Importante marcha en la puerta de Canal 26 de Pierri contra los más de 40 despidos

pierri-marcha-en-la-puerta-4-10-2

pierri-marcha-en-la-puerta-4-10-4

pierri-marcha-en-la-puerta-4-10

pierri-marcha-en-la-puerta-4-10-3

Hace años que todas las empresas del mal llamado empresario, Alberto Pierri, vienen efectuando despidos por goteo. Tanto en su poderosa Papelera Tucumán como en el multimedios que le pertenece, y tiene como nave insignia a la operadora de cable Telecentro.

Lo de Canal 26 se hace más visible porque se trata de colegas periodistas, que no sólo los que nos dedicamos a esto vemos trabajar, y de repente un día desaparecen, sino que los propios televidentes van dando cuentas de que algo extraño ocurre.

Eso extraño que sucede es que desde el 10 de diciembre, cuando asumió el gobierno de la Alianza Cambiemos, encabezada por Mauricio Macri, el propietario de este holding mediático tuvo licencia para echar trabajadores a mansalva. A poco de cumplirse 10 meses de la nueva administración, la señal que tiene su sede central en la localidad de San Justo, Partido de La Matanza, ya dejó en la calle a más de 40 familias.

Esta vez el ex presidente de la cámara de diputados nacional del menemismo se encargó, con la complicidad gubernamental y judicial, de cesantear a empleados que tenía precarizados hace años con contratos basura que se renovaban cada dos meses, algo que viola cualquier convenio laboral, y también a los que estaban registrados y tenían antigüedades que iban desde los 15 a 20 años. Entre ellos periodistas, camarógrafos, técnicos, editores, administrativos, etc.

La avanzada de esta patronal envalentonada por la coyuntura intentó ser frenada con varias medidas de fuerza, desde movilizaciones como la de hoy, hasta paros y reclamos en los mismos estudios de la emisora. La respuesta de la empresa fue despedir más gente, y la del Ministerio de Trabajo que encabeza Jorge Triaca, insólita: “salvo que el conflicto lleve a que el canal no esté en el aire, la cartera no puede dictar ninguna Conciliación Obligatorio para entrar en el marco de una negociación entre sindicatos y el Grupo Pierri.”

Tanto Triaca como Ezequiel Sabor, Secretario de Trabajo de la Nación, saben que la compañía cuenta, en base al miedo que ha impuesto con este esquema de vaciamiento rápido, con ya poquísimos, pero suficientes empleados como para mantener el 26 funcionando a mínima escala. Además la patronal cuenta con un fuerte ejército de seguridad privada que cuida las instalaciones de la Avenida Juan Manuel de Rosas 2860 para que quienes desarrollan manifestaciones en favor de sus justos reclamos no se acerquen mucho a las instalaciones de la emisora.

Es tal el aval de la administración Macri, que muchos de los despedidos se enteraron de que estaban desafectados del medio cuando llegaban a cumplir su horario laboral o porque alguien les avisaba cuando se tomaban días de vacaciones o licencias por enfermedad. Así y todo, esa falta mínima de preaviso, tampoco fue multada por las autoridades de la cartera de trabajo.

Como ya hemos denunciado, por el contrario, frente a todas estos imcumplimientos y atropellos a las normativas vigentes, Alberto Pierri, fue uno de los primeros beneficiado con la posibilidad de explotar el Triple Play en épocas del kirchnerismo, y ahora es premiado por el macrismo con licitaciones como la de operadores móviles virtuales (OMV) -prestadores de telefonía móvil que funcionan sobre redes de terceros-, que ya sumó dos nuevos licenciatarios, Virgin Mobile y Telecentro; de prestadores de TV por suscripción, que reintrodujo la obligación de los cables de emitir las señales estatales y las de noticias (conocida como must carry); de redes de radio y TV privadas.

La movilización convocada esta mañana fue por los despidos que ya se realizaron pero también porque ya se sabe que más compañeros quedarán cesantes. Esto fue confirmado por la propia firma, que aduce que esto se debe a una reestructuración. Una endeble  justificación, por llamarla de algún modo, para ejecutar semejantes avasallamientos. Al parecer la idea de PIerri es vaciar el canal y comercializar los espacios con productoras privadas. En medio de esta gravísima situación, hasta los pocos que creen que por ahí pueden salvar sus puestos de trabajo no adhiriendo a las medidas de fuerza, saben que tarde o temprano les tocará ser víctimas de este achique que no cesa.

Desde el primer día La Interradial/SiPreBA brinda su insobornable apoyo a quienes se han quedado sin trabajo y a los que todavía siguen viviendo de su actividad en esa emisora. Ninguna interna política, gremial o de agrupaciones va a conseguir que eso cambie. Seguiremos esta lucha en favor de nuestros compañeros más allá de cualquier nimia, mediana, o gran diferencia. Si no nos unimos los trabajadores de todas las organizaciones sindicales, o independientes de prensa escrita, radial y televisiva, para frenar este sistemático plan de reducción de plantillas laborales, eso que los autodenominados empresarios, consideran costos, habrá cada vez menos empleos, más precarizados, y muy mal remunerados. Si permitimos que eso ocurra, las endebles discusiones por intentar imponer mezquindades y personalismos nos van a conducir a la absoluta e inevitable debacle a todos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: