Cada vez se confirma más la relación entre Szpolski y la AFI (ex SIDE)

GALLEA

En mayo de este año, el legislador porteño de Bien Común, titular de La Alameda, y hombre de confianza del Papa Francisco, Gustavo Vera, denunciaba en una reveladora entrevista conseguida por los trabajadores de la todavía autogestionada Radio América, las oscuras vinculaciones entre Sergio Szpolski e importantes operadores de los servicios de inteligencia del Estado. En los micrófonos de la AM 1190, el dirigente contó que la relación del ex candidato a intendente del Tigre por el FPV con la SIDE empezó a partir de los años ’90, y agregó que Juan José Gallea, ex director de finanzas y accionista del G-23, actual número 3 de la Agencia Federal de Inteligencia, fue quien llevó las valijas a Mario Pontaquarto con el dinero de las coimas para que el Senado aprobara la ley de reforma laboral que iba en detrimento de todos los derechos de los trabajadores en épocas de La Alianza.

Vera inició denuncias judiciales contra Gallea y Darío Richarte, también CEO del holding 23 y cercano a la actual AFI. La misma es por enriquecimiento ilícito, las iniciativas legales cayeron en manos del juez Luis Rodríguez, también relacionado a los agentes argentinos junto al fiscal de la causa, Carlos Stornelli, todos integrantes de la actual dirigencia de Boca Juniors.

Según explicó “Richarte se hizo empresario en los peores momentos de diciembre de 2001 robando fondos del Servicio de Inteligencia del Estado”. De hecho, según la información que maneja el diputado, el propio Gallea junto a otros cómplices aprovecharon los conflictivos días 19 y 20 de diciembre para llevarse dinero. Algo que según explicó “es vox populi en los tribunales de Comodoro Py”.

“Gallea regenteaba empresas fantasmas hasta que transfiere bienes del Estado a norteamerica donde luego, y a través de Richarte, se asocia a Szpolski como gerente del G23 y como uno de los principales accionistas de la panificadora Sacaan, empresa que auspiciaba en el multimedios y lugar donde hoy se desempeña la esposa de Jaime Stiuso”, manifestó el legislador.

Un mes antes de estas declaraciones y en la misma línea, la diputada nacional por la alianza Cambiemos denunció a Szpolski, Darío Richarte, Francisco Javier Fernández y Juan José Gallea, a quienes considera directivos del grupo Veintitrés, por “insolvencia fiscal fraudulenta, simulación dolosa de pago y/o alteración dolosa de registros”.

Hace horas, frente a la inexplicable e injustificable impunidad con la que se sigue manejando el SS, quien continúa sin ser llamado por la Justicia, Carrió redobló la apuesta y exigió la salida de Gallea de la Agencia Federal de Inteligencia. Así lo contó en su nota para Clarín Alejandro Alfie:

La diputada Elisa Carrió pidió la renuncia del director de Administración y Finanzas de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), Juan José Gallea, cargo para el que fue designado por la actual gestión macrista.

“Juan José Gallea debería estar dando explicaciones ante la Justicia en la denuncia que hice por el vaciamiento y los fondos negros del grupo Szpolski”, dijo Carrió a Clarín. “Debería estar haciendo eso y no ocupando un lugar como funcionario público. Y mucho menos en un lugar de la sensiblidad que tiene la SIDE”, agregó la cofundadora del oficialista frente Cambiemos.

Es que el funcionario de la AFI, Gallea, cumplió un rol importante en el grupo de medios de Sergio Szpolski y Matías Garfunkel, donde fue gerente general de 2009 a 2012, y luego siguió haciendo algunas tareas, hasta que se disolvió el grupo ultra K y entró en la AFI.

Carrió presentó una denuncia hace cuatro meses ante el juez en lo Penal Económico Alejandro Catania, para que se investiguen “posibles ilícitos” del grupo Szpolski, como “maniobras fraudulentas en desmedro del fisco y de sus acreedores en general”. Y solicitó que se investigue a Szpolski, Gallea, Darío Richarte y Javier Fernández, por su rol dentro del grupo de medios.

Carrió pidió que se hagan pericias sobre los estados contables de todas las empresas que eran del Grupo Veintitrés, que la AFIP “remita toda la información patrimonial” de sus accionistas, así como las de Gallea, Richarte y Javier Fernández. También reclamó que se informe sobre reportes de operaciones sospechosas de esas personas y empresas de lo que fue el Grupo Veintitrés. Y pidió que el juez cite a declarar a Garfunfel, ya que el ex socio de Szpolski había dicho que “el Grupo Veintitrés fue una vaciadora, y Szpolski un testaferro” de Gallea, Richarte y Fernández, a quienes adjudicó el rol de socios ocultos de Szpolski.

Richarte es vicepresidente de Boca Juniors y mano derecha del presidente del club, Daniel Angelici; mientras que Javier Fernández es auditor general de la Nación (FPV-PJ) y figura como prestamista del grupo Szpolski.

La AFIP presentó otra denuncia ante la Justicia el mes pasado contra el grupo Szpolski, por la evasión de $ 85 millones de impuestos y aportes de la seguridad social, donde estaría implicado Gallea. Y allí la AFIP destacó que en la denuncia “se puso énfasis en las relaciones societarias subyacentes, con la intención de abarcar a aquellos sujetos que podrían ostentar el dominio de los hechos de evasión que se denuncian”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: