salida de empleados de la emisora. Se trata de José Zenclussen, quien ha puesto en Estado de Alerta a los colegas de la radio y este lunes realizan una movilización. Les compartimos la información y todo el apoyo de La Interradial/SiPreBA:

nacional-santa-fe

radio-nacional-santa-fe4

El Director de Radio Nacional Santa Fe y empresario de medios de comunicación de la ciudad de Esperanza, José Zenclussen, comunicó finalmente su intención de mantener el despido de periodistas en la radio estatal que dirige. 

Ante esta actitud insensible y caprichosa la Asociación de Prensa de Santa Fe resolvió lanzar un plan de lucha cuyo objetivo es defender el trabajo que sostiene a las familias de los trabajadores de la radio.

Como primera medida se resuelve disponer un paro de 24 horas el lunes 19 de diciembre en Radio Nacional Santa Fe.

Ese mismo día se realizará una movilización, a las 10.30 horas, frente a la puerta de la emisora cita en Juan de Garay 2960.

Convocamos a todos los trabajadores y trabajadoras de prensa a manifestar su solidaridad con nuestros compañeros que pretenden despedir e invitamos a organizaciones sindicales, políticas, sociales y de derechos humanos al acto que llevaremos a cabo frente a la radio.

Gabriel Michi presentó “Cabezas, un periodista, un crimen, un país”, el libro imprescindible

michi-libro

El querido periodista y amigo Gabriel Michi, presentó ayer en el Congreso Nacional acompañado de gran cantidad de trabajadores de prensa, amigos y familires, su nuevo libro “Cabezas, un periodista, un crimen, un país”. Fue un acto repleto de emotividad, anécdotas, información que todavía no se conocía y está en el material, y recuerdos que trajeron al presente la figura del fotógrafo asesinado en Pinamar el 25 de enero de 1997. Falta poco para que se cumplan los 20 años de ese crimen atroz.

Michi expresó que “la idea de escribir este libro me estuvo rondando durante mucho tiempo. Más allá de mi relación personal con José Luis, que era mi amigo, y que de alguna manera fui protagonista de mucho de los hechos, el objetivo de este trabajo es por un lado mantener viva la memoria de lo que pasó, de la dimensión humana de esta tragedia, que fue una bisagra en la historia del periodismo en democracia, y de cómo era el país en ese momento”.

En ese sentido, agregó, “el crimen de José Luis fue un antes y un después en el trabajo de los periodistas, y la reacción monolítica de la prensa de ese momento para que la investigación no se cayera, para que no la pudieran sofocar, fue determinante para que no volviera a ocurrir un episodio de semejantes características”.

Gabriel era el compañero de Cabezas cuando lo mataron tras un trabajo periodístico en el que retrató al “Amarillo”, como lo habían bautizado por el color de sus camionetas de traslado de correo quienes conocían sus negociados oscuros, a Alfredo Yabrán.

Para que sepan sobre la calidad de este trabajo de Michi, sobre el final habló Gladys Cabezas, hermana de José Luis, quien llamó hermano postizo al colega periodista y autor de este texto imperdible y le dijo palabras que dejaron muda a toda la concurrencia. Manifestó que había devorado el libro en dos días y que gracias a él ahora entendía porque habían matado a su hermano, porque aseguró “yo salí del juicio sin entender porqué le habían hecho eso, sin embargo ahora lo entiendo”.

El texto, que ya está disponible en todas las librerías del país, no es una biografía o un relato de lo que pasó aquel verano de los ’90, sino una investigación exhaustiva que merece ser leída por todos los argentinos.

Integrantes de La Interradial/Sipreba acompañaron al compañero que también es uno de los empleados de Radio América que jamás dejó de estar al lado de sus pares para bancar la parada en un vaciamiento brutal que sigue impune.

img-20161215-wa0095

ESPN despidió a 12 trabajadores! Estado de alerta y hoy movilización!

espn-despidos

espn-despidos2

Desde principio y finales del mes pasado ya se denunciaba el plan de vaciamiento de Entertainment and Sports Programming Network (ESPN), propiedad de la cadena de televisión estadounidense ABC, a su vez controlada por The Walt Disney Company, reponsable de ESPN.

A las pruebas nos remitimos y en las últimas horas la empresa decidió 12 despidos. Así lo comunicaros los colegas:

Compañeros: Con el paso de las horas se siguió incrementando la cantidad de despedidos en ESPN Sur SRL, hasta llegar a 12 compañeros, de los sectores de Exteriores y Producción que están bajo las modalidades de jornada discontinua y parcial. 

En este contexto, las asambleas en las sedes de Tomkinson 1750, San Isidro, y Maipú 939, Ciudad Autónoma de Buenos Aires, que convocamos ayer y llevamos a cabo ayer miércoles con muy buena asistencia (más de 100 personas entre las dos) decidieron por votación unánime decretar el estado de asamblea permanente y llamar a una movilización para hoy jueves 15/12 a las 13.00 en las puertas de ambas sedes. 

Cuando nos encontremos en esa movilización, realizaremos asambleas simultáneas tanto en TMK como en Maipú para seguir decidiendo entre todos los pasos a seguir en este plan de lucha. 

Como ya les dijimos, hoy más que nunca es clave la presencia de todos. Tenemos que estar juntos para enfrentar y revertir este duro golpe que intentan asestarnos. 

Un fuerte abrazo

Contactos de la Comisión Interna ESPN
Gustavo Bruzos (celular: 1154074421)
Joel Kotlar (Celular: 1138946306)
Eugenio Martínez Ruhl (Celular: 1157394345)
Diego Garisoaín (Celular: 1164086781)

También La Naranja de Televisión hizo una nota al respecto que les compartimos:

La patronal de ESPN despidió al menos a 11 compañeros de las áreas de producción y técnica y bajo la modalidad de contratación de jornada discontinua y parcial. Entre los despedidos, se encuentran compañeros de la Lista Gris, la cual viene participando en las elecciones de comisión interna desde hace ya cuatro años y es opositora a la Azul y Blanca ligada a la directiva del Sindicato Argentino de Television (SATSAID). Desde La Naranja de Televisión repudiamos los despidos y exigimos la reincorporación de todos los compañeros despedidos.

Cerca de un centenar de trabajadores asistieron a las asambleas llamadas de urgencia ante los despidos.
En votación unánime los compañeros votaron el estado de asamblea permanente hasta mañana, donde cerca del mediodía el ministerio de trabajo citó a audiencia.
Desde nuestra agrupación, La Naranja de Televisión, advertimos sobre la posibilidad del dictado de una conciliación obligatoria sin los compañeros adentro. La experiencia con los despidos de 2014 en ESPN y C5N, donde los compañeros no fueron reincorporados, está aún latente y no debe ser repetida.
En la asamblea planteamos rechazar cualquier conciliación que deje a los compañeros afuera, que la asamblea de trabajadores refrende cada instancia en el ministerio de Trabajo y el llamado a un plan de lucha. La moción tuvo muy buena aceptación por parte de los compañeros. 
Durante el desarrollo de la asamblea, los compañeros señalaron con acierto cómo los despidos eran consecuencia del durísimo ajuste que vienen desarrollando las empresas del gremio y en particular Disney Company tanto en ESPN como en Non Stop, empresa tercerizada de los canales Disney, XD y Junior.
La posibilidad de realizar medidas conjuntas está latente. 
Un primer avance fue la realización de la asamblea en la sede de Maipú, en el pasillo de entrada, donde a los trabajadores despedidos se les impedía el acceso. El pedido de los compañeros despedidos de votar la realización de la asamblea en las puertas de la empresa tuvo eco y los compañeros pudieron participar. 
Mañana, jueves 15 de diciembre, el sindicato movilizará a ambas sedes cerca del mediodía y se desarrollarán nuevamente asambleas para evaluar los pasos a seguir. 
Desde La Naranja de Televisión exigimos la reincorporación de todos los compañeros despedidos y repudiamos cualquier tipo de ajuste que recaiga sobre los trabajadores.
¡Reincorporación de los 11 compañeros! ¡No a los despidos!