Clarín responde con amenazas a los justos reclamos de sus trabajadores

RUIDAZO AGEA CLARÍN

El miércoles 30 se realizó una asamblea de los trabajadores de Agea para conversar sobre los avances de los pedidos a la gerencia de Recursos Humanos. Ante las pocas novedades, de manera unánime decidimos hacer un ruidazo que comenzó en la redacción, recorrió todos los pisos y llegó al subsuelo del diario”, señala el comunicado de los trabajadores de AGEA-Clarín. El video de la protesta que recorrorrió el edificio del matutino se puede ver aquí.

Los trabajadores de prensa de Clarín junto a sus delegados del Sindicato de Prensa de Buenos Aires (SiPreBA) reclaman: un bono por única vez de 6.000 pesos, en compensación por la inflación, un aumento del 20% a cuenta de la paritaria 2016, contra las promesas de aumentos en sueldos muy bajos y sueldos medios y efectivizaciones recategorizaciones incumplidas; entre otros reclamos.

Por otra parte, la asamblea “votó de forma unánime declarar el estado de alerta por la situación de los compañeros que ya no serán parte de Muy y a los que la empresa se comprometió a reubicar respetando funciones y consensuando los nuevos francos y horarios.”

Mientras tanto, el jueves pasado, el SiPreBA realizó las primeras elecciones de delegados en la planta impresora de Clarín, siendo elegidos Alejandro Ontivero y Diego Bruschini. Según denunció la comisión interna, la “elección se tuvo que hacer en la vereda, porque la empresa no cedió ni lugar ni padrón. Solo una férrea custodia. Además, amenazó con represalias a todos aquellos que participaran en el comicio “. Y se preguntan: “¿Cómo una empresa de comunicación, moderna, defensora de los valores democráticos, puede adoptar una actitud tan retrógrada?”. Una historia que nos remite al bruta ataque anti-sindical del diario de Noble-Magnetto del año 2000, que terminó con el despido de 119 trabajadores y toda su comisión interna. Por otra parte, en 2014, cuando la empresa se enteró de la intención de los trabajadores de elegir delegados en Zepita, “mandó a la Utpba (viejo sindicato burocrático) a llamar a una pseudo elección de un día para el otro (literalmente) violando todas las normativas legales para una convocatoria. Votaron apenas siete trabajadores apretados por la empresa, a lo que se sumaron otros con jubilación anticipada a los que el diario mandó a buscar en autos”.

Además, los delegados denuncian que los trabajadores de la planta de Zepita son los más precarizados con una modalidad de trabajo como jornaleros. Señalan que “Alejandro, flamante delegado, quien al igual que sus compañeros hace 11 años que espera ser efectivizado. Firmando contratos por día que nunca le dejan leer ni mucho menos conservar. 11 años sin tomarse vacaciones, porque si no trabaja, no cobra. Y Alejandro tiene 9 hijos. ¿Qué hizo la empresa? Desde que se enteró que iba a ser candidato a delegado lo dejó de llamar a trabajar. Ya perdió una semana. Una semana sin trabajar. Una semana sin cobrar. Persecución gremial.”

Extraído de La Izquierda Diario

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: